Caminando desde Barcelona hasta Madrid

Desde las agujas que apuntan al cielo Barcelonés de la Catedral de la Sagrada Familia, hasta el kilómetro cero de Madrid. Desde el estadio del Barça, hasta el de el Real y el Atlético de Madrid. Una recorrida fantástica por Barcelona y Madrid

España es un país al que los argentinos sentimos muy cercano por parentesco, costumbres, idioma y calidez de su gente. Toda su geografía es digna de ser recorrida pero hay dos ciudades que por rivalidad histórica, política, deportiva, idiomática y de poder sobresalen del resto: Barcelona y Madrid. Viviendo en Valencia, (de la que hablamos la semana pasada) la tercera en importancia, no podía dejar de conocer estas metrópolis ibéricas. Barcelona fue mi primera escala ya que mi hermano Jorge vivía allí y fue mi guía experto por la Ciudad Condal, a orillas del Mediterráneo, con 3,3 millones de habitantes.

Tomamos el Metro hasta el empalme de las líneas 2 y 5 y bajamos en la parada Sagrada Familia que nos dejó a pocos pasos de la obra más representativa de esta urbe: el Templo de la Sagrada Familia. (a la izq, tremendo)

Fue creado por el arquitecto Antoni Gaudí (1852-1926). Esta gigantesca catedral comenzó a construirse en 1882 y todavía está sin terminar. Sobrecoge desde el primer vistazo.

Gaudí era modernista y adoraba las superficies curvas. La fachada del templo tiene reminiscencias góticas. Cada rincón cuenta una historia bíblica (en la foto abajo, un aspecto). Es un relato del libro sagrado descripto a través de la arquitectura.

En el interior los techos parecen no tener fin y el espacio de la nave es casi tan grande como una cancha de fútbol.

Subimos a pie una de las torres trepando una escalera caracol hasta la cima desde donde se aprecia toda la ciudad y el mar azul a la distancia.

 Nos dirigimos a las Ramblas, la famosa peatonal. La caminamos desde la Plaza Catalunya hasta el Mirador de Colón. Antes hicimos una parada en el barrio Gótico y la Catedral, el Ayuntamiento y el Palau Güell que también fue diseñado por Gaudí para este industrial y mecenas de las artes, Eusebi Güell.

 

 

Desde Colón bordeamos la costanera marítima hasta la Barceloneta, una zona de antiguas casa bajas junto a la playa con un  aire al barrio de la Boca. Caminando en el mismo sentido llegamos al pie de las “torres gemelas” de Barcelona: el Hotel Arts y el edificio Mapfre, ambos de 154 metros de altura. Están junto al Port Olimpic muy cerca de la Villa Olímpica ( a la izquierda) donde se alojaron los deportistas en los Juegos de 1992. Las dos torres sobresalen del resto y son visibles desde casi toda la ciudad, incluso desde el avión cuando desciende hacia el Aeropuerto del Prats. En las playas céntricas había un sector nudista y fue la primera vez que vi gente tomando sol como llegaron a este mundo sin el menor pudor. ¿Dolerá el sol directo en esas partes?

(Palacio nacional, actualmente Museo)


  Al otro día fuimos a Montjuic (monte de los judíos en catalán) (arriba) . Allí se emplaza el castillo del mismo nombre. Subimos hasta el Estadio Olímpico donde vimos el pebetero que causó sensación en la apertura de Barcelona 1992 cuando fue encendido por una flecha llameante disparada por un arquero desde la pista de atletismo. A pocos metros está el recinto cerrado del Palau Saint Jordi donde brilló el verdadero “Dream Team” de Michael Jordan, Larry Bird, Magic Johnson y compañía. Los otros Dream Team quedaron chicos comparados a estos dioses del basket mundial. Hoy el Palau se utiliza para conciertos. En esos días tocaba Bruce Springsteen. Bajamos el Montjuic hasta el Poble Español y el Palacio Nacional. Me llamó la atención que el castellano, idioma oficial, no fuera muy tenido en cuenta en Barcelona.

 Todo está en catalán (la entrada que ven al lado lo demuestra) y les molesta un poco cuando les hablan en castellano. Lo hacen notar sutilmente. Defienden sus costumbres a muerte, lo cual está bárbaro, pero se les va un poco la mano y están convencidos de que sus cosas son las mejores del mundo. Son el centro industrial de España y sus empresas son líderes. En eso no le compite Madrid. Catalunya y el País Vasco son las Comunidades que más fuerza hacen para separarse del influjo centralizador de Madrid.

  Continuamos el recorrido en el Camp Nou. El Barcelona jugaba la previa de la Champions ante el Varsovia polaco y en los alrededores se respiraba clima futbolero. Entramos en la tienda oficial donde se puede comprar miles de artículos con el escudo del club.

Desde allí alcanzamos la zona residencial de Pedralbes donde está el Palacio que la ciudad le regaló a los monarcas. En ese exclusivo barrio vivió Maradona cuando jugaba en el club. Está tan cerca del Camp Nou que desde el segundo piso de su casa veía el techo del estadio.

(La Pedrera, edificio diseñado por Gaudi)

Meses después volví a la Ciudad Condal. En esta ocasión para ver el partido de la fecha 27 de la Liga 2002/03 entre Barcelona y Racing de Santander. Era un partido nocturno y aproveché el día para ir a la señorial calle Paseo de Gracia donde está “La Pedrera”, (arriba) un edificio residencial con el sello de Gaudí. Desde ahí me acerqué a “La Monumental”, la plaza de toros que ha sido prohibida por el parlamento catalán para corridas y solo se abre para otro tipo de shows.

(el Camp Nour, por fuera)


  Dos horas antes fui al estadio a retirar mi acreditación. En la galería central está el Museo del Barcelona pero los días de partido no abre. Una placa recuerda el partido inaugural entre Argentina y Bélgica por el Mundial 1982. La capacidad era de 120 000 personas pero la UEFA obligó a quitar las populares y hoy caben 98 787 espectadores sentados. Ha sido califica con 5 estrellas y es el más grande de España. Salí a la cancha y miré las tribunas desde abajo hacia las 3 bandejas altísimas. Tomé un ascensor hasta la zona de prensa que es una base de vidrio desde donde se ve perfecto el campo. Me dieron una carpeta con toda la información de los equipos. Dos monitores permiten seguir las repeticiones y unas chicas muy amables reparten boletines actualizados con las incidencias del juego.

Era el equipo de los argentinos Bonano, Sorín, Saviola y Riquelme. (imagen del partido, donde están los argentinos) Recién echaban a Van Gaal como entrenador quien fue capaz de hacer que un equipo con talentos como Riquelme y Saviola sucumbiera ante su rígido plan de marca. Los ahogó con su esquema y empañó su rendimiento. Radomir Antic hizo lo contrario y los dejo libres. El resultado se vio en el marcador. Al minuto convirtió Kluivert tras un pase de Juan Román. A los 7 Saviola se escapó por su lateral y le dio un pase a Riquelme que marcó el segundo. El “Conejo” estuvo incontenible. En el segundo tiempo esquivó a 4 rivales y le sirvió el cuarto a Overmars. Los 68 351 hincha presentes aplaudieron a los argentinos. El 6 a 1 final fue más que elocuente. Bajé a la conferencia de prensa donde declararon Xavi, Pujol y Kluivert. Hablando con colegas me comentaban del alivio por la partida de Van Gaal quien encima, por contrato, siguió cobrando 4 millones de euros. A los catalanes les duele mucho que les toquen el bolsillo. “El Periódico de Catalunya”, el diario más influyente tituló: “Riquelme y Saviola dirigieron el festival de Barca”.

(El stadio Santiago Bernabue, del Atlético de Madrid)

  La ocasión ideal para visitar Madrid fue para cubrir un partido por la fecha 8 de la Liga 2003/04 entre Real Madrid y Valencia. En Mestalla había tenido ocasión de ver a los “galácticos” Zidane, Figo, Ronaldo y Beckham y ahora los vería de nuevo en su casa del Bernabeu. El partido arrancaba a las 22 horas lo que me permitió conocer la ciudad más grande de España con 5 900 000 habitantes. Es la capital más alta de Europa. Está sobre una meseta a 667 m.s.n.m. Llegué bien temprano en un bus desde Valencia que recorrió los 352 kilómetros en 4 horas. Plano en mano inicié el recorrido por el Parque del Retiro. Es el lugar de recreo de los madrileños y había gente paseando y haciendo ejercicio. Fui hasta el monumento de Alfonso XII emplazado junto al lago rodeado de amplios jardines.

Llegué hasta el Palacio de Cristal(a la izquierda) una elegante construcción con techo y paredes vidriadas que se utiliza para fiestas de la alta sociedad y exposiciones. Poco más abajo se llega a la famosa Plaza de Cibeles con el pintoresco edificio del correo y la fuente con la Diosa de la fertilidad, Cibeles, manejando un carro empujado por dos leones. Aquí se realizan los festejos cuando el Real Madrid gana un campeonato. Desde allí caminé por la comercial calle de la Gran Vía con sus tiendas y restaurantes. En la misma zona se encuentran la Puerta del Sol que es el “Kilómetro Cero” de España, y la Plaza Mayor del siglo XVII. Es un espacio abierto donde antes se hacían corridas de toros. Hoy se ven bares y cafés que utilizan los apurados madrileños para un descanso.

  Llegué a la Catedral de la Almudena con torres de 75 metros de altura y una nave central de 82 de largo. Aquí se casaron el Príncipe Felipe y la periodista Leticia Ortiz Rocasolano en mayo de 2004. Enfrente está la Plaza de la Armería por donde los novios ingresaron al banquete de bodas celebrado en el Palacio Real o de Oriente. Carlos III fue el primer monarca que lo habitó en 1764. Hoy los reyes no viven allí sino en el más retirado y discreto Palacio de la Zarzuela. El Palacio Real se utiliza para ceremonias de estado y actos protocolares. Desde los jardines del Campo del Moro la vista del grisáceo edificio es asombrosa.


  Tomé el metro de la Linea 10 desde el centro hasta el Paseo de la Castellana donde se ubica el estadio Santiago Bernabeu. Desde afuera no luce tan refinado como el Camp Nou. Es más tosco con los pilares de concreto a la vista en la fachada oeste. Retiré  mi acreditación y entré por la puerta 53. El campo de juego se encuentra por debajo del nivel de ingreso. Desde allí las 5 bandejas de tribunas se ven altísimas. (en la foto de al lado)Es un aforo que impresiona a muchos jugadores. Tiene capacidad para 90 800 personas sentadas. La UEFA también lo ha calificado como “estadio elite” o 5 estrellas. Busqué el sector de prensa escrita en el sector sur. Me habían asignado el pupitre 23, el mismo número que usaba David Beckham en su dorsal. En una sala contigua con vista a la cancha servían comida y bebidas, a diferencia del Camp Nou donde había que pagar por un refrigerio en un bar de la prensa. Los Ultras Sur, la barra brava del Madrid, desplegaron banderas y cantaban todo el tiempo. En Europa a los hinchas visitantes los ubican en la última bandeja de un codo del estadio y los forofos que acompañaban al Valencia casi ni se escuchaban. 

 

(Barrabravas del Real Madrid, "los ultras sur")                            El Valencia de Aimar (fue suplente) Ayala, Baraja y Albelda era el campeón vigente de España. En el Madrid, entre tanto galáctico apareció Walter Samuel con la camiseta 19. Santiago Solari, con la 21, fue al banco. El local salió vestido con su habitual indumentaria blanca y el VCF totalmente de naranja, excepto el arquero Cañizares que lo hizo de amarillo. Mientras anunciaban las formaciones un zeppelín del sponsor Siemens sobrevolaba el estadio. El partido pintaba entretenido y a los 7 minutos Michael Owen venció a Cañizares con un tiro alto para poner el 1 a 0. El Valencia buscó el empate pero sin muchas ideas. El DT Claudio Ranieri metió a Aimar por Sissoko para darle más movilidad al ataque pero el match se fue apagando y terminó en victoria local por la mínima diferencia. Bajé a la diminuta sala de prensa, nada acorde con la envergadura de un club grande como el Real Madrid. Hace poco la trasladaron a un lugar más amplio. Había mucha prensa extranjera en especial de Asia, continente dominado por el marketing madridista. Compartí el pos partido con una periodista china quien me comentaba que su diario tenía una tirada de “apenas” un millón de ejemplares y que eso en su país es poco. Por el Madrid hablaron a la prensa Casillas y Ronaldo. Por el VCF Marchena y Carboni.

(Museo del Prado con la estatua-homenaje a Velazquez en su acceso)

  Al otro día fui a conocer el Museo del Prado, inaugurado en 1819. Sus 45 000 metros cuadrados forman una de las pinacotecas más importantes del mundo. La base de las obras expuestas proviene de la Colección Real y eran las pinturas que encargaban los reyes para sus palacios y residencias. Han sido donados al fondo del museo. La entrada principal en calle Paseo del Prado, con la estatua de Velásquez en el frente, estaba en reparación. Ingresé por la puerta Goya sobre un lateral. Quien no es experto en arte se pierde ante tanto despliegue creativo. Se hacen visitas guiadas o se alquila una audioguía que es un equipo con auriculares que te cuenta la historia de cada cuadro con solo marcar el número que figura debajo de cada lienzo.

  Los grandes pintores españoles y europeos están ahí: El Greco, Rafael, Goya, Murillo, Velásquez. Rubens, Tiziano, Rembrandt, etc. Tuve la suerte de coincidir con una exposición itinerante titulada “El autorretrato español” donde estaba el “Autorretrato” de Pablo Picasso de 1901. Es un óleo sobre lienzo de 55 x 48 cm. Estaba colocado en solitario en el centro de la sala. Se lo aprecia de joven con barba y sobretodo mirando de frente. La tela es de tonos azulados y coincide, precisamente, con su llamado “período azul”. El ilustre malagueño tiene museo propio en París, desde donde trajeron la tela.

 Fui a la Plaza de Toros de Las Ventas, (arriba, izquierda) la mayor de España, con capacidad para 23 798 personas. Curiosamente no es la más grande del mundo sino la tercera detrás de las de México DF y Venezuela. Aquí se celebran recitales de rock. Se hizo la noche y dejé Madrid con su ajetreo de gran ciudad resonando en mis oídos.

(la histórica Puerta de Alcalá, a la salida del Parque del Retiro)

......................................................................
En la nota que viene recorreremos la costa oeste de los Estados Unidos en un auto alquilado al mando de nuestro viajero Federico.   

Opiniones (2)
24 de octubre de 2017 | 04:52
3
ERROR
24 de octubre de 2017 | 04:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Un catalán respondería a esa frase.. "TAN SI SONA COMO NO SONA BARSALONA SEMPRE ES BONA ". Excelente nota.
    2
  2. Son extraordinarios,hay una frase que dice: BARCELONA ES BONA SI LA BOLSA SONA. Un deleite leer estas historias todos los domingos.
    1
En Imágenes
Elecciones legislativas 2017
23 de Octubre de 2017
Elecciones legislativas 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017