Más de 10.000 locales: "super" chinos

Crecen en las ciudades pequeñas del interior, con un ritmo de veinte aperturas mensuales

Los autoservicios chinos ya superaron la barrera de los 10.000 locales en la Argentina. De la mano del fuerte crecimiento que vive el consumo, los comerciantes orientales retomaron el ritmo de veinte aperturas mensuales que tenían hasta hace tres años, lo que, según sus propias mediciones, en las últimas semanas les permitió contar con una red de 10.000 puntos de venta distribuidos en todo el país y ventas anuales por más de $ 25.000 millones anuales.

Los chinos explican que el crecimiento del canal hoy ya no se registra en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, que muestran un grado de aperturas cercano a la saturación, sino en pequeñas localidades del interior del país, en las cuales recién están dando los primeros pasos.

"El crecimiento del sector hoy se da básicamente a partir de la instalación de locales en el interior, en especial en ciudades pequeñas de menos de 30.000 habitantes, con un ritmo que volvió a ser de veinte aperturas diarias, después de tres años más tranquilos. Y a diferencia de lo que sucedió en Buenos Aires, ahora el crecimiento se concreta a través de la compra de fondos de comercio de supermercados y autoservicios que ya están en operaciones", explicó Miguel Angel Calvete, secretario de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos (Casrech), una de las dos entidades que reúnen a los autoservicios chinos.

Según el último relevamiento realizado por Casrech, los autoservicios con más de 250 metros cuadrados de salón de venta ya suman 9800 locales, a los que hay que sumar al menos otros 200 negocios más pequeños. La facturación promedio por local ronda los 8000 pesos diarios.

En el sector explican que más del 60% de las aperturas actuales están concentradas en pequeñas ciudades y están a cargo de comerciantes chinos que ya estaban en el país y ahora buscan expandir su inserción comercial.

"Hoy no están creciendo con locales nuevos para evitar generar reacciones adversas en los pueblos donde se quieren instalar. Por ejemplo, en Monte Quemado, una ciudad de menos de 20.000 habitantes del interior de la provincia de Santiago del Estero, había dos grandes comercios, y los chinos, antes de instalar uno nuevo desde cero, decidieron comprar uno de los dos", explicó Calvete.

Cambios de hábito
Detrás de la expansión que registraron estos autoservicios se encuentra el marcado cambio en los hábitos de consumo de los argentinos, en especial después de la crisis de 2001.

En este sentido, no se puede perder de vista que a mediados de los 90 los locales de origen oriental sumaban apenas 400, distribuidos básicamente en algunos barrios porteños, mientras que hoy controlan más del 15 por ciento de las ventas nacionales de alimentos, bebidas, artículos de tocador y de limpieza.

"Los cambios en los hábitos de compra que se produjeron en los últimos años beneficiaron a los autoservicios chinos. Hoy la gente tiene menos tiempo, con lo cual la cercanía pasa a jugar un papel fundamental en la elección del lugar de compra, lo que termina favoreciendo a los autoservicios chinos", explicó Calvete.

En el mercado además explican que en el crecimiento de este tipo de comercios también jugaron un papel destacado los fabricantes de alimentos y bebidas, que no dudaron en impulsar el desarrollo del nuevo canal.

"Los proveedores apostaron por el crecimiento de los autoservicios chinos, de manera de no quedar como rehenes de los grandes supermercados, que les exigen cada vez más cosas para ingresar a sus góndolas", destacó Guillermo Neveu, director de NCC, una consultora especializada en estrategia y gestión comercial.

Neveu destaca que los autoservicios chinos también resultaron los grandes ganadores del regreso de las compras diarias, que se profundizó con la crisis de 2001. "Antes de la crisis el consumidor promedio acudía una sola vez por mes al supermercado, mientras que hoy va hasta cuatro o cinco veces. Algo parecido sucedió con el canal tradicional. Actualmente el cliente va hasta cinco veces por semana, mientras que solía ir cuando le faltaba algo para realizar una compra concreta, quizás una vez por semana", explicaron en la firma.

www.lanacion.com.ar
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 02:59
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 02:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial