Deportes

La movida de Don Julio: ganan todos, pierde el fútbol

El presidente del fútbol argentino se las arregló para ensamblar un torneo que convenga a la mayoría en algún punto. Como contra partida el fútbol local pierde competencia y queda herido de muerte.

Don Julio sigue demostrando que no ha logrado mantenerse en el poder durante más de 30 años por casualidad. Ayer dio una cátedra de dirigencia. Lejos de comulgar con el mandamás, hay que reconocer habilidades y trasfondos políticos.

De un plumazo y en un solo movimiento se sacó de encima la principal crítica de la oposición de Daniel Vila, salvó de futuros descensos a los grandes del fútbol argentino, se garantizó el regreso a Primera de River en un año y de pasó abrochó un gran negocio: AFA TV. 

Para redondear una faena que será recordada en el tiempo, antes de planear la modificación del campeonato firmó un nuevo contrato con Adidas para vestir a la selección Nacional por 10 años y en una suma de 155 millones de euros.

En el mismo orden y tras poner al país a discutir del posible nuevo formato se anunció la “renuncia” de Batista al frente de la selección y la aceptación de la misma. Don Julio sigue sin destituir entrenadores.

Todos ganan: el nuevo torneo

Desestabilizó a la oposición: El caballito de batalla de Daniel Vila y los rivales políticos de Grondona es la federalización del fútbol.

Don Julio, tomó parte de ese concepto y armó un torneo que parece federal pero no lo es. Con la bandera de un torneo igualitario lo único que logra es proteger a los grandes y dejar al borde del abismo a los más chicos.

Tremenda movida política de Don Julio, que ya entregó la Copa Argentina y ahora con este nuevo formato eliminaría los promedios del descenso a corto plazo.

Da la sensación que les está dejando todo lo que piden sobre la mesa porque sabe que conduce al caos y cuando eso pase, Don Julio ya no estará al frente.

No salvó a River, salvó a varios:
El que crea que el formato podría cambiarse para salvar a River, está mirando la mitad del asunto.

El nuevo modelo evita los futuros descensos de Boca, San Lorenzo, Racing, Newell’s, Arsenal e Independiente, equipos que debían comenzar la temporada con la soga al cuello.

En contra punto castiga a los cuadros que lograron adaptarse y sobrevivir en el cruel mundo de los promedios como Godoy Cruz, All Boys y Olimpo.

Ascenso garantizado: La táctica ajedrecista de Don Julio evita la permanencia perpetua de los grandes en la B Nacional.
El formato que debe votarse en octubre para aplicarse en agosto de 2012 garantizaría el ascenso de River, Huracán, Rosario Central, Gimnasia y Quilmes entre otros.

Tomando el punto anterior y este, el mandamás del fútbol argentino estaría beneficiando a los 10 equipos con más tradición y peso. Estarían quedando fuera solamente Vélez y Estudiantes entre los más importantes históricamente hablando.

Un gran negocio:
entre tanta movida deportiva y política, Don Julio tuvo tiempo para ver la pata económica en una misma jugada.

El estado dejará de pagar cerca de 600 millones de pesos en conceptos de televisación y desde agosto con el nuevo diagrama pagaría 1.500 millones de pesos. 

Todos los partidos serían televisados en canales abiertos, pero como las pantallas de los canales oficialistas no alcanzan, se pondrá al aire desde febrero AFA TV y por esa señal se emitirán gran parte de los juegos de la fecha.

El anuncio fue realizado por lo bajo y cuando todo el mundo discutía el nuevo torneo. Otra maniobra justa y acertada del dueño del fútbol. 

Muchos ganadores: Don Julio le dio un golpe político a la oposición y le anuló su principal carta de guerra. La federalización.

Los grandes en riesgo de descenso salieron ganando este año se anulan los descensos en Primera. Con la nueva estructura es casi imposible que desciendan entre 38 equipos.

Otros victoriosos son los equipos que corrieron con la “desgracia” de perder su lugar en Primera, pero ahora beneficiados por la modificación regresaran en un año.

En el mismo lote se ubican los equipos chicos que veían con ojos lejanos la chance de jugar en la elite del fútbol nacional, aunque para ellos si será complicado mantenerse en la nueva forma de disputa.

El estado logró quitarle los derechos de la televisación a TyC que se queda sin trasmitir la B Nacional. Triunfo del Gobierno en la vieja disputa que mantiene con el canal deportivo.

Los dirigentes que aprobaron el proyecto siendo perjudicial para sus propias instituciones seguramente tienen acordado algún punto que los beneficie, de lo contrario su voto es incomprensible.

Uno supone que con está nueva estructura los clubes que fueron perjudicados deportivamente (Lanús, Godoy Cruz, All boys, Colón) serán recompensados con una nueva y mejorada escala de redistribución económica.

Entre tantos ganadores y beneficiados el único perdedor es el fútbol argentino que continúa en terapia intensiva pero su entorno en lugar de salvarlo sigue viendo la posibilidad de sacarle más dinero antes que se muera. 
En Imágenes