Ray Bradbury stand up: el humor de un "marciano"
Personaje complejo, Bradbury es un hombre simpático y a lo largo de su carrera como escritor ha dado miles de entrevistas en las que ha hecho gala de su singular sentido del humor. El autor de "Farenheit 451" hace gala de su ironía en estas citas tomadas de sus obras, textos y entrevistas.

Próximo a cumplir 91 años, Ray Bradbury es uno de los grandes maestros de la ciencia ficción, cuyas imaginativas novelas y cuentos lo transformaron también en un autor popular aun entre los lectores que no frecuentan este género.

Autodidacta, Bradbury (Illinois, Estados Unidos, 22 de agosto de 1920) es autor de Crónicas marcianas (1950), El hombre ilustrado (1951), Fahrenheit 451 (1953) y El vino del estío (1957), entre otras obras.

También ensayista y poeta, entre sus temas destacan, desde la perspectiva de las antiutopías,  la censura, el racismo, la dependencia de la tecnología y de las máquinas, el miedo al otro y la angustia ante la amenaza bélica; asimismo, se adentra en el reino de lo fantástico y maravilloso en obras como El país de octubre, o en el realismo como en Las doradas manzanas del sol, en los que campea el lirismo.

Personaje complejo, Bradbury es un hombre simpático y a lo largo de su carrera como escritor ha dado miles de entrevistas en las que ha hecho gala de su singular sentido del humor.

Aquí, algunos de sus chistes “marcianos”.

“Dios debe de amarnos principalmente porque le causamos gracia”.

“La locura es relativa. Depende de quién te haya encerrado en la jaula”.

“Cuando la gente me pregunta de dónde obtengo la imaginación, simplemente me lamento: Dios, aquí y allá, hace un llamado a la locura”.

“Nunca he escuchado a quienes criticaron mi gusto por los viajes espaciales. Cuando esto ocurre, empaco mis dinosaurios y salgo de la habitación”.

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos”

"Hay sólo dos cosas con las que uno se puede acostar: una persona y un libro”

"Sin bibliotecas, ¿que nos quedaría?; no tendríamos pasado ni futuro”.

“Usted no tiene que quemar libros para destruir una cultura. Sólo tiene que lograr que la gente deje de leerlos”.

“Los maestros están para inspirar, los bibliotecarios para cumplir”.

“A Asimov uno podría llamarlo una corneja pero no sería correcto. Isaac está en el negocio que mueve montañas, pero no las mueve, sino que come de ellas”.

“Las amebas no pecan. Se reproducen por división celular. No desean la mujer del prójimo ni se matan entre sí. Añádales a las amebas sexo, piernas y brazos y tendrá usted crímenes y adulterios”.

“¿Por qué clonar personas cuando se puede ir a la cama con ellas y hacer un bebé?”

“Continuamos siendo imperfectos, peligrosos y terribles, y también maravillosos y fantásticos. Pero estamos aprendiendo a cambiar”.

“Rodéense de personas que los quieran, y si no los quieren, échenlas”.

“No entiendo todo esto sobre las computadoras e Internet. ¿Quién quiere estar en contacto con toda esa gente? ¿Con quién quieres hablar? ¿Con todos esos imbéciles que están viviendo en todo el mundo en algún lugar? No quiero ni hablar con ellos en mi casa”.

“Más grande o más joven, el hombre gusta de jugar con juguetes. Internet y las computadoras son juguetes”.

 “Cualquier cosa es buena si da resultado. Soy un verdadero pragmatista”.

“El trabajo cansa. Eso prueba que el hombre no está hecho para trabajar”.

“La vida es probar las cosas para ver si funcionan”.

“Si te gusta la vida, no es difícil mantener el sentido de la maravilla”.

“Yo no hablo de las cosas, señor. Yo hablo del sentido de las cosas”.

"Siempre pensé que uno muere todos los días y que los días son como cajones. En cada uno de esos días hay un yo diferente. Alguien a quien no conoces, o no comprendes, o no quieres comprender".

“La digresión es alma del ingenio. Tome los apartes filosóficos de Dante, Milton o el fantasma del padre de Hamlet y lo que queda son huesos secos”.

"Somos una imposibilidad en un universo imposible”.

“No estaba prediciendo el futuro, estaba intentando prevenirlo”.

“Los viajes al espacio nos harán inmortales”.

“Toca a un científico y toca a un niño”.

“La muerte quiere muerte. Se muere mejor si se sabe que a otros les pasa lo mismo. Es bueno oír que no se está solo en la tumba. Soy el guardián de ese resentimiento colectivo”.

“La vida termina como el resplandor de un film, una chispa en la pantalla”.

"Uno debe inventarse a sí mismo todos los días y no sentarse a ver cómo el mundo pasa allí adelante, sin que uno participe”.

“Si no te gusta lo que estás haciendo, entonces no lo hagas”.

“Bill, no lo hago con Windows”.

“La televisión, esa bestia insidiosa, esa medusa que convierte en piedra a millones de personas todas las noches mirándola fijamente, esa sirena que llama y canta, que promete mucho y que en realidad da muy poco”.

"La biblioteca, por otro lado, no tiene límites. La información está ahí para que la interpretes. No hay nadie que te diga qué pensar, que te diga si eres bueno o no. Lo descubres por ti mismo”.

“La ciencia no es más que una investigación de un milagro que no se puede explicar y el arte es una interpretación de ese milagro”.

“La ciencia ficción es la literatura más importante en la historia del mundo porque es la historia de las ideas. La historia de nuestra civilización comenzó así. La ciencia ficción es fundamental para que todo lo que hemos hecho y las personas que se burlan de los escritores de ciencia ficción no saben de lo que están hablando”.

“Todo lo que sueño es una ficción y todo lo que logramos es la ciencia. La historia de la humanidad no es más que ciencia ficción”.

“La cantidad produce calidad. Si sólo escribes unas cuantas cosas, estás condenado”.

“Si no se puede leer y escribir, no se puede pensar. Los pensamientos se dispersan si no se sabe leer y escribir. Tienes que ser capaz de observar tus pensamientos en el papel y descubrir lo tonto que eres”.

Patricia Rodón

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (3)
2 de Octubre de 2014|13:27
4
ERROR
2 de Octubre de 2014|13:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
lanzadolfo6 de Junio de 2012|13:21
ya sé que es inevitable la muerte, pero este tipo en cada relato, nos ponía en un banquito, a obligarnos a reflexionar sobre la condición humana. Se lo va a extrañar mucho y sus relatos son casi obligatorios para hacerles usar la cabeza y corazón a los chicos e inyectarles valores.
3
fer1259 de Agosto de 2011|15:37
amé crónicas... un maestro para crear ambientes ficticios... maestrooo
2
jlp9 de Agosto de 2011|13:29
Todos los stand up publicados hasta la fecha invitan a la reflexión, a la risa, al debate y a la admiración, permitiéndonos adentrarnos en el pensamiento de sus autores en una faceta muchas veces desconocida. Notas como éstas jerarquizan a MDZ. Felicitaciones.
1