¿Recordás a Borocotó?: comunas al borde de la borocotocracia
En diciembre se cumplirán seis años de aquel suceso bochornoso de transfuguismo político conocido como "borocotización". Parece lejano aquel episodio que tuvo como protagonista a Eduardo Borocotó. Pero esta práctica de deslealtad ha derivado en una forma de gobernar. Mendoza no es la excepción. El desesperado adelantamiento de las elecciones municipales puede ser un acto de este tipo, donde el votante es cola de perro.

Tránsfuga: 1. com. Persona que se pasa huyendo de una parte a otra. // 2. Persona que pasa de un partido político a otro: "se está debatiendo la posibilidad de que los tránsfugas pierdan sus escaños en el Parlamento". También se escribe trásfuga, tránsfugo y trásfugo.

Aquella imagen, cuando Borocotó pasó al kirchnerismo.

Un típico caso de transfuguismo fue el de Eduardo Lorenzo Borocotó. Luego de militar en un sector del peronismo junto al ex policía Luis Patti en 1996 y luego de ocupar por dos períodos una banca en nombre del cavallismo, en 2005 ganó una diputación nacional como representante de Propuesta Republicana (PRO), la fuerza que lidera Mauricio Macri. Antes de asumir, Borocotó anunció un bloque unipersonal afín al oficialismo. El PRO intentó impugnar su cargo pero no lo logró, y Borocotó fue un legislador kirchnerista. Después se conoció el motivo de esa acción, de acuerdo a uno de los cables secretos de la Embajada estadounidense: Borocotó se hizo kirchnerista para que su hijo consiguiera un cargo en el gobierno nacional con un lucrativo sueldo.

A partir de aquel lamentable episodio, cualquier deserción, traspaso furtivo o traición política se transformó en parte de la “borocotización”, término acuñado como conclusión de una entrevista que el mismo Borocotó le dio a radio Continental, donde intentó explicar su acto de transfuguismo.

Pues bien, por lo que se puede ver desde 2005 a esta parte, la borocotización pasó a ser una de las prácticas desleales de la política por la cual se abusa de las instituciones para lograr un fin egoísta. Lo que significa que, en lo conceptual, hay más de un "borocotó" en la fauna política. Y en esta oportunidad es posible que los mendocinos estemos ante un acto de borocotización más explicito y donde no sólo sean las instituciones las víctimas, sino también los propios ciudadanos de manera directa. Los votantes ahora pueden ser el blanco de esta nueva maniobra que se puede concretar en esta semana que se inicia.

Un sistema perverso a punto de ser aplicado

El punto es que algunos de los intendentes radicales, asustados por el resultado de las elecciones primarias del domingo 14, pretenden definir que en sus territorios se vote el 2 de octubre. O sea, antes del 23 del mismo mes, para escapar al tan temido efecto arrastre nacional que representa la presidenta Cristina Fernández.

Las consecuencias para las comunas gobernadas por los intendentes espantados pueden ser fatales, pero se sienten que caminan por la cornisa, y a veces quienes padecen de estos síndromes creen que mejor es el salto al vacío. El caso es que Mario Abed de Junín, Gerardo Del Río de Rivadavia y Alfedo Cornejo de Godoy Cruz están por definir que sus comicios se realizarán adelantados, cuando antes del domingo 14 nada de esto estaba previsto.

Borocotó para todos

Pero la borotocracia (el gobierno de los "borocotós") no es nueva, y sería injusto marcar a estos radicales como los pioneros de un hecho borocotocrático. También los justicialistas lo contemplaron antes de noviembre del año pasado, cuando el Ejecutivo nacional no gozaba de buena imagen pública y ya todos hablaban –especulaban– con el postkirchnerismo. MDZ advirtió en abril de 2010 que la "desdobladora" era una idea que daba vueltas por los despachos de los jefes comunales peronistas. El motivo para medir la posibilidad de desdoblar las elecciones municipales de parte de los peronistas fue que desconfiaban de las condiciones en que llegaría el gobierno nacional a octubre de este año y, para colmo, veían al gobierno provincial como un saco de plomo en medio de un posible naufragio electoral. Pero murió Kirchner y el clima cambió y la imagen presidencial se fue a las nubes y la "desdobladora" fue guardada en el placard peronista hasta otra emergencia.

Es decir que la borocotocracia es una forma de gobierno para cualquier color partidario, más si los mecanismos institucionales lo permiten. Por lo que las instituciones y las leyes se convierten en meras piezas de la ingeniería electoral. El resto no importa.

Sin derecho

El propósito de esta columna es expresar el malestar que se percibe en cualquier hogar mendocino cuando se aborda el tema: qué votar y cuándo hacerlo. El asunto es la imprevisión de los gobernantes, que se sirven el menú electoral a su gusto o necesidad, pero a la hora de pagar la cuenta les pasan la factura a los gobernados. No hay reglas claras, y eso se aprovecha en esta etapa de supervivencia política.

Usando la famosa y bastardeada autonomía municipal es que los intendentes pueden determinar, según sus propósitos individuales o partidarios, las fechas de sus comicios departamentales. Pero poco les importa a los jefes comunales qué piensan los votantes al respecto, y eso degrada el acto democrático del voto a un episodio borocotocrático ¿Por qué? Porque obliga al ciudadano a ir a las urnas sin la suficiente información y cuando se le ocurra al intendente de turno, bajo el hipócrita mensaje de la "autonomía municipal". En términos reales, descreen del razonamiento ciudadano y del voto como un acto de libertad y determinación individual para determinar el destino colectivo. Como dice cualquier vecina bien mendocina cuando se siente estafada: "No hay derecho". Y en este caso, literalmente, la frase barrial tiene asidero.

No significa que la autonomía municipal debe ser desdeñada, al contrario, es una proclama constitucional, pero que merece ser reglamentada para darles seguridad jurídica a los empadronados en el listado electoral. Los ciudadanos y vecinos de los municipios se merecen el debido respeto de parte de quienes son sus delegados (los intendentes y concejales), en el sentido democrático y republicano más puro.

En ese sentido, los argumentos de desdoblar planteados en mayo por Alfredo Cornejo en todo el territorio provincial parecieron adecuados en ese momento, sólo que los sujetó a la voluntad de sus pares. Tanto es así que no se llegó a un acuerdo porque no se quería perjudicar las posibilidades de la UCR. Quizá lo más lógico para escapar al transfuguismo electoral podría haber sido un proyecto de ley que modificara la Ley de Municipalidades o reglamentara la autonomía municipal para el caso del llamado a elecciones municipales.

Los que se animaron también lo hacen para sobrevivir

En primer plano, Víctor Fayad y Eduardo Difonso.
 Por otro lado, los únicos que se animaron adelantar las elecciones distritales fueron, justamente, dos intendentes que actúan como líberos en sus respectivos partidos. El sancarlino Jorge Difonso (PD) y el capitalino Víctor Fayad (UCR), quienes anunciaron sus elecciones en febrero y abril, respectivamente, y las fijaron para el 14 de agosto y luego la prorrogaron para el domingo 28 de este mismo mes.

Desde un punto de vista crítico, está claro que lo hicieron porque desde hace rato sus trayectorias se trazan en función de sus acciones individuales y ambos insisten en convertirse en referentes territoriales más que en líderes partidarios. Al final, el sentido de la conservación de la especie es lo que prima.

Los otros intendentes, los radicales en este caso, llevaron al extremo los tiempos, porque pensaron que todavía tenían chances de mantener el poder en sus distritos. Claro que después del domingo 14 los invadió el pánico a la pérdida del poder y con eso también la pérdida de una fuente de recursos públicos que, entre otras necesidades, cubre la demanda salarial de sus militantes y seguidores. Un fenómeno borocotocrático si tenemos en cuenta por qué Borocotó se pasó al kirchnerismo hace siete años. Estos son algunos de los motivos para adelantar las elecciones confesados por esos militantes a puertas cerradas pero que nunca serán admitidos públicamente por los intendentes.

El antídoto a esta enfermedad es más institucionalidad, pero debe ser impulsado por la dirigencia política, la paradoja es que los mismos dirigentes son parte del problema. De este modo, son ellos los que tienen que actuar sin mezquindades para salir del atolladero. Hay buenos ejemplos en el país durante todo este periplo electoral que muchos ciudadanos han "sufrido" por falta de información. Se ha visto y se ha practicado el sistema de boleta única en las elecciones provinciales de Santa Fe y Córdoba que desmantela el engaño que lleva consigo la lista sábana de candidatos. Las lecciones primarias, como estas nacionales que se concretaron hace ocho días, también son un buen ejemplo, pero más aún son las primarias santafesinas, donde sí hubo verdaderas elecciones internas con más de un candidato por partido.

Todos son buenos ejercicios para imitar pero todos están convalidados por sus leyes correspondientes. Y si bien lo más probable es que otra vez los vecinos terminen yendo a votar cuando se les ocurra a los intendentes, es hora de aplicar los mecanismos republicanos y que los legisladores oficialistas y opositores "jueguen" a legislar en beneficio de la democracia y en detrimoento de la borocotocracia.     

Autor: Jorge Fernández Rojas, en Twitter @jfrojas    

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (9)
1 de Noviembre de 2014|06:30
10
ERROR
1 de Noviembre de 2014|06:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
marioj.23 de Agosto de 2011|21:28
CUAL DE TODOS SE ANIMA A TIRAR LA PRIMERA PIEDRA. SON TODOS CORTADOS CON LA MISMA TIJERA, SE OLVIDAN RAPIDITO QUE TANTOS UNOS COMO OTROS, HACEN LA QUE MAS LE CONVIENE.-
9
lanzadolfo22 de Agosto de 2011|22:42
teneés razón pero gárpenla de su bolsillo a las elecciones y todo bien si total paliza más paliza menos siempre van a ser hijos nuestros SIEMPRE
8
marioj.22 de Agosto de 2011|20:48
UD., CREE POR VENTURA QUE LO QUE HA ESCRITO ES ALGO NUEVO. ESTO VA PARA TODOS LOS FANATICOS DE CUALQUIER PARTIDO POLITICO: "TODOS, EN MAYOR O MENOR MEDIDA " SON UNOS BOROCOTTO. SON LOS POLITICOS UNOS CALIENTA SOL. EN MENDOZA Y EL PAIS. CAMBIAN DE PARTIDO COMO DE ROPA SUCIA Y NO LES IMPORTA, NO SE LES CAE LA CARA DE VERGUENZA. NO SE OLVIDEN DE UNA COSA MUY IMPORTANTE, PARA SER POLITICO SE TIENE QUE TENER COMO CONDICION UN BUEN ESTOMAGO, PARA TRAGARSE TODOS LOS SAPOAS QUE LE PONEN POR DELANTE.-TODOS SO UN "CAMBALACHE".-
7
marialaloca22 de Agosto de 2011|20:19
En Mendoza nadie le dá la espalda a nadie Los Intendentes Radicales estan utilizando un sistema que le da la democracia para ganar en sus departamentos y no ir en "listas" sabanas con las cuales pueden pueden perder. El 2 de octubre se sabrá si hicieron bien las cosas. Es el pueblo con su voto sí respaldan ó nó su gestión al frente de sus municipios. En este caso no hay "transfugas" que huyan de sus origenes. Son Radicales y adelantar las elecciones es una forma de darle una mano a la fórmula Iglesias y Jaliff. Por supuesto que a los candidatos justicialistas no les conviene. No tienen propuestas ni un proyecto de gobernabilidad para ofrecer, solo cuentan con el posible arrastre de la "madre reina". Estos Intendentes van a responder al Partido....no son Borocotó. Estas muy equivocado en tu nota.
6
zona este22 de Agosto de 2011|16:53
Tránsfuga: 1. com. Persona que se pasa huyendo de una parte a otra. // 2. Persona que pasa de un partido político a otro: "se está debatiendo la posibilidad de que los tránsfugas pierdan sus escaños en el Parlamento". También se escribe trásfuga, tránsfugo y trásfugo.
5
zona este22 de Agosto de 2011|16:52
SON REALMENTE RATAS QUIEREN EL ULTIMO PEDAZO DE QUESO , NO TIENEN IDEOLOGÍA EN 10 AÑOS SE LLAMARON , UCR , ALIANZA , CONSERTACIÓN , CONFE , 503 , UDESO , SON DE CUARTA LOS RADICALES Y LA ÚNICA QUE LES FALTABA ES DEJAR SOLO A SU CANDIDATO A GOBERNADOR , SI HACEN ESO DESAPARECEN Y SE TRASFORMAN EN UN PARTIDO POLÍTICO DEPARTAMENTAL.
4
alpino22 de Agosto de 2011|16:36
Todos buscan su estrategia para seguir aferrados a la silla.... Todas las trampas y patrañas de estos ultimos tiempos han sido ejecutadas por el kischnerismo...
3
franky22 de Agosto de 2011|15:00
EL CASO DE ESTE TRANSFUGA COMO EL DE TANTOS OTROS/AS "REPRESENTANTES DEL PUEBLO" HACE IMPRESCINDIBLE TENER UNA HERRAMIENTA COMO LA "REVOCACIÓN DE MANDATO" PARA ECHAR DE SU CARGO A ESTOS DIRIGENTES QUE NO REPRESENTAN LA VOLUNTAD DE QUIENES LO ELIGIERON Y LO LLEVARON A ESE PUESTO POLÍTICO .
2
francisco198522 de Agosto de 2011|09:26
El Dr. Montbrun, Concejal de Capital (ÑOQUI) fué electo por el P. Socislista, sigue afiliado a la UCR, intervino en las internas, el Viti lo borró y zhora vuelve a ser candidato por el Socislismo y la CC y el ARI. UNA JOYA MENDOCINA DE BOROCOTO
1