El chico asesinado en Guaymallén había venido a trabajar en la cosecha

Hacía un mes que alquilaban un humilde departamento.Los vecinos destacaron que su familia era respetuosa y trabajadora, y pidieron por favor que no se diga que este crimen fue un "ajuste de cuentas". Los asesinos no están identificados.

“No vayan a poner esto como que fue un ajuste de cuentas”, fue lo primero que pidió una de las vecinas cuando MDZ la consultó en el barrio donde fue baleado Antonio Limón, el chico de 18 años oriundo de Salta y que falleció esta tarde por el disparo alojado en su cabeza.

Como suele ocurrir en estos casos, nadie sabe nada y pocos son los que se animan a decir algo sin vaguedades. Lo cierto es que Antonio, según el comentario de los vecinos, hacía un mes que vivía en Yrigoyen y Panamá, a una cuadra de Avellaneda. Como pertenecía a una familia de trabajadores, había venido a Mendoza para esta época en la que se requiere mano de obra para la cosecha.

Por ello, en el barrio poco pueden destacar de él, salvo que cuando el joven, su padre y sus hermanos volvían de trabajar, en horas de la tarde, saludaban respetuosamente a quienes encontraban en la puerta de sus casas, sentados en sus banquitos –una de esas costumbres que, al parecer, esa zona no ha perdido, a pesar del violento episodio de anoche-.

“Nunca tuvieron problema con nadie”, señaló otra vecina, mientras atiende la despensa. “Cómo van a tener problemas si estaban todo el día trabajando y hacía muy poquito que vivían acá”.

La familia Limón, precisamente, alquilaba un pequeño departamento interno, ubicado detrás de la despensa, una morada humilde cuya puerta se encontraba asegurada con alambre. Desde la puerta, podía verse con dificultad un patio de tierra, una lavandería y una sola habitación que ocuparía el descanso de sus cuatro habitantes. Al momento de la consulta, todavía no se encontraban en el lugar.

“Nosotros estábamos sentados acá hasta la una”, indica otra mujer, en el umbral de su casa, junto a sus padres. “Nos metimos un poco antes de que eso pasara. Luego sentimos tres disparos y, claro, era como sentirlos en el living de tu casa”. Antonio había caído en el portón de la casa contigua y los vecinos afirman –como suele ocurrir- que nadie había visto nada.

De acuerdo con la declaración efectuada por Daniel, el hermano de la víctima, todo ocurrió cuando volvían a su casa después de cenar. Los agresores, a quien en el barrio nadie pudo identificar, serían entre tres y cuatro. Sin mediar más palabra que unos insultos, efectuaron dos disparos, uno de los cuales se alojó en el cráneo del joven salteño. 

“Cuando salimos, estaba ahí al lado, con su hermano. La ambulancia llegó rápido, pero era porque venía trayendo a otra persona que dicen que la habían herido de bala unas cuadras más arriba. Por eso llegó rápido. Tuvieron que pararla, pero no se lo podía llevar, así que los médicos lo asistieron en el lugar, pero nosotros ya veíamos que estaba muy mal”, asegura la mujer.

“También llegó al rato la policía, pero era porque había visto la ambulancia y se acercaron a ver. Los médicos le dieron suero y después llegó la otra ambulancia”.

“Siempre ponen esto como si fuera un ajuste cuentas”, se quejó la señora que atiende la despensa, a mitad de cuadra de Irigoyen. Sin embargo, cuando se le pregunta, ella tampoco puede precisar por qué razones Antonio recibió el balazo en su cabeza.

Durante la visita de MDZ, la esquina de Panamá e Yrigoyen, en Guaymallén, parecía intacta, como si nada hubiera ocurrido en la madrugada del lunes. Al parecer, el temor no había ganado la calle: los chicos jugaban en la vereda y los mayores, a pesar de quejarse de los robos en la zona, se disponían en sus banquitos, en la puerta de sus casas.
Opiniones (2)
19 de agosto de 2017 | 13:24
3
ERROR
19 de agosto de 2017 | 13:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. MIREN SRES GOBERNANTES Y CIUDADANOS TAMBIEN NO SE QUEJEN QUE CON LAS COSAS QUE ESTAN PASANDO NINGUNA DE LAS 2 PARTES DE NUESTRA SOCIEDAD HACE NADA AJO Y AGUA
    2
  2. Todos somos racistas, porque si a este chico lo hubiesen matado en la Quinta Sección, a esta hora estamos pidiendo la cabeza de Jaque y toda su gente. Al parecer unos muertos son más importantes que otros. Aguinaga este muerto también es tuyo.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial