Key lime pie

Al igual que el lemon pie, esta receta es tradicional de la cocina estadounidense. Hoy te enseñamos a preparar una versión que originalmente se prepara con limas, pero para simplificarte la tarea podés usar limones. Es facilísima porque la masa es en base a galletitas. Ideal para cualquier época del año, podés servirlo como postre o bien para tomar el té. ¡Original y lleno de sabor y dulzura!

Por Revista Clubhouse

Key lime pie - Rendimiento: 12 porciones

Ingredientes

Para la masa:
•
 300 gs de galletas Lincoln
• 100 gs de manteca (y extra para enmantecar la fuente)

Para la crema de limón:
•
 200 cc de jugo de limón (5 limones aprox.)
• 2 latas de leche condensada
• 6 yemas
• ralladura de 4 limones

                                                     Para acompañar:
                                                     •
 500 cc de crema de leche
                                                     • 200 gs de almendras picadas
                                                     • 80 gs de azúcar

Preparación:

Vamos a comenzar con la masa. Se colocan las galletitas en una licuadora o procesadora (lo que tengas en tu casa, y si no tenés ninguna, picalas con muuuucha paciencia hasta convertirlas en arena) y se trituran ¡hasta que queden hechas polvo!


Por otro lado, se derrite la manteca. Esto lo podés hacer en una sartén sobre el fuego o en el microondas. Lo único que debés tener en cuenta es que la manteca no se queme porque se pone marrón y además le da un sabor particular a la masa que no queremos para esta receta.

En un bol, se mezclan con un tenedor el polvo de galletas y la manteca. Se enmanteca una fuente para horno de 24 cm (aproximadamente, obvio) y se cubre con la mezcla de galletitas y manteca. Se presiona la preparación cubriendo toda la superficie de la fuente, hasta formar una capa pareja.

Es importante que uses todos tus músculos para hacer mucha presión y que quede una capa bien compacta, ya que va a ser la masa de nuestro postre y queremos que quede unida al momento de cortar.

Para cocinarla, se precalienta el horno a temperatura media (180º) unos minutos y luego se cocina allí la masa durante 15 minutos.

Mientras, preparamos el relleno. Para esto, se baten las yemas con batidora eléctrica por un minuto (o a mano por 3 minutos), se incorpora la leche condensada, la ralladura y el jugo de limón. Se une todo muy bien y se vuelca sobre la masa previamente cocida.

Se vuelve a llevar la fuente al horno y se cocina por 20 minutos aproximadamente. Es muy importante que el postre quede en su punto justo de cocción. A veces, los hornos son muy distintos entre sí y me cuesta ser exacta en el tiempo de cocción.

Es por esto, que prefiero darte un tip para saber en qué momento retirar el postre del horno. Cuando veas que la preparación tiene la consistencia de un flan y hace la primer burbujita, ¡sacalo urgente del horno que ya está listo!

¡Ojo! No queremos que la preparación hierva porque se puede cortar, es por esto que, al primer globito, se retira del calor. De esta manera nos aseguramos de que el postre va a quedar suave y cremoso. No te lo pierdas, ¡y guardame un pedacito a mi también!


Servilo cortado en porciones, acompañado de la crema batida con el azúcar a punto chantillí
(se coloca la crema de leche en un bol con el azúcar y se bate con batidora eléctrica hasta que tome punto de crema chantillí, te vas a dar cuenta cuando llegue a este punto porque si colocás un poco de crema en una cuchara, ésta se mantiene en su lugar sin chorrearse) y espolvoreado con almendras picadas y… ¡preparate para los aplausos!




¿Querés un dato final? A este postre lo podés transformar en tarta, reemplazando la crema batida por copos de merengue colocados sobre toda la superficie del postre. Tenela en cuenta para una tarde de té.




----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Sandra Calvete
Coodinadora Académica, Escuela Argentina de Sommeliers

Maridaje:


Estas son las tentaciones que nos ponen a prueba día a día para saber si en verdad somos irresistibles a los postres.

Fácil de hacer e imposible no comerlos, les voy a proponer maridajes simples, esos que siempre van a quedar bien, como puede ser un vino cosecha tardía blanco, las variedades que encontramos en el mercado son muchas. Podemos optar por variedades como Chenin o Chardonnay, que nos van a dar esas notas frescas compatibles con este postre, o por qué no un vino  Dulce Natural de varietales menos convencionales como son la cepa Verdicchio y Semillón, o Torrontés, nuestra cepa blanca emblema.

La justificación para este maridaje es aportar a la sensación de frescura y acidez del postre un toque de untuosidad y cuerpo, con notas de miel, flores y frutas frescas que se van a acoplar a las ya descriptas.

Tal vez quieras algo revitalizante y con más volumen, como puede ser un shot de Baileys o Tía María Cream, no solo te vas a sentir dinámico sino que nos va a provocar una percepción pseudotérmica de calor, ideal para esta semana un poco fría.

Si te sobró un poco de leche condensada te recomiendo preparar este rico trago para acompañarlo: “María condensada”: en un vaso poné leche condensada, una cucharadita de café instantáneo y un chorrito de Tía María, revolvé bien y serví en vasos pequeños tipo shot.

De cualquier manera, sea lo que sea que elijas tené en cuenta que nunca va a opacar a este postre, y si tu opción pasa por seguir con el vino que está abierto o con una humeante taza de café, ése va a ser sin dudas el mejor maridaje.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Master Sushi (curso de sushi avanzado)

Si asististe a nuestro primer curso de sushi o ya sabés preparar sushi, pero querés
perfeccionarte, no te podés perder esta increible posibilidad de aprender nuevas técnicas.
Temaki, geishas, sashimis, crocantes, salsas, tamago, sushi con pulpo y mucho más ¡en dos
clases!

En la primera clase, te enseñamos todas las nuevas técnicas y secretos. En la segunda, ponés en práctica todo lo aprendido y te llevás a tu casa el sushi preparado. ¡No te lo pierdas!

Días: sábados 10 y 17 de septiembre

Hora: de 10 a 13.30

Clases de cocina para recibir amigos

Si te divierte cocinar y querés aprender recetas para sorprender a tus amigos o variar el menú en casa, te invito a participar de este l próximo curso, dedicado a todos los amantes de la cocina, que buscan un espacio de dispersión y creatividad. No es necesario tener experiencia previa.

El curso consta de 2 clases, de tres horas cada una. Aprenderás recetas de entradas, platos
principales, postres y tragos. Al final de cada clase, se degustarán los platos que se prepararon. ¡Te esperamos!

Días: sábados 24 de septiembre y 1 de octubre

Hora: de 10 a 13


Los cursos son dictados por la chef María Paz Urrutigoity, en Chacras de Coria. Las clases son personalizadas, por lo que cuentan con un máximo de 9 alumnos.
Más información: 155999003 ó tatsuweb@gmail.com
En facebook: María Urrutigoity Cocina

Opiniones (0)
11 de diciembre de 2017 | 20:25
1
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 20:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California