En Buenos Aires analizan el uso de trajetas magnéticas en los colectivos

Como consecuencia de la escasez de monedas y los reiterados reclamos de usuarios de las líneas de colectivos de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense, se plantea la posibilidad para que el transporte público funcione con tarjetas magnéticas. Nuestra provincia ya cuenta con este sistema desde hace casi dos años.

La alternativa se encuentra en análisis en la Secretaría de Transporte de la Nación. "Se están llevando a cabo reuniones con las cámaras de empresarios del sector, con entidades bancarias [por financiación] y con otros sectores involucrados para conocer los pros y los contras de la idea", dijo una fuente de la secretaría.

Mientras el Gobierno estudia la posibilidad, sin dar precisiones y sin hablar de nuevos subsidios para el sector, los empresarios ya están alertas. "Ahora van a decir que la gente está desesperada por las tarjetas, mientras que en las provincias no se supera el 15% de adhesión. No queremos pensar que de esto surjan negocios", dijo ael presidente de la Cámara de Empresas de Autotransporte de Pasajeros (CEAP), Daniel Millaci. Y añadió, en otra dirección: "No lo rechazamos, pero siempre que un banco se haga cargo de los costos, porque para nosotros es una erogación muy grande", publica el diario La Nación.

Otros empresarios del transporte urbano de pasajeros indicaron, en consonancia con la CEAP, que, para que se realice el cambio, es necesaria una ayuda financiera. "Hay muchas probabilidades de que se concrete, pero necesitamos ayuda para financiarlo, porque sería un costo demasiado grande para nuestras empresas", dijo Luis Delía, gerente de La Nueva Metropol, que transporta a millares de pasajeros en las líneas 65, 194, 228 y Costera Metropolitana.

La utilización de tarjetas no sólo podría aliviar el padecimiento de los usuarios de colectivos, sino que además el salto a un sistema con más tecnología que el actual contribuiría a descomprimir el caudal de monedas que absorbe el transporte urbano de pasajeros.

El sistema de tarjetas, que en la ciudad sólo se utiliza en los subtes (denominado Monedero Electrónico) y en el abono prepago de algunos trenes, cuenta con otra ventaja: contribuye a la transparencia impositiva.

En la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) explicaron que "si existiera una tarjeta para todas las líneas de colectivos, cuya recaudación terminara en una especie de clearing del transporte, la participación del sistema bancario daría mayor transparencia para blanquear los ingresos de las empresas".

Quilmes, Berazategui, Florencio Varela, Pilar y Mar del Plata son las ciudades bonaerenses donde el sistema ya está en funcionamiento. Santa Fe, Rosario, Córdoba, Mendoza, Neuquén, Bariloche y Salta son otros puntos del país donde se usan las tarjetas, en algunos casos desde hace más de una década, con mayor o menor éxito.
Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 17:39
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 17:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'