Deportes

Se inicia la cuenta atrás, a un año de los Juegos Olímpicos de Londres

Un enorme reloj instalado en el corazón de Londres, en Trafalgar Square, cuenta los meses, días y minutos, para que nadie pueda ignorar el inicio de los Juegos Olímpicos, que tendrán lugar dentro de un año el miércoles, ya que la cita comenzará el 27 de julio de 2012. El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rooge, asistirá a una ceremonia el miércoles en la plaza situada en las proximidades de los ministerios y del palacio real, un año antes de la cita deportiva a la que 10.500 atletas están invitados a participar.

Un enorme reloj instalado en el corazón de Londres, en Trafalgar Square, cuenta los meses, días y minutos, para que nadie pueda ignorar el inicio de los Juegos Olímpicos, que tendrán lugar dentro de un año el miércoles, ya que la cita comenzará el 27 de julio de 2012.

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rooge, asistirá a una ceremonia el miércoles en la plaza situada en las proximidades de los ministerios y del palacio real, un año antes de la cita deportiva a la que 10.500 atletas están invitados a participar.

Porque a partir del 27 de julio de 2012, hasta el siguiente 12 de agosto, después de seis años de preparación y varios miles de millones de euros invertidos para construir la mayor sede olímpica, sobre unos terrenos baldíos y contaminados de una zona industrial pauperizada al este de la capital británica.

El presidente del Comité de organización local de los Juegos, Sebastian Coe, afirma que las obras "avanzan de acuerdo con el calendario", y un 90% de las mismas ya están acabadas.

En la sede de la cita deportiva ya está levantado el estadio olímpico, con capacidad para 80.000 espectadores, el velódromo, la piscina de diseño moderno, las instalaciones de hockey y de balonmano, además de una Villa Olímpica nueva y reluciente, que luego se convertirá en un complejo habitacional.

"Estoy orgulloso de los extraordinarios progresos que hemos llevado a cabo en el parque olímpico", declaró sobre las instalaciones a la AFP en una entrevista Sebastian Coe.

Un jardín comienza a tomar forma sobre lo que hace apenas seis años era un vasto descampado, y a los habitantes de los barrios de los alrededores de la zona se les implicó en parte por las obras, ya que se instaló allí una academia de formación.

Jason Vaughan, un empresario de 25 años que vive en la zona, apuntó que los "comerciantes van a aprovechar" la cita olímpica y que "habrá más trabajo". Pero también dijo que hay más anuncios exagerados que verdaderas consecuencias positivas.

Además de la flamante Villa Olímpica, las instalaciones más prestigiosas de la capital estarán al servicio de la cita. Así, por ejemplo, el césped impecable del legendario estadio de Wimbledon albergará las competiciones de tenis, disciplina que se encuentra entre las que más entradas vendieron.

Toneladas de arena serán vertidas en los lugares más visitados de Londres, como en la Horse Guards Parade, para los torneos de voleiplaya.

Los especialistas del triatlón y los nadadores en aguas libres competirán en el lago Serpentine de Hyde Park, y Wembley, de sobra conocido por los aficionados al fútbol, también albergará la final del torneo de balompié.

Si bien los preparativos van a buen ritmo, no obstante, la venta de entradas ha sido el aspecto organizativo de la cita más criticado. Cientos de miles de solicitantes de billetes, a menudo interesados en adquirir modestas cantidades de pasajes, se quedaron sin sus anhelados pases.

Cerca de dos millones de personas solicitaron 20 millones de entradas, es decir, tres veces más que el número de billetes disponibles (6,6 millones) en la primera venta, realizada el pasado mes de abril.

Sebastian Coe defendió el sistema de sorteo entre solicitantes como el más adecuado frente a una demanda "sin precedentes".

A nivel de seguridad, la reciente dimisión del número uno de Scotland Yard y del responsable de la lucha contra el terrorismo, implicados en el escándalo de escuchas ilegales del periódico News of the World, no amedranta a los responsables.

"No tendrá ninguna consecuencias", apuntó Coe, quien estimó que los preparativos a nivel de seguridad están listos y permanecerán" así.

El Gobierno británico tiene previsto dedicar 670 millones de euros a la seguridad de los Juegos Olímpicos y la ministra del Interior, Theresa May, afirmó que el "gobierno no dejará nada librado al azar".

A principios de julio se llevaron a cabo una serie de pruebas destinadas a la preparación en vista de eventuales ataques terroristas.

Varios ejercicios de seguridad se desarrollarán, además, en el año que precede a los Juegos, aunque la Policía se preparó recientemente para asegurar dos grandes eventos: la visita del Papa, en setiembre de 2010, y la boda real entre el Príncipe Guillermo y Kate Middleton, el pasado 29 de abril.
Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 14:50
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 14:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México