Los bodegueros se preparan para combatir los efectos del cambio climático

Algunos bodegueros ya se preparan para combatir los efectos cambio climático en el vino y entre las medidas adoptadas figuran la mudanza de cepas o la captación de CO2 para que no se volatilice y quede en la tierra.

Miguel Torres, considerado un pionero en la materia adelantó que está llevando a cabo en Chile una experiencia que podría ser la primera en el mundo para la recuperación y almacenamiento del bióxido de carbono.

A los pies de la cordillera de los Andes, Torres está "llevando a cabo el primer proceso, que yo sepa, en el mundo, de recuperación del CO2 de la fermentación. Trataremos de transformarlo en algo sólido que quede aquí en la tierra en lugar de volatilizarse al irse para arriba", precisó el bodeguero.

En el país andino ahora es la vendimia y "tras esta pequeña experiencia piloto, la haremos en España, durante la vendimia, con un proyecto más amplio que esperamos que sea cofinanciado por el gobierno (autonómico) de Cataluña", agregó.

"Por lo pronto, vamos a hacer todo lo posible para que el vino no cambie. A nivel de Torres lo que hacemos es también para animar a otros para que realicen inversiones en medidas para paliar los efectos del fenómeno" .

"Hemos invertido 4 millones de euros en placas fotovoltaicas, el 50% de agua se calienta con placas solares, estamos comprando 115 coches híbridos para el personal y yo estoy muy contento con el mío..."

Torres aconsejó invertir más en investigación hasta llegar al 1% del PIB de los países occidentales, tal como propuso un ponente en este Congreso.

Entre las primeras medidas que aplica la bodega familiar catalana para paliar los efectos del cambio climático, "estamos mudando las cepas hacia zonas más altas y más frescas. Las cepas que antes se plantaban en la costa empiezan a plantarse en el interior y las del interior pasan a la montaña", explicó a la AFP Torres.

Desde hace tres años, Torres planta viñedos en el prepirineo, en Tremp, Lérida (noreste), en busca de un clima menos caluroso.

Hasta ahora los efectos para el vino han sido positivos, sobre todo en lo que respecta a vinos tintos, coinciden los técnicos, pero "si continúa elevándose la temperatura, habrá que actuar", señaló el bodeguero español, pionero en las inversiones europeas en Chile para la producción de vinos que comercializa luego en todo el mundo.

Por su parte, el australiano Tony Sharley, gerente de Banrock Station en Australia y conocido científico medioambiental, coincidió con Torres en la prioridad de la captura y almacenamiento del bióxido de carbono.

"Estamos dando pasos muy iniciales, pero por mínimos que sean son muy importantes", afirmó y puso como ejemplos para este fin la reforestación de los bosques cercanos a los viñedos y también se puede incrementar la captación en cada viñedo utilizando plantas compatibles con la viña y que pertenezcan al medio ambiente", ejemplificó.

El II Congreso Internacional sobre Cambio Climático y Vino fue inaugurado este viernes en Barcelona y durante dos días debatirá sobre los efectos que tiene el cambio climático en la industria del vino.

Con la participación de 350 expertos de unos 36 países, el congreso será clausurado el sábado por el ex vicepresidente norteamericano Al Gore, Premio Nobel de la Paz y Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2007, con una participación vía satélite.

Durante el congreso, dos de los más importantes enólogos del mundo, los franceses Michel Rolland y Jacques Lurton, realizaron una cata comentada para ilustrar de qué manera puede influir el cambio climático en algunos vinos de diferentes regiones vinícolas.
Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 21:21
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 21:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia