Repercusión por la nota de MDZ sobre la lobotomía de Eva Perón

El Universal (México), La Vanguardia (España), El Mercurio (Chile) y sigue la lista. Importantes medios internacionales y nacionales se hicieron eco de la noticia sobre la confirmación de la lobotomía de Eva Perón por parte de un equipo de neurocirujanos que investigaron el caso.



Hasta hace unos minutos,  medios mundiales principalmente de habla hispana y medios nacionales continúan levantando información sobre la nota que hizo MDZ con respecto a la inédita lobotomía que habría sufrido Eva Perón, a manos de un equipo de neurocirujanos del cual ni ella ni el pueblo argentino nunca supieron nada hasta ayer. Agencias de noticias como  DPA y EFE también se encargaron de diseminar el caso por todo el mundo.

El primer medio argentino que salió a buscar a Fabián Cremaschi, integrante mendocino del grupo que realizó la increíble investigación, fue Clarín, que recogió la negativa por parte de peronistas históricos del Instituto Nacional Juan Perón. De "absurdo supino" calificó Lorenzo Pepe, ex diputado nacional y titular de la institución antes mencionada a la revelación del doctor Daniel Nijelsohn, jefe del equipo de neurocirujanos que presentó el estudio ayer en la Facultad de Ciencias Médicas.

En lo único que se basó Pepe para descalificar la minuciosa investigación de los neurocirujanos fue en que el General Perón no le hubiera hecho semejante crueldad a su amantísima esposa. "Era algo muy cruel" dijo el ex diputado al diario Clarín. Además, Pepe dijo que el tratamiento que recibió Evita está "perfectamente documentado" por el médico Jorge Taiana, quien atendió hasta último momento a Eva Perón, y luego escribió un libro sobre el tema.

Entonces, si Eva Perón nunca fue intervenida quirúrgicamente: ¿Por qué los científicos han recogido semejante caudal de pruebas perfectamente corroboradas?. Las imágenes de las radiografías del cráneo de Evita, plasmadas por un documental incluso, donde se puede apreciar dos depresiones en la superficie de los lóbulos frontales, justo donde se practican las lobotomías prefrontales. La presencia de James Poppen, eminencia en lobotomías prefrontales, en el tiempo en que Eva Perón desapareció de la escena para luego resurgir visiblemente desmejorada. Las declaraciones de George Udvarhelyi, otro eminente neurocirujano que trabajo en Argentina y tuvo oportunidad de tratar a Evita, a un diario estadounidense donde reconoció haber formado parte del equipo que realizó una lobotomía a la candidata a vicepresidenta.

Estos y otros testimonios de eminencias internacionales en el campo de la neurocirúgía son los principales puntos de apoyo del equipo de neurocirujanos que ayer hicieron conocer al mundo hispano el increíble capítulo a oscuras de la "jefa espiritual de la Nación", del que sólo sabían por oídas algunos y por las declaraciones de Udvarhelyi y Poppen en el exterior, otros. Lo que pasa, dijo el doctor Daniel Nijensohn al respecto, es que "este tema se mantuvo como secreto de Estado durante casi 60 años, seguramente por amenazas e intrigas palaciegas que mantuvieron esta parte de la historia silenciada de la medicina argentina".
Opiniones (2)
7 de Diciembre de 2016|19:06
3
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. EVA PERON Y LA MENTIRA HISTORICA Escribo la presente por un artículo promocionando un estudio realizado por médicos académicos de la Facultad de medicina de la UNC y EEUU sobre la lobotomía frontal presuntamente realizada a Eva Peron para amortiguar los dolores del cáncer que la llevo trágicamente a su prematura muerte. Asistí a su presentación alentado por el tema y la publicidad brindada. No esta en mi ánimo rebatir conceptos científicos que ignoro y seria soberbio intentar siquiera ante tamaños estudiosos de la neurociencia, es mi intención hacer llegar algunos datos históricos y políticos imprescindibles para un estudio que los ha ignorado puntillosamente y que dan por tierra con la verosimilitud de sus aseveraciones. De algunos datos ciertos, debidamente comprobados se sabe que a Evita se le oculto solo inicialmente su enfermedad o relativizo su gravedad, a pesar de los proféticos pedidos del Dr. Ivanissevich de que la Sra. debía analizarse por un ginecólogo, luego de una intervención quirúrgica menor. Cierto es que se le oculto que la mayor intervención realizada fuera hecha por el Dr. Pack,quien ya la hhabia revisado durante su estadia por un congreso sobre cancer en setiembre de 1951, aunque no por los argumentos esgrimidos por los respetados galenos, sino por razones políticas tan simples y evidentes como que ante el creciente discurso anti yanqui, Peron no podía consentir que saliera a la luz que fuera precisamente un medico del vilipendiado país del norte quien operara a la primera dama, seria preferible el renombrado Dr. Finochietto, prohibición de la que tomo nota el fiel Apold. El argumento central entorno a porque se oculto (y permaneció oculto durante tantos años) la lobotomía frontal a la ilustre paciente y de la que recién ahora tienen noticias los prestigiosos autores, seria razones políticas. Pensar que un complot conocido por millones de argentinos, desde el obrero hasta el presidente de la nación, pasando por todos los ministros, el entorno intimo de Evita, colaboradores, médicos y enfermeras, y sobre todo la descarnada oposición al régimen es cuando menos descabellado. Sus propios opositores llegaron a escribir bárbaramente %u201Cviva el cáncer%u201D en la pared de su residencia. Más aun si consideramos que varios estudios fueron remitidos a la gorila cátedra de ginecología de la UBA comandada por su fundador el Dr. Di Paola. Las razones que llevaron a su ocultamiento desaparecen trágicamente con el golpe de 1955 que derrocara a Peron y que durante los siguientes 17 años intentara defenestrar la figura del líder y su esposa, ni siquiera aquí sus opositores mas furibundos hicieron alguna mención a dicho paso quirúrgico. Ni la rebelde representación diplomática yanqui en el país, que informaba detalladamente sobre las intervenciones a Eva, dijeron jamás algo sobre la lobotomía argumentada, a menos que ellos también fueran parte del ocultamiento. Si hasta el modisto y Discepolo que visitaban a la Sra. de Peron conocían la gravedad del asunto incluso el discurso que Evita pronunció el 17 de octubre de 1951 considerado como su testamento político; en él menciona nueve veces su propia muerte todo esto da por tierra su presunto desconocimiento del tema. Nunca hubo ninguna visión que permitiera corroborar la presunta lobotomía que seria notable en su cabeza. Una mujer que proyecta su tumba en el Monumento a los Descamisados a los 33 años, no es de alguien que ignora la gravedad de su salud. La misa presidida por el sacerdote jesuita confesor de la primera Dama Hernán BENITEZ durante la convalecencia es otro dato que permite ver el grado de conocimiento general y particular por parte de la enferma. En %u201Cmi Mensaje%u201D, que escribiera moribunda en 1952, testimonia su conocimiento, imposible que lo escribiera un lobotomizado. Sus atroces dolores han sido descriptos hasta la saciedad por quienes la vieron en su enfermedad, si la lobotomía fue para evitarle dolores...esta fracaso. El celebre medico español Dr. Ara (difícilmente integraría un complot gubernamental) describió minuciosamente el estado de la difunta, sus cicatrices en el bajo vientre y no hace ninguna mención a cicatriz en la cabeza. El peluquero y maquilladora de Eva trabajaron con el cuerpo y en posteriores testimonios nunca se insinúo cicatriz alguna. Si algo de eso se encontró Peron cuando el cuerpo de su mujer le fuera devuelto en puerta de hierro en los 70 seria por las vejaciones a las que había sido sometido el cadáver por los golpistas ya en 1955. Por pretendidamente científico que fuera un estudio de esta envergadura, es imposible considerar irrelevante la verdad histórica. La historia se escribe con testimonios, documentos, cifras, y también con probabilidades...cuando todos estos son verosímiles y no con ligeras presunciones peregrinas y absolutamente incomprobables, eso no es historia ni ciencia. Como dedico Maria Elena Walsh %u201CCuando los buitres te dejen tranquila y huyas de las estampas y el ultraje empezaremos a saber quién fuiste.%u201D
    2
  2. Sr. director Asisti y grabe la conferencia de los prestigiosos investigadores. La unica prueba documental esta basada en una radiografia sacada de un documental de tristan bauer de 1997, documental llena de "reconstrucciones" ellos admitieron no contactarse ni con bauer ni con miguel bonaso quien fue el que hizo la investigacion. Tampoco hablaron con los muchos vivos que estuvieron con evita en los ultimos instates de su vida, solo un testimoio de un medico ya fallecido y de una enfermera chilena. En la bibliografia consultada no figuran las principales obras sobre eva peron, el general Peron y el peronismo, tanto de argentinos como Felix Luna, Navarro etc hasta extranjeros como Page, todos hacen detaladamente las intervenciones a lkas que fue sometida Evita y no consignan el oscuro dato al que tienen acceso solo los investigadores. Por otro lado no pueden explicar contundentemente el porque del ocultamiento del dato en su epoca y menos aun 60 años despues. Todas teorias conspirativas sin prueba alguna
    1
En Imágenes