Tres leches

Es un postre típico en algunos países de Latinoamérica como México, Perú y Colombia.  Como su nombre lo indica, es un bizcochuelo bañado de tres tipos de leche: crema de leche, leche condensada y leche evaporada. La receta no lleva manteca, por eso tiene una textura esponjosa. La decoración o acompañamiento puede variar dependiendo de la región o del gusto de los comensales. ¡Es suave, húmedo e irresistible!

Por Revista Clubhouse

Postre tres leches- Rendimiento:  10 porciones

Ingredientes

Para la base:

• 2 tazas de harina
• 1 taza de azúcar 
• 3 huevos
• esencia de vainilla
• ½ taza de leche
• 4 cucharadas de polvo de hornear

                                                   Para la crema de tres leches:

                                                   • 3 yemas
                                                   • 1 lata de leche condensada
                                                   • 1 lata de leche evaporada 
                                                   • 300 gr de crema de leche
                                                   • 1 tapita de oporto (opcional)
                                                   • 300 cc de crema y 3 cucharadas de azúcar (batido a punto chantillí)

Elaboración:

En primer lugar, se prepara la leche evaporada (en caso de que no la tengas).

Para obtener el equivalente a una lata de leche evaporada necesitás: 300 cc de agua y 9 cucharadas de leche entera en polvo.

Para prepararla, se mezcla el agua con la leche en polvo con la ayuda de un batidor y se reserva en la heladera hasta el momento de usarla (ojo, no puede pasar más de un día en la heladera, así que te conviene hacerla en el momento).

Luego, se prepara la crema de tres leches (Mmmm… ¡qué rico!). Se baten ligeramente las yemas dentro de un bol con un batidor de mano, se incorpora la crema de leche, la leche condensada y la leche evaporada, junto con el oporto, en caso que decidas usarlo. Personalmente, me encanta el sabor que le da el oporto a este postre. Sin embargo, si no te gustan los postres un poco “borrachitos”, o si lo vas a preparar para niños, evitá el oporto y va a salir bárbaro también. Se incorporan muy bien todos los ingredientes y se reserva en la heladera.


Para preparar la base de nuestro postre, se colocan los huevos con el azúcar y la esencia de vainilla en un bol, y se baten hasta alcanzar el punto letra. Sí, ¡punto letra! Y no es un tipo de tejido… En la jerga gastronómica se llama así al punto que se obtiene de batir de forma prolongada a los huevos con el azúcar, que da como resultado que al levantar con el batidor o cuchara un poco del preparado, y al verterlo sobre la superficie del resto del batido, se puedan "escribir" letras o palabras sin que se deformen o se deshagan enseguida. Esto,  permite asegurarnos que la mezcla contiene suficiente aire como para obtener un bizcochuelo liviano y esponjoso, ¿qué tal?

Una vez alcanzado el tan buscado “punto letra”, se añade  la harina cernida (pasada por un colador o un tamiz, esto es para que no queden grumitos de harina en la mezcla) junto con el polvo de hornear, y se remueve en forma envolvente con una espátula (llamamos forma envolvente a mezclar desde el centro hacia afuera, como “envolviendo” la preparación, para lograr que todo se integre bien, pero no perder el aire que se incorporó con el batido, hasta obtener una mezcla homogénea.

Aparte, se precalienta el horno durante 15 minutos a temperatura moderada . Se enmanteca y enharina una placa de 24 cm de diámetro (aproximadamente), se vierte allí la mezcla y se cocina a temperatura media (180º para los que tengan hornos más pro) durante unos 30 minutos, hasta que al insertar un palillo, éste salga limpio.

Mientras, vamospreparando la crema chantillí: se coloca la crema de leche en un bol con el azúcar y se bate con batidora eléctrica hasta que tome punto de crema chantillí (te vas a dar cuenta cuando llegue a este punto porque si colocás un poco de crema en una cuchara, ésta se mantiene en su lugar sin chorrearse). Una vez lista, se tapa con film y se reserva en la heladera.

Al bizcochuelo (aún caliente) se lo perfora con un palillo hasta llenarlo de agujeritos y se vierte la crema de tres leches sobre éste. Una vez frío, se reserva el postre en la heladera hasta que el bizcochuelo absorba por completo la crema. Se cubre con la crema chantillí, se lleva a la mesa y… ¡Aplausos para el cocinero!

Tips:

• La leche evaporada es un concentrado lácteo, similar a la leche condensada, pero sin azúcar. Se consigue en todos los supermercados chilenos ya que allí se utiliza mucho. Si viajás al país vecino, te recomiendo que traigas un par de latas para cuando te tientes y quieras hacer este postre. Igualmente, te enseñamos a hacerla “casera” ya que da muy buen resultado también.

• Una vez preparada la mezcla para la base del postre, no te demores en llevarla al horno, El polvo de hornear, tiene un poder leudante instantáneo, y si te demorás mucho en cocinar el preparado, el polvo pierde sus propiedades y después el bizcochuelo no se levanta. Buen dato, ¿no?

• No abras el horno durante los primeros minutos de la cocción del bizcochuelo, ya que se puede bajar y quedar chato como una suela.

• Es importante que al incorporar la crema de tres leches, el bizcochuelo esté caliente, ya que esto va a permitir que absorba mejor la crema y quede un postre húmedo y riquísimo.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Sandra Calvete
Coodinadora Académica, Escuela Argentina de Sommeliers

Maridaje: 


Este postre tiene muchísimas posibilidades de maridaje, comenzando por uno de los ingredientes de la receta que es el oporto. Este vino es lo que se considera un “fortificado”, es decir, con un agregado de alcohol, que lo hace obviamente más elevado en su porcentaje alcohólico. Tiene su origen en Portugal, sus aromas a frutas maduras, frutos secos, higos, entre los principales descriptores, van a realzar en forma notable la exquisitez de este postre.

También podemos recurrir a otras opciones y, sin agregar más calorías, la opción podría pasar por los licores, como por ejemplo un licor de café, o por qué no un destilado que para estas temperaturas vienen muy bien.

No debemos olvidarnos de la simplicidad que puede otorgar un café, bien negro, expresso o con un toque de crema.

Siempre tus instintos son los que van a hacer de este y de todos los maridajes algo inolvidable.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Clase Magistral de Wok

¡Aprendé todas las técnicas de cocina al wok en sólo 1 clase! Si te encanta cocinar, pero no contás con mucho tiempo durante la semana, este curso es para vos. En una sola clase, te enseño todas las técnicas y recetas de la cocina al Wok. Arrolladitos primavera, Chop Suey, Chaw Fan, Chow mien ¡y muchos platos más!

Día: sábado 13 de agosto
Hora: de 10 a 13

Clases de cocina para recibir amigos

Si te divierte cocinar y querés aprender recetas para sorprender a tus amigos o variar el menú en casa, te invito a participar de este curso curso, dedicado a todos los amantes de la cocina, que buscan un espacio de dispersión y creatividad. No es necesario tener experiencia previa.

El curso consta de 2 clases, de tres horas cada una. Aprenderás recetas de entradas, platos principales, postres y tragos. Al final de cada clase, se degustarán los platos que se prepararon. ¡Te esperamos!

Días: sábados 20 y 27 de agosto
Hora: de 10 a 13

Los cursos son dictados por la Chef María Paz Urrutigoity, en Chacras de Coria.
Las clases son personalizadas, por lo que cuentan con un máximo de 9 alumnos.
Más información: 155 999 003 o tatsuweb@gmail.com
En facebook: María Urrutigoity Cocina

Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 01:01
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 01:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'