Pasó la nieve. ¿Emergencia o los problemas de siempre?

La fuerte nevada registrada en fin de semana puso en situación de apuro a muchos sanrafaelinos. Como en otras ocasiones similares, desde el Estado se da respuesta a las necesidades urgentes, quedando postergadas las soluciones definitivas.

Más allá de los problemas que puede ocasionar a cualquier habitante una nevada como la que cayó el fin de semana pasado (dificultades para trasladarse, cortes de luz, suspensión de algunas actividades, etc.) todos coincidimos que las personas que más sufren esta situación son quienes viven más precariamente.

Si bien, de acuerdo a datos relevados en distintos organismos municipales, centros de salud y el Hospital Schestakow, no se registraron evacuados ni se atendieron casos de extrema gravedad sanitaria, la falta de una vivienda adecuada, con una buena calefacción y los recursos para hacer frente a esta situación, pusieron en dificultades a cientos de familias sanrafaelinas, ubicadas especialmente en la Isla del Río Diamante, Costa El Toledano, Costa del Canal Babacce y otros parajes de varios distritos.

La Municipalidad de San Rafael, junto a otras organizaciones que se solidarizaron con los más necesitados, brindaron ayuda inmediata en esas zonas. De acuerdo a lo manifestado por el secretario de Gobierno, Raúl Guerra, se repartieron frazadas, cajas de leche, colchones, ropa y zapatillas, leña y nylon, mientras se aguarda la llegada de ayuda desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que enviaría material para reparar techos.

Para ello, el Concejo Deliberante de San  Rafael declaró la situación de emergencia y se espera que en breve también haga lo mismo la Legislatura Provincial. Dicha declaración permite gestionar colaboración de la Provincia y la Nación para  atender a los damnificados por la contingencia climática, como también agiliza los expedientes de compras sin necesidad de llegar a los, a veces, lentos procesos licitatorios.

Las situaciones de emergencia provocadas por temporales de intensa lluvia, granizo o nieve, exponen una serie de problemas estructurales que perduran a través del tiempo, los gobiernos y las acciones puntuales que atenúan superficialmente las necesidades de muchos sanrafaelinos que viven por debajo de los índices medios de la pobreza: falta de vivienda, falta de servicios, falta de trabajo, entre otras.

Además, las características geográficas y climatológicas de la región nos hacen vulnerables a diferentes tipos de contingencias que deberíamos asumir seriamente. Los lugares que están preparados para atender sus emergencias no necesitan de ninguna reunión de comité porque ya cada uno sabe lo que debe hacer.

Esta vez fue la nieve, todos los veranos son las tormentas de granizo, y en algún momento puede ser un sismo o una erupción volcánica, las que dejen a miles de sanrafaelinos desamparados, si no se planifica y se realizan las acciones previas necesarias.
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 23:15
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 23:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho