Profunda preocupación por la falta de combustibles

Pareció que no nos iba a tocar, que sólo afectaría a otros. Sin embargo, aquí está. En San Rafael aquellos que necesitan cargar combustible están en problemas. Los empresarios locales, nada pueden hacer más que atenerse a las disposiciones del gobierno que no les permite contar con más combustible que el cupo asignado.

En San Rafael aquellos que necesitan cargar combustible están en serios problemas. Conseguir el líquido necesario para el funcionamiento de sus vehículos, dejó de ser el mero trámite de acercarse a una estación de servicio. Largas colas y, en muchos casos, recorridos por distintas estaciones nos presentan la realidad que estamos pasando los sanrafaelinos.

El problema ya no es solo de las Super o el Gas oil común, cargar cualquier fluido pareciera estar cada vez mas relacionado a la suerte de llegar detrás de los camiones abastecedores de las estaciones.

Esa es la realidad que viven los consumidores, pero está la otra, la de los estacioneros, empresarios que pelean hora a hora por una carga de alguno de estos combustibles.

Ariel Russo es el delegado de la Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines, AMENA para el Sur provincial y además de reconocer esta situación sostiene que no hay visos de solución. Es que los empresarios están desalentados por el discurso que está pronunciando el gobierno: a nivel provincial, hace algunos días el secretario de Hidrocarburos Walter Vázquez pidió a los consumidores que cargaran menos, en tanto el ministro De Vido dijo que "el combustible está en los tanques de los autos", frase que irritó más que alivió a los usuarios y empresarios.

En las estaciones de servicio esperan cargas de 34 mil litros y reciben 5mil. Están entregando cupos de 100 pesos, de a 15 litros.

Pero además comienzan a aparecer odiosas y malignas prácticas: el mercado negro. En algunos lugares el precio lo pone el tiene combustible. O sea, hoy la nafta no tiene precio.

La preocupación está flor de piel de los empresarios. Una pregunta basta para que, ya sin esperanzas de solución en el corto o mediano plazo, expulsen toda la… rabia? que tienen guardada.

“Que no ha habido exploración, que no hay extracción de crudo, que ésta es menor a la que había hace 10 años, que no han hecho las obras que había que hacer en las destilerías…”

Cuando se pregunta por cuál sería la solución inmediata recuerdan que hace un año estaban los subsidios, estos que aporta el gobierno nacional, pero que ahora se han retirado. Un barco cargado hoy genera pérdidas por 4 o 5 millones de pesos.

Para los empresarios hay un mal peor: la negación de la realidad, en tanto ésta no sea asumida, nadie buscará soluciones. Hoy nadie las busca.

Le consultamos si valen de algo los recursos de amparo que se han presentado en algunas provincias; la senadora nacional por Mendoza Laura Montero con otros legisladores nacionales y provinciales presentaron uno ante la Justicia Federal.

 Para Russo no sirven, “con ellos no hay forma de producir más combustible que es lo que se necesita”. Ariel Russo entre indignado y afligido expresa, “nadie se anima a decir lo que está pasando”.“Si seguimos así habrá desabastecimiento, deberemos prescindir de personal”. 

 De hecho ya lo están haciendo, primero adelantaron vacaciones, luego licencias sin goce de haberes…y luego lo que sigue, el fin de la relación laboral.

“Los costos son elevadísimos, la Cámara está muy preocupada por la situación” concluye.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 17:14
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 17:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial