Claves para organizar tu local y vender más

Dentro de la enorme cantidad de comercios y productos existentes, algunos nos invitan a quedarnos. Ya sea para consumir ahí mismo, para recorrer los estantes y elegir qué llevar, o simplemente por la magia de permanecer... Esto no es casualidad; se debe a una cuidadosa organización del espacio y otros elementos, que hacen que el cliente desee entrar, estar y principalmente volver. Aquí, los consejos de la arquitecta Florencia Zampieri.

En los negocios más exitosos, cada aspecto se diseña pensando en el cliente: la mercancía y la manera de exponerla;  la parte gráfica (etiquetas, packaging); la ambientación, la temperatura ambiente, la música que acompaña mientras se permanece en ese espacio, y hasta el entrenamiento de la fuerza de ventas. Cada elemento completa y promueve otros, y es la combinación de todos estos factores lo que "añade valor" a lo que ofrecemos y hace funcionar la idea.

El inconfundible y famosísimo Apple store de Nueva York.

La solución es crear un espacio con un diseño simple e inteligente, planificando cada aspecto desde el inicio. Esto transmite consistencia, algo que se extiende a la actitud positiva de todos los vendedores, a las etiquetas de las prendas, a la señalización, las campañas, la organización del producto, la ambientación de los locales, las vidrieras y todo el material auxiliar. Todos los detalles ayudan a definir un mensaje.


Para poder lograr espacios comerciales atractivos y finalmente lograr el objetivo final - que es provocar el deseo y la compra -  se deben tener en cuenta diversos aspectos:

- Decoración: El local es el espacio donde el cliente finalmente vivirá la experiencia de compra.  Cuanto más cercano, propio y acogedor lo sienta, mayor será el grado de relación que generará con la marca y el propio comercio.

- Proyecto: Lo ideal es poseer un proyecto integral desde la arquitectura, la decoración, la exhibición de productos como desde la etiqueta, bolsas, etc. Desde lo general a lo particular, todos los elementos deberían responder a una idea.

Tienda Louis Vuitton en Londres.

- Idea:
Proyectar, concretar y mantener una idea fuerte, sostenible en el tiempo, con una consistencia que se vea en cada uno de los elementos que componen el espacio, y hagan que la marca tenga una identidad propia.

- Diseño: El diseño es un valor agregado que hace a la diferencia, que suma identidad y aporta un compromiso sobre la marca y el local.

- Equilibrio: Todos los elementos compositivos, como el color, texturas e iluminación deberán convivir en equilibrio, para brindar una sensación armónica y lograr un efecto positivo hacia el cliente.

El packaging, parte importante del diseño integral.

- Percepción del color:
El estudio del significado del color es imprescindible, para poder lograr un efecto positivo y lograr transmitir la intención dentro y fuera del local.

- Movimiento: es uno de los elementos compositivos que se utilizan para llamar la atención del cliente, desde la vidriera y el acceso como en el interior del local.

La exhibición de los productos, fundamental para el proyecto.

Partir de una idea simple, fácil de relatar, de entender, de recorrer y de exponer es asegurarse que el cliente entenderá nuestro mensaje.

Para lograr uno de esos espacios donde el cliente se siente cómodo y desee volver, se deberá por sobre todo lo mencionado aplicar el sentido común y fundamentalmente mantener estos conceptos a lo largo del tiempo. La marca debe estar viva y los locales transmitir dinamismo y vitalidad en cada uno de los detalles y organización del espacio comercial. No perder de vista estos recursos y llevarlos a cabo diariamente es la mejor inversión que podemos realizar para que nuestros comercios sean un éxito.


Por: Arq. Florencia Zampieri, de Integral Instituto Superior de Diseño
www.integral.edu.ar
Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 01:23
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 01:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho