Crimen de Paula Toledo: declararon el bioquímico y el forense

El miércoles fue el turno del bioquímico Osvaldo Parada y ayer jueves del doctor Francisco Talío, médico forense del caso, quien sostuvo con firmeza su postura en sus procedimientos de la pericia forense.

Durante la jornada de debate del miércoles pasado, compareció el bioquímico de la causa, Osvaldo Parada, quien se remitió a referir el cumplimiento de las órdenes que le indicaban las practicas de exámenes en el cuerpo de Paula Toledo, para determinar la presencia de drogas o alcohol, que luego fueron derivados al cuerpo médico forense, con las que trabajó posteriormente.

En tanto, en la jornada de ayer fue el turno de comparecer del doctor Francisco Talío quién realizara las pericias médicas forenses  al cuerpo de Paula Toledo y al que se le acusa de haber incurrido en errores importantes en esta tarea, como la no previsión de la preservación y pérdida de muestras entre otros.

Talío realizó una extensa exposición argumentando con firmeza su proceder y luego fue interrogado tanto por el fiscal Norberto Jamsech como por el representante de la querella y patrocinante de la familia Toledo, el doctor Arturo Juri.

Su declaración e interrogatorio duró casi las 2 horas, pero al fin de cuentas no aportó mucho más que posibilite un cambio en lo ya expuesto en el expediente del caso.

Cabe recordar que su accionar por entonces le valió la máxima sanción administrativa de 30 días de suspensión, impuesta por la Corte.

También en la jornada de ayer trascendió que se habría iniciado una acción civil en contra de Talío, pero se trataría de un rumor sin más datos.

Finalmente, hoy viernes no habrá debate y continuará recién el próximo martes 23.
Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 16:50
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 16:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville
    14 de Agosto de 2017
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville