¿Pudiendo endeudarse más, por qué EEUU habla de default?

Siempre los default de deuda soberana se han dado por la imposibilidad de un país de refinanciar sus vencimientos de deuda, al no encontrar nadie dispuesto a prestarle dinero. Pero este no es el caso de la mayor economía del mundo, ya que si quisiera emitir más deuda el mundo esta dispuesto a comprársela. El conflicto es político más que económico.

Estados Unidos al borde del abismo. Estados Unidos probando los propios sinsabores que tantas veces sufrieron los denominados emergentes. Estados Unidos cerca del default de su deuda.

Este es el tema que ocupa todos los titulares en los últimos días y que se renueva segundo a segundo. Este el tema que preocupa a todo el mundo.

Al margen de estos titulares, es tarea de los analistas e inversores, detenerse a analizar con seriedad y sin desesperarse los temas que preocupan a los mercados. Y como siempre me gusta remarcar, observar cómo reaccionan los mercados y cómo actúan los inversores, no con sus dichos sino con su dinero.

La famosa palabra en inglés default hace referencia a una cesación de pagos. Lo interesante del caso de Estados Unidos es que siempre los default de deuda soberana se han dado por la imposibilidad de un país de refinanciar sus vencimientos de deuda, al no encontrar nadie dispuesto a prestarle dinero. Sin ir más lejos la voz crédito denota la fama o reputación que goza un agente de satisfacer sus compromisos.

Pero al analizar el caso de Estados Unidos, se puede ver a simple vista que si este quisiera emitir más deuda, el mundo está dispuesto a prestarle a tasas muy bajas, en niveles mínimos en términos históricos. Por ejemplo, un bono del Tesoro de Estados Unidos a 5 años paga menos de 1,5% anual, a 30 años menos de 4,5%. E incluso estas tasas se encuentran bajando (es decir que hay presión de demanda por deuda norteamericana).

Entonces, ¿por qué Estados Unidos puede defaultear? La respuesta en este caso no está en la economía sino en la política. El Tesoro enfrenta un techo o límite de deuda que es determinado por el Congreso, como muchos habrán oído ese techo ya ha sido alcanzado, y el 2 de Agosto se debería emitir nueva deuda (por los buenos datos de recaudación esta fecha podría atrasarse hasta el 10 de Agosto).

¿Por qué el Congreso no aumenta el techo de la deuda? Aquí se encuentra el centro de la discusión. En la actualidad la Cámara de Representantes se encuentra dominada por los republicanos, quienes están dispuestos a hacer “sufrir” al presidente demócrata para lograr la aprobación de un nuevo límite. En busca no sólo de arruinar la imagen de Obama, sino también de vengarse por el duro golpe que fue para los republicanos la reforma al sistema de salud impuesta por los demócratas.

Por lo pronto la discusión se da en un punto de confrontación histórica entre republicanos y demócratas, mientras los primeros quieren ajustar la economía por medio de reducción del gasto, los últimos lo quieren hacer mediante subas en los impuestos. Los republicanos defienden a sus electores y los demócratas a los suyos.

¿Cómo terminará esto? Probablemente se llegue a un acuerdo sobre el abismo de la fecha límite, donde los republicanos lograrán algunos de los ajustes que demandan y deberán ceder en otros ya que esta estrategia empieza a arruinar la imagen de ellos mismos ante el electorado. Electorado que empieza a ver que este peligroso “juego” hace tambalear a la economía.

¿Qué pasa si no hay acuerdo? Aparentemente el Tesoro cuenta con un plan B contable para poder mover partidas presupuestarias y seguir adelante, aunque esta estrategia sin dudas dispararía una disminución de calificación por parte de las calificadoras de riesgo. Otros hablan de la posibilidad de tomar la enmienda 14 de la Constitución y declarar inconstitucional el techo de la deuda actual, algo poco probable y engorroso. No llegar a un acuerdo sería una gran irresponsabilidad por parte de los políticos, que afectaría el crédito del país a futuro.

Por lo pronto el mercado de bonos del Tesoro no parece tener miedo, aunque en el mercado de renta variable se ven algunas bajas que demuestran que los inversores empiezan a perder la paciencia ante este peligroso juego de poderes políticos.
Opiniones (0)
21 de enero de 2018 | 00:11
1
ERROR
21 de enero de 2018 | 00:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos