El secreto está en el espejo interior

Terrenalmente hablando, la belleza no es más que una apreciación subjetiva, afectada por un contexto histórico determinado. Y lo que es o no es bello ha ido mutando al compás de los momentos sociales, económicos y culturales. Lo cierto es que las mujeres nos miramos más de una vez por día en el espejo y convivimos a diario con nuestra percepción -propia y ajena- de nosotras mismas. Aquí, una interesante reflexión.

¿Cuántas mujeres existirán en el mundo que son percibidas como bellas por los demás? ¿Qué porcentaje de esas mujeres se sentirá bella? Seguramente la mayoría.

No hace falta decir que LA belleza no existe, o mejor dicho se concibe solamente en su sentido absoluto y divino. Terrenalmente hablando, no es más que una apreciación subjetiva, afectada por un contexto histórico determinado. No conocemos la belleza, si no lo bello. Una mujer, una flor, un objeto. Y lo que es o no es bello ha ido mutando al compás de los momentos sociales, económicos y culturales.

Lo cierto es que las mujeres nos miramos más de una vez por día en el espejo y convivimos a diario con nuestra percepción de nosotras mismas y la percepción ajena de nosotras mismas.

Dos estudios se publicaron recientemente respecto de las mujeres y su percepción de sus figuras. Uno, realizado por Triumph International en 22 países, que reveló que 87% de las mujeres cambiaría algo de su cuerpo. Además, 9 de cada 10 mujeres consideran importante que su pareja las encuentre atractivas.

Otro sondeo llevado a cabo por la revista Glamour mostró que 97% de las mujeres tienen al menos un pensamiento negativo sobre sus cuerpos todos los días.

Especialistas afirman que existen muchas hipótesis sobre por qué tantas mujeres tienen problemas respecto de su imagen y autoestima. Pero refieren en general a los medios y a la “comparación social”; es decir, esas mujeres observan a las modelos de pasarela o estrellas del cine y la televisión y suponen que deben parecerse a ellas para ser bonitas y queridas.

El secreto está en tu espejo. No en el espejo que tenés colgado en algún lugar de tu casa como un accesorio para mirarte, sino en ese espejo interior que todos los días, todas las mañanas, todas las noches, te analiza, te critica, te alienta y te pregunta: ¿cómo te sentís?

Esa única pregunta encierra el secreto de emanar belleza. Se trata de que empieces por SENTIR que sos única y bella, para poder transmitirlo y que los demás te perciban de esa forma.

La reflexión es recurrente: ¿Cuántas mujeres existirán en el mundo que son percibidas como bellas por los demás y qué porcentaje de esas mujeres se sentirá bella? Seguramente la mayoría.

Porque lo que ven los demás en vos depende de vos. Y empieza por tu seguridad, por tu autoestima, y puede también partir de una transformación exterior que te ayude a optimizar tu imagen interna. El poder para cambiar está en vos.

Por SY Image Consulting
info@syimageconsulting.com

Opiniones (0)
24 de octubre de 2017 | 08:38
1
ERROR
24 de octubre de 2017 | 08:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Elecciones legislativas 2017
    23 de Octubre de 2017
    Elecciones legislativas 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017