Eduardo Galeano nos echa en cara lo peor de nosotros mismos

El uruguayo, autor de “Las venas abiertas de América Latina” dice que los occidentales somos racistas, machistas, intolerantes, vagos, mentirosos y asesinos, por sobre todas las cosas.

Dice que sabe que no pasará a la historia por decirnos en la cara lo pecaminosos que somos, pero que igual tiene la obligación de hacerlo. Por eso, con historias mundiales y anécdotas de entrecasa, el escritor uruguayo Eduardo Galeano enumera a través de una nota al diario español Público los principales defectos de la humanidad, aún después de tanto tiempo que hemos tenido para aprender y remediarlos.

El racismo “produce amnesia, porque todos somos africanos emigrados. De África sólo sabemos lo que nos enseñó el señor Tarzán, pero fue allí donde empezó el viaje humano en el mundo. Aunque no es sólo una cuestión de piel, porque la guerra de Irak también es racismo”, dijo Galeano.

También le tiró al machismo. “Fíjense en esta paradoja: los símbolos de las victorias por la defensa de los derechos ciudadanos de la Revolución Francesa eran femeninos, y sin embargo, cuando las mujeres reivindicaron  sus derechos como ciudadanas, fueron pasadas por la guillotina”, gregó.

Con la legalización del matrimonio gay en Argentina hizo pie para criticar la “intolerancia al diferente”, un pecado más al que sumó “el desprecio al trabajo”. Galeano también se refirió a “la tendencia de los medios de comunicación a mentir”, a los “países de primer mundo que integran la ONU y a la vez son los que fabrican más armas” para finalmente concluir que “el mundo  fabrica enemigos a través del miedo”, ya que “la democracia tiene miedo a recordar, las armas tienen miedo a la falta de guerras y los hombres tienen miedo a la mujer sin miedo”.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:04
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic