Cierre de campaña de Alfonsín, casi sin radicales mendocinos

Esta tarde, el candidato presidencial hará su último acto en Buenos Aires. Pero Iglesias, Jaliff, Vaquié y Biffi ya anticiparon que se quedarán en Mendoza para salir de caminata. Cobos tampoco irá porque se trata de un acto partidario

Como muestra de la frialdad que impera en la relación entre el candidato presidencial de la UCR y los radicales locales, casi nula será la presencia de correligionarios mendocinos en el cierre de campaña que Ricardo Alfonsín hará hoy en Buenos Aires.

Una a una, las principales figuras del radicalismo de Mendoza fueron descartando en los últimos días su presencia en el evento que Alfonsín protagonizará en un hotel porteño, a tres días de las elecciones primarias.

El primero en bajarse fue Julio Cobos, quien esgrimió como argumento que tenía un compromiso en Mendoza. También hubo una excusa institucional: “No voy a estar en un acto partidario porque soy el vicepresidente de todos los argentinos”, transmitió a través de un vocero.

Poco después, también anticiparon que se quedarán en la provincia Roberto Iglesias y Juan Carlos Jaliff, la fórmula partidaria para la gobernación. Aunque ninguno de los dos se juega sus postulaciones en la elección del domingo, Iglesias y Jaliff prefirieron ocupar su tiempo en caminatas por los departamentos para “provincializar” al máximo el comicio del domingo. Estuvieron en Guaymallén y hoy se trasladarán a San Carlos.

La campaña también fue la excusa perfecta para el primer precandidato a diputado nacional de Iglesias, Enrique Vaquié. “Tengo que caminar la provincia para ganar la interna”, afirmó Vaquié, quien en los hechos sí se juega algo el domingo: debe dirimir su candidatura con Fernando Armagnague, quien presentó su propia lista para la primaria y es referente de una porción minoritaria de la UCR.

A su turno, César Biffi, presidente del partido en Mendoza, avisó que tampoco estará con Alfonsín esta tarde, a pesar de que ayer viajó a Buenos Aires. Para Biffi, que se pegará la vuelta para participar en las caminatas organizadas en Mendoza, así como para el resto de los radicales locales, parece ser mucho más productivo apuntalar el desempeño de la UCR provincial que ir a un acto de Alfonsín antes de que comience la veda electoral.

En representación de todos los que ya anticiparon su faltazo al evento del candidato presidencial en Buenos Aires estaría solamente Ernesto Sanz, el jefe nacional de la UCR, a pesar de que tiene profundas diferencias con Alfonsín e incluso reconoció a MDZ que se arrepiente de haberse bajado de la pelea por la postulación mayor.

Biffi acompañó el sentimiento de Sanz al sostener que él y Cobos, o al menos uno de ellos, debería haber mantenido en pie su precandidatura hasta el momento de la primaria. "Hubiera sido lo mejor, a pesar de que después fuera Alfonsín el que ganara", analizó el presidente radical, partido en el que Alfonsín produce cada vez más reflexiones amargas.

Desánimo

El gesto hacia Alfonsín en su cierre de campaña es reflejo preciso del poco entusiasmo que provoca su candidatura presidencial en la provincia. Los dirigentes de la UCR mendocina lo demostraron con algunas señales de frialdad el 21 de julio, durante la visita de Alfonsín y De Narváez a Mendoza.

En tanto, las encuestas, que en nuestra provincia ubican al hijo de Raúl Alfonsín (con menos de diez puntos) en un incómodo tercer puesto respecto de la intención de voto, lejísimo de Cristina y superado incluso por Alberto Rodríguez Saá, han profundizado el desánimo en la UCR local.

Este sentimiento, además, es para algunos radicales una lógica reacción al derrumbe de las expectativas electorales del partido en la provincia: hace pocos meses tenía dos posibles candidatos a la presidencia pero al final no quedó ninguno.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 07:16
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 07:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial