Riesgo económico o riesgo moral

El dilema que enfrentan las autoridades monetarias pasa por evitar una crisis que afecte a la economía o en dar señales claras para castigar a los especuladores.

Los mercados no tienen consuelo. Las bajas fueron muy bruscas en el hemisferio norte y en América Latina y las pérdidas acumuladas en corto tiempo significativas.

La crisis del mercado de hipotecas de alto riesgo invadió a los mercados mundiales, pero la solución de la crisis no es la tradicional, porque no hay riesgo inmediato de una fuerte contracción en la actividad económica.

Sin embargo, los días pasan y aparece una profundización de las quiebras, corralito para los que invirtieron en fondos franceses y americanos y no se percibe una solución inmediata para la liquidez de los mercados.

En el mundo financiero siempre se especuló con la idea de que si algo salía mal, la Reserva Federal actuaría como prestamista de última instancia solucionando los problemas de los especuladores. Así mientras se socorría al mercado de una crisis económica, la inyección de billetes y posterior baja de las tasas de interés eran el virus que incubaría la próxima crisis financiera.

Así se paso de la crisis derivada por el Long Term Capital en el año1998, a la del Nasdaq en el año 2000 y a la actual crisis del mercado de hipotecas. En algún momento habría que premiar a los que hicieron bien las cuentas, en detrimento de los que actúan especulando y tomando deuda compulsivamente.

Fue el actual presidente de la Reserva Federal quien instaló el concepto de riesgo moral en los mercados. De seguir socorriendo a los que hacen las cosas mal, no hay incentivo para los que actúan correctamente. Sin embargo el viernes último primaron los temores sobre una desaceleración económica muy fuerte en Estados Unidos y se rebajó la tasa de referencia para entidades financieras del 6,25% al 5,75% anual que no son precisamente las tasas de los bonos de corto plazo,  que se ubican en el 5,25% anual.

Esta baja en las tasas de interés descomprimió a los mercados financieros, pero no alejó los miedos de que los problemas, finalmente, sucedan. Es que la inyección de fondos solo solucionó momentáneamente la iliquidez resultante de la crisis, pero ésta sigue presente, y sin soluciones de fondo a la vista.

El problema entre el riesgo moral y el económico. Si se protege a la economía del riesgo moral, puede haber caída de grandes jugadores como fichas de dominó. Y esos grandes, cuando caen, hacen mucho ruido. Si en cambio se evita el colapso económico, se habrá premiado a los especuladores y comenzará una nueva rueda, hasta la próxima crisis.

El mercado internacional mostrará a futuro un escenario muy distinto. Los especialistas calculan que los bonos de largo plazo en Estados Unidos subirán porque sirven para solicitar redescuentos y hacer un vuelo a inversiones más seguras. Las acciones quedaran más desprotegidas y buscaran un piso más bajo. El dólar se ira fortaleciendo respecto al resto de las monedas, mientras es posible imaginar un escenario económico menos dinámico que el actual

Si bien en el imaginario social la crisis esta instalada en Estados Unidos, el Banco Central Europeo emitió el equivalente al 40% de la base monetaria para inyectar fondos a los bancos con problemas. No será fácil poder superar este conflicto, sin embargo el tiempo traerá nuevos jugadores y fortalecerá el actual sistema. Pero tanta plata nueva en el mercado puede volver a traer riesgos de inflación.
Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 15:32
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 15:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia