Alfa Romeo, pura pasión

La marca italiana presentará el 4C en Fráncfort. Con nuevos productos, entre los que hay un SUV, planea entrar en el mercado de Estados Unidos

Lejos de estar en venta, a pesar de las manifestaciones públicas de Volkswagen por adquirir la marca, Alfa Romeo se mueve hacia el futuro y da pasos para consolidarse como marca.

Entre sus planes inmediatos se destacan el lanzamiento de nuevos modelos y la llegada al mercado de los Estados Unidos, donde intentará posicionarse entre las marcas de lujo que se venden en ese país. El presidente Ejecutivo de Fiat, Sergio Marchionne, tiene como objetivo llegar a vender unas 85.000 unidades sólo en los EE.UU. a partir de 2014.

Si bien el regreso de Alfa a los Estados Unidos es una materia pendiente, varias veces postergadas, la fusión de Chrysler y Fiat cambió los desafíos y las posibilidades. Marchionne es la cabeza de ambas automotrices y tiene varios planes en mente para la totalidad de marcas que maneja.

Una de las decisiones fue dejar de vender productos Dodge en Europa, pero aprovechar algunos de los modelos americanos para relanzarlos con la marca italiana. El primero de ellos fue la presentación del Fiat Freemont, que no es otra cosa que el modelo que aquí conocemos como Dodge Journey, equipado en Europa como motores Fiat Multiair.

Otro de los pasos fue el lanzamiento del Fiat 500 en los Estados Unidos, una versión producida en la planta de Chrysler de Toluca, México, y que llegará este año a nuestro país con un precio más competitivo, por razones impositivas, que el 500 que llegaba de Europa. Para aumentar las ventas de los modelos Fiat, se ampliará la red de concesionarios en los Estados Unidos a 130, de los cuales 70 ya están en funcionamiento.

Sin embargo, los planes de Marchionne para que Alfa ingrese en el mercado norteamericano son claros: quiere hacerlo con más productos, entre los que necesita un SUV y un sedán mediano.

Lejos de ser novedad, el SUV de Alfa Romeo es un proyecto que ya tiene sus años, con la presentación de un concept que se conoció como Kamal. Esa idea se reflotó, y según versiones, el utilitario deportivo comenzaría a producirse el año próximo para competir en el segmento del Audi Q5 y el BMW X3 sobre una plataforma extendida de la Giulietta.

Las versiones indican que ese modelo se produciría en Mirafiori, y que la plataforma sería utilizada también para los modelos que con la marca Jeep reemplacen al Compass y al Patriot.

En cuanto al sedán mediano, hace tiempo que trabajan en el Giulia, pero los proyectos presentados hasta ahora no convencieron a Marchionne. Se sabe que el ejecutivo es en extremo detallista y circulan varias anécdotas al respecto.

Algunas dicen que es capaz de percibir si una óptica fue desplazada un centímetros.

Pero más allá de esas historias, lo cierto es que el incansable CEO quiere una berlina de Alfa que sea capaz de seducir a los compradores norteamericanos.

Pero antes de que el SUV y la berlina sean una realidad, Alfa volverá a sacudir el tablero. El mes próximo, en el Salón de Fráncfort; presentará la versión de serie del 4C Concept, un supercar compacto que mostró como prototipo en Ginebra 2011 y que, según sus fabricantes, representa los valores más importantes de la marca: altas prestaciones, estilo italiano y excelencia técnica puesta al servicio del placer de la conducción con máxima seguridad.

Sangre pura

Se trata de una coupé con tracción trasera, biplaza, con motor central, de unos 4 metros de largo y 2,4 metros de distancia entre ejes.

Toma varios elementos del 8C Competizione, como fibra de carbono y aluminio entre los materiales, y tracción trasera. El Concept, y probablemente también el modelo de serie, tiene un motor naftero de cuatro cilindros, 1750 CC, turbo e inyección directa que entrega más de 200 CV de potencia máxima.

El uso de fibra de carbono permitió reducir el peso del vehículo a menos de 850 kg, lo que entrega una relación peso potencia de 4kg/CV. El producto de esa combinación le permite acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos y superar los 250 km/h de velocidad máxima, cifras comparables contra modelos competidores equipados con motores de 3 litros.

La disposición central del motor le asegura un excelente equilibrio dinámico, y anticiparon que el auto estará equipado, entre otros sistemas, con el selector DNA (Dynamic, Normal y All-weather) que le permite al conductor modificar la respuesta del motor, la caja de cambios, el control de estabilidad y el comportamiento de las suspensiones para tener una respuesta más deportiva, normal o más dócil (en condiciones de poca adherencia). Este sistema ya equipa a los modelos MiTo y Giulietta que se venden en la Argentina.

El 4C tiene suspensiones multibrazo adelante y MacPherson atrás, reparto de pesos del 40% en el tren delantero y 60% en el posterior.

El 4C Concept será un nuevo jugador entre los deportivos de lujo, y si bien no representará ventas masivas, se sumará al MiTo, a la Giulietta, al 159 y al 8C Competizione en la nueva ofensiva de Alfa Romeo para crecer en los mercados mundiales



www.lanacion.com.ar
Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 03:31
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 03:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes