“Mi nena es una luchadora y quiero que se recupere”

Luz de los Angeles es la nena de 5 años que el pasado 14 de julio fue atacada por 2 perros Rottweiler, que trata de sobreponerse a esa cruenta vivencia. Su madre lucha por su recuperación. Advertencia, la galería de fotos contiene una imagen que puede herir su sensibilidad.

El pasado 14 de julio la sociedad sanrafaelina se conmovió ante la noticia que informaba sobre el ataque de 2 perros de raza Rottweiler de una pequeña niña, que de no mediar la intervención de su madre, se habría encontrado lamentando la pérdida de su hija en las fauces de esos feroces canes.

Hoy Luz de los Ángeles, está bien. Está bien porque puede contar su historia, pero las marcas y cicatrices de esa terrible tarde las llevará de por vida, en su cuerpo y en su recuerdo, porque sin exagerar una sola letra, tranquilamente podría haber muerto.

Su madre, María de los Ángeles Quiroga se desvive tratando que ese recuerdo se borré lo más que se pueda, tanto del pequeño cuerpo de su nena, como de su mente. Sabe que es muy difícil, pero quiere para su hija, lo mínimo. Que pueda llevar una vida normal como cualquier otra niña, y que crezca como tal.


Para recordar lo sucedido. La familia de Luz, vive en Adolfo Calle al 3500 aproximadamente, y aquella tarde la niña se encontraba jugando en el exterior de su casa y otra niña vecina la invita a ir a jugar a su casa. Luz pidió permiso a su madre que no la dejó ir, pero Luz no hizo caso a su madre y desde la casa contigua le abrieron el portón para que ingresara, una vez en el patio de la casa contigua, mientras jugaba con sus vecinos, fue atacada por los perros guardianes raza Rottweiler, principalmente por una perra de esa raza.

Su madre al escuchar los gritos sale y se desespera al ver tan macabro  cuadro, y cómo el can arrastraba y mordía a su pequeña, por lo que tuvo que dar toda una vuelta prácticamente de 60 metros para ingresar a la casa y poder sacarle la niña a los perros, ante la negativa de hacerlo, por parte de la niñera atemorizada de los animales, que se encontraba a cargo de los niños vecinos, según relata la madre de Luz. Esta reacción le valió que los perros la mordieran a ella, pero en su arrebato de madre nada le importó y pudo rescatarla.

Gracias a la colaboración de una vecina, pudo trasladarla al Hospital Schestakow donde fue sometida a diversas intervenciones quirúrgicas durante más de 3 horas, ya que Luz presentaba lesiones, con desgarros, mordeduras en diversas partes de su pecho, espalda, piernas, cercanas a su cuello y la quebradura de su clavícula derecha.

Si vale decir que hay algo para rescatar de esa traumática experiencia, es que Luz durante su estadía en el Hospital, pasó a ser la mimada del nosocomio, por ello es que su madre aún hoy agradece el trato y cuidado que tuvieron para con su hija, tanto de los médicos como de las enfermeras que la cuidaron y atendieron.

Pero sin dudas que las marcas quedarán, las de las cicatrices y esas que no se ven, pero que son imborrables en la mente de quien le toca padecer algo así. Por eso, la niña vive en tratamiento, tanto de sus heridas físicas, como psicológico. La gran preocupación de su madre. Porque ella quiere que cuando llegue el verano su nena no tenga vergüenza de usar su malla y sepa sobreponerse a la infaltable crueldad de quienes puedan burlarse de su afección. Pero dejando de lado ese aspecto banal si se quiere, su madre quiere que se desarrolle con normalidad, cosa que aún está en duda, porque su costado derecho del pecho es de los más afectados y habrá que esperar su evolución, que se transforma en incertidumbre sobre el correcto desarrollo de su mama, cuando tenga el crecimiento hormonal, sin mencionar las incapacidades que le podría generar, ya que todavía al día de hoy no puede mover totalmente su brazo. Principalmente su madre quisiera borrar toda secuela dentro de las posibilidades.

Por el momento la niña está en tratamiento médico, kinesiológico y psicológico. Todos los días debe aplicarse crema en su heridas, que le perimita un cicatrización adecuada, tratando que su piel quede lo más recuperada posible. Eso como el mayor gasto en que incurre la familia luego de la costosa operación, además del transporte cada vez que es necesario trasladarla para sus atenciones.

En cuanto a la situación con sus vecinos, lamentablemente no es la mejor, porque los propietarios de los perros en principio, según los dichos de María de los Ángeles, se mostraron colaboradores, con diferentes ayudas, de dinero, de alimento. Pero ahora este conflicto está en manos de la justicia, desde el momento en que la propietaria de los perros le acercó la propuesta de firmar un escrito renunciando a toda acción legal, reconociendo hacerse cargo de algunos aspectos de la recuperación de Luz, pero con algunas clausulas que no fueron muy claras sobre lo sucedido, por lo que la madre de Luz decidió no firmar y dejarlo en manos de la justicia. “Llegaron a ofrecernos dinero de mala manera, pero yo no quiero el dinero, yo quiero la recuperación de mi hija y que lleve una vida normal”, asegura María de los Ángeles, y añade que su hija vive traumada y lo que más quisiera es borrarle ese trauma para que sea una persona normal.

Menciona que la perra que atacó a Luz, aún está en la propiedad de sus vecinos, y sin ningún tipo de seguridad, como un bozal o cuerda que la ate, por lo que todos viven atemorizados porque lo que separa una propiedad de la otra, es apenas un alambrado de cierre, y con frecuenca el animal se escapa haciendo hoyos escarbando la tierra. Por eso la niña vive pendiente y con miedo por salir de su casa, al rememorar su experiencia de pesadilla.

Finalmente su madre menciona y reitera que sólo quiere la recuperación para Luz, a la que califica como todo una luchadora, porque nació de forma prematura y tuvo que lucharla para salir adelante, tal como lo está haciendo ahora para llevar una vida normal como cualquiera del resto de los niños de su edad.

Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 01:26
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 01:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¡ Pobre nena y pobre mamá ! mientras " actúa" la justicia esos perros depredadores siguen igual que antes y en condiciones de atacar de nuevo.¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ No lo puedo creer !!!!!!!!!! deberíar estar "presos "con bozal y atados en las cuatros patas. Estas razas deberían ser PROHIBIDAS y sus dueños castigados y responsables de esas bestias fabricadas por el hombre.
    1
En Imágenes