Deportes

Riquelme y Ricky Álvarez, en el rearmado de la selección

El volante de Inter recibirá su primer llamado y el 10 de Boca volverá después de tres años, cuando Sabella anuncie sus primeros convocados rumbo a los amistosos en la India y Bangladesh, y para los clásicos con Brasil. Tevez, el ausente.

Como a la mesa del fútbol le faltan condimentos si no se habla con nombres y apellidos, desde hoy el ciclo de Alejandro Sabella al frente del seleccionado comenzará a tomar sabor. Tras la excursión por Europa, el entrenador estrenará sus listas de convocados y así revelará sus primeras intenciones. Las nóminas serán dos: una con futbolistas de ligas extranjeras, con el bautismo para Ricky Álvarez y la ausencia de Carlos Tevez entre los datos más significativos, y otra del ámbito local, con la vuelta de Juan Román Riquelme (33 años) al equipo albiceleste después de casi tres años de ausencia.

La lista de allá estará enfocada en los amistoso del 2 de septiembre ante Venezuela, en Calcuta (India) y cuatro días más tarde frente a Nigeria, en Daca, capital de Bangladesh. En esos destinos poco convencionales será la apertura del mandato de Sabella. Como adelantó el propio técnico antes de viajar al Viejo Continente, optará por la base que participó de la Copa América. ¿Quiénes? Messi, Mascherano, Romero, Andújar, Di María, Higuaín, Gago, Garay, Zabaleta, Burdisso, Pastore y el Kun Agüero asoman entre los citados más probables. Quizá, también Pareja y Lavezzi. Y suenan Gaitán, Enzo Pérez, Rinaudo y el zaguero Federico Fernández, ex Estudiantes, flamante refuerzo de Napoli. Más Ricky Álvarez (23 años), que así recibirá su primer llamado.

El ex mediocampista de Vélez, que es muy tenido en cuenta por el nuevo DT de Inter, Giampiero Gasperini, recibió la confirmación del propio Sabella anteanoche, cuando el entrenador se reunió en un hotel de Milán con los cinco argentinos nerazzurri : Zanetti, Cambiasso, Milito y Samuel, además de Álvarez. A los cuatro primeros les adelantó que están en sus planes, pero que no los llamará para esta gira por Asia debido a algunos trastornos en los traslados y la necesidad de no tensionar innecesariamente las relaciones con algunos clubes quitándoles demasiados jugadores.

Mientras Julián Camino, ayudante de campo de Sabella, partió rumbo a la India para organizar tareas logísticas, Pachorra volvió anoche tras pasar por Portugal, España e Italia. Con jugadores de otros países se comunicó telefónicamente, como Pastore, Agüero y Zabaleta. Y aquí salta la novedad más saliente: marginado, Tevez arranca en desventaja. Entre varios temas que el DT conversó con sus nuevos jugadores, les preguntó a cada uno si estaba dispuesto a ponerse nuevamente a disposición de la selección, les aclaró que los históricos no estarán borrados (les explicó que para llegar al Mundial, las eliminatorias serán clave y que recurrirá a ellos), les adelantó que su dibujo táctico favorito es el 4-4-2 (flexible a un 3-5-2, pero nunca con tres delanteros) y no escondió su preocupación por la conducta defensiva que la selección arrastra desde hace años. Sabella siente que en la retaguardia no abundan futbolistas de jerarquía. Y, pese a mil versiones, no ahondó en detalles sobre la capitanía.

Sabella sabe que septiembre se tratará de un mes intenso. Increíblemente, pondrá demasiado en juego cuando apenas se tratará de sus primeros pasos. El 27 de este mes partirá para Calcuta, y tan sólo dispondrá de un par de prácticas con sus jugadores -incluso con algunos allí se presentará- antes de saltar al campo. Está muy fresco el recuerdo de los amistosos con Nigeria y Polonia que en la antesala de la Copa América comenzaron a erosionar el crédito de Sergio Batista. Sabella siente que, en principio, tiene más para perder que para ganar, pero el compromiso comercial está asumido hace tiempo y aún se escucha el eco del vergonzoso papelón por el choque con Rumania, previsto para el pasado 10 de agosto, que se debió cancelar.

Además, detrás de este viaje, la Argentina reeditará ante Brasil la Copa Roca, el 14 y 28 de septiembre, primero en Buenos Aires y luego en Belém. Con el DT Mano Menezes acuciado por las críticas, ambos se presentarán con jugadores locales. No habrá en juego más que. el prestigio y la calma que siempre inyecta salir a salvo del superclásico sudamericano, en cualquiera de sus versiones. A la vuelta de esas conclusiones, el 7 de octubre lo esperará el debut oficial, ya por las eliminatorias, cuando la Argentina reciba a Chile. Por eso, durante poco menos de un mes, Sabella pondrá a prueba sus ideas y liderazgo, con la urgencia de convencer, atrapa y ganar. Porque su patrón, Julio Grondona, caprichoso manipulador de la espada de Damocles, ya advirtió que no son tiempos de proyectos, sino de resultados.

Fuente: Canchallena.com
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 08:29
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 08:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho