Deportes

Independiente y una enorme predisposición para facilitarle las cosas al rival

La presentación en el campeonato de Independiente Rivadavia no fue la esperada. El equipo careció de respuestas ante el juego atildado de Almirante, no tuvo sociedades interesantes y cometió errores groseros. Será un periplo largo y con arreglos sobre la marcha.

Hrabina miraba desde el banco el desconcierto y ya pensaba en el arduo trabajo que vendría en la semana y las semanas posteriores, para poder darle forma a un cúmulo de jugadores que por ahora no se parece en nada a un equipo, pero que tiene todas las condiciones de crecer exponencialmente.

Si consideramos que lo de ayer fue muy pobre desde el juego, o lo cargamos de adjetivos negativos, quizá estemos cayendo en el error de sobredimensionar algo que no lo merece y que si bien es un alerta, ante tanto camino por delante y viendo el material que Independiente tiene sería una exageración.

Sin embargo, la demostración fehaciente de que La Lepra todavía no es un equipo quedó evidenciada ante un rival que nombre por nombre no consigue ni siquiera acercarse en reconocimiento y antecedentes a los que presentó Independiente. Pero claro, con eso no se gana.


Lo llamativo, es que ante la negación desde lo futbolístico, se necesita máxima concentración e intentar achicar el margen de error. Principalmente por lo que se juega Independiente que necesita los puntos como el aire. Pero eso no ocurrió y La Lepra le cedió el triunfo al equipo de Giunta y encima le dijo “ganame”.

El penal de Sánchez fue infantil, tomando al rival a la altura del cuello casi invitándolo a que se tire, sin necesidad porque Mosquera estaba de frente.

Luego la expulsión de Lima, que no debió haber sido, que fue apresurada por un flojo Giannini, pero que ante la situación, sabiendo Lima que estaba amonestado y considerando la susceptibilidad del árbitro que ya se notaba, no debió entrar en ese juego de manos innecesario.

Para destacar, solamente lo expuesto por Mosquera en defensa, Britez Ojeda multiplicándose en el medio y algo de Lazzaro intentando ir para adelante. No mucho más que eso.

Empezó una nueva historia para Independiente y fue un déjà vu, una experiencia conocida de arranques frustrados. Hrabina tiene mucho para trabajar.
Opiniones (1)
23 de octubre de 2017 | 23:45
2
ERROR
23 de octubre de 2017 | 23:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Se sigue insistiendo en mantener la misma base de un equipo que ha tenido innumerables oportunidades de demostrar que sirve y de lo que es capaz. Sin embargo NO HA DADO RESULTADOS. Se ha cambiado infinidad de veces de técnico y TODO SIGUE IGUAL: NO PASA NADA. ¿Hasta cuándo? ¿ Será que lo que no sirve es la dirigencia ? ¿Porqué no aprenden de los equipos sanjuaninos y su dirigencia, que parecieran ser más inteligentes a la hora de tomar decisiones? ¿Porqué creen que San Martín de San Juan llegó nuevamente a Primera A y Sportivo Desamparados llegó a la B ? Indudablemente porque sus dirigentes han sido más vivos a la hora de contratar jugadores y técnicos, cosa que no ocurrió nunca ni ocurre en Independiente Rivadavia. Por lo tanto creo que estamos nuevamente al frente de un NUEVO FRACASO PARA LA LEPRA. ¿Quieren que todo esto cambie? Bueno......por lo tanto debe cambiarse la dirigencia del club o cambiar la mentalidad de los mismos consultando o imitando a sus pares de instituciones que han sabido hacer bien las cosas. NO BASTA CON ENTRENARSE EN EL DALVIAN, ENTRE LUJOSAS MANSIONES PARA TENER ÉXITOS DEPORTIVOS.
    1
En Imágenes
Elecciones legislativas 2017
23 de Octubre de 2017
Elecciones legislativas 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017