Deportes

El récord de Sun Yang y el quinto oro de Lochte cierran Shanghai 2011

El chino Sun Yang, oro con récord mundial (14:34.14) en los 1.500 metros, y el estadounidense Ryan Lochte, que sumó su quinto título en Shanghai, esta vez en los 400 metros estilos, fueron los protagonistas del día de clausura del Mundial de natación. Para alegría de la hinchada local, Sun Yang, a sus 19 años, ilusiona ya como posible superestrella del futuro y derribó el viejo récord del australiano Grant Hackett (14:34.56), que estaba vigente desde el 29 de julio de 2001, cuando había sido establecido en Fukuoka (Japón).

Era la única plusmarca individual, con la de 1.500 metros femeninos, que había sobrevivido a la revolución absoluta que supusieron los bañadores de poliuretano, prohibidos desde 2010 para volver a las esencias de la natación, dejando de lado el peso de las innovaciones tecnológicas.
  
Sun Yang sumó este oro al que ya había logrado esta semana en los 800 metros y en la plata en los 400 metros libres.
  
El chino, que había sido medalla de bronce en Roma-2009 en el kilómetro y medio, había estado entrenando tres meses en Australia, con Denis Cotterell, el ex entrenador de Hackett, para mejorar su velocidad.
  
Este trabajo ha tenido efecto: Sun estaba todavía con un retraso de dos segundos sobre Hackett tras 1.400 metros, pero empujado por el público de Shanghai, aceleró en los últimos 25 metros y logró el récord, en el escenario soñado, siguiendo el guión perfecto para los organizadores.
  
"No estaba obsesionado por el récord del mundo antes de la final, porque mi objetivo era conseguir el oro", declaró el héroe del día. "Tengo que dar las gracias a todo el equipo chino, a mi entrenador, a mis padres... Creo que el récord pertenece a todos", comentó.
  
Su país quedó finalmente en segunda posición en el medallero de carreras en piscina, con un total de catorce preseas, cinco de oro, dos de plata y siete de bronce, sólo superado por Estados Unidos (29 medallas, 16 de ellas de oro) y por delante de Brasil (3º, 3 medallas, todas ellas de oro).
  
La gran actuación de Sun Yang casi eclipsó al otro protagonista del día, el estadounidense Ryan Lochte, que se impuso con autoridad en los 400 metros estilos, para conseguir su quinto oro en este Mundial, el mismo número que su compatriota Michael Phelps había conseguido en Roma hace dos años.
  
"No estoy realmente satisfecho. Quiero decir que obtener cinco medallas obviamente es fantástico, pero sé que puedo ir mucho más rápido", dijo Lochte, sin bajar el nivel de autoexigencia.
  
Lochte ha sido, junto a Sun Yang, el único en haber conseguido batir un récord del mundo en el Mundial de Shanghai, el primero desde la prohibición de los llamados en su día nuevos bañadores.
  
En los Juegos de Londres, Lochte se perfila como el gran rival de Phelps, en una apasionante duelo estadounidense por la hegemonía de la natación.
  
El Tiburón de Baltimore, a pesar de no estar en su mejor forma, ha logrado siete medallas, cuatro de oro (dos individuales en 100 y 200 metros mariposa), y ya ha dicho que tratará de ser más disciplinado en los entrenamientos previos a la cita olímpica en la capital británica.
  
Gracias a él, Estados Unidos ganó este domingo en el relevo 4x100 metros estilos, lo que permitió a Phelps conseguir su 26ª medalla de oro en un Mundial.
  
En el resto de finales del domingo, las estadounidenses Elizabeth Beisel (400 metros estilos) y Jessica Hardy (50 metros braza), el británico Liam Tancock (50 metros espalda) y la sueca Theresa Alshammar (50 metros libres) lograron también medallas de oros en sus respectivas distancias.
Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 20:21
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 20:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California