Trenzas: un recurso práctico y favorecedor

Sorprendentemente, cada temporada se reinventan. Porque a la consabida versión romántica -relajada y hacia un costado- se une un extenso catálogo de alternativas que confirman las posibilidades de este peinado y su hegemonía, en cualquier época del año. Los recursos para darle una vuelta de tuerca son diferentes y variados. Aquí te mostramos cómo las llevan Liv Tyler, Uma Thurman, Kirsten Dunst y Diane Kruger, entre otras.

Año tras año, las trenzas reaparecen de forma inédita y sorprendente. Porque a la consabida declinación romántica -de lado y trabajada de forma relajada- se une un extenso catálogo de versiones que confirman las posibilidades de este peinado y su hegemonía, en cualquier época del año.

Los recursos para darle una vuelta de tuerca son diferentes y variados. En la alfombra roja se usan finísimas diademas- joya, tal y como hace Kirsten Dunst, o de lazos de terciopelo negro, al tiempo que se versionan las propuestas más tradicionales a modo de cordel o con trenzas de raíz evocadoras de diademas, vistas en las cabelleras de actrices como Liv Tyler o Rosie Huntington. En la pasarela se reciclan en recogidos victorianos, románticos o de inspiración campesina, como se pudo ver en los desfiles de Yves Saint Laurent o Valentino.

Porque alabamos el poder favorecedor de este infalible recurso, te mostramos todas sus versiones.

Reinventando los grandes clásicos. Kate Bosworth recrea el tradicional moño italiano con un trenza gruesa trabajada de raíz a nuca.

En el punto medio. Valentino alta costura también explora las posibilidades de las trenzas campesinas, aunque marcando la raya al medio y trabajando dos diferentes que se entrelazan en la nuca. Es otra opción.

Con vocación Lolita. Diane Kruger demuestra las posibilidades de la tradicional trenza romántica. Alborotada, sin definir, deshecha y con un mechón de pelo que cubre con acierto la gomita.

Con rizos. Uma Thurman también se inclina por la versión más romántica, aunque la sensualiza con un mechón ondulado que cubre sutilmente el rostro. La trenza de Uma está muy suelta y trabajada previamente con una cola baja que asegura la vida del peinado.

Detalles que marcan la diferencia. Usar un lazo o traba al final de una larguísima trenza, como la que luce Hailee Steinfeld, es otro acierto. Transforma por completo la perspectiva del look.

A medias. Helena Christensen apuesta por la versión doble sin terminar y sin sujetar con colitas.

En estado puro. Valentino retoma las trenzas más tradicionales.

Texturas enmarañadas. Blake Lively juega con una textura enmarañada para dar forma a dos trenzas indefinidas que se confunden con el resto de la melena. El detalle gold con forma de flor hace el resto.

Destroyed. Otra versión enmarañada. La firma Diane Kruger. Para conseguir este resultado es necesario ondular el cabello previamente y alborotarlo después con los dedos.

Estética mimbre. La propueta de Alexander McQueen replica las rejillas de una cesta de rafia.

Inspiración school. El atemporal recurso de una cola trenzada se confirma con vehemencia esta temporada. Así lo hace Penélope Cruz.

La declinación más sensual. Reciclada a modo de diadema, Rosie Huntington (y su estilista) trabaja una trenza cordel para enmarcar una mitad del rostro, poniendo el punto final a la altura de la nuca, donde el cabello se suelta y adquiere dosis extra de volumen.

El resto de la melena queda suelta, de forma casi simétrica, aunque con la raya ligeramente hacia el costado.

De raíz. Las trenzas versionadas a modo de semidiademas son un recurso excelente para sofisticar una melena. Liv Tyler retoma la tradicional versión de raíz finalizada a la altura de la nuca.

La actriz marca aún más la dirección de su raya para aportar mayor volumen y sofisticación al look.

California Dream. La imagen de Jessica Stam puede servir de inspiración a cualquier fémina ya que la trenza -trabajada con una sección generosa de mechones delanteros y prendida después estratégicamente- reinventa de forma inmmediata una melena messy.

Trenza + diadema joya. Es la infalible fórmula de Kirsten Dunst, que opta por el tradicional recurso de la trenza a modo de diadema, explorando en clave sofisticada con una finísima tira con detalles de cristal.

Campestre chic. El tradicional peinado de las trenzas campesinas tiene un único requisito: gozar de una abundante melena que asegure la rotundidad de su forma. Es el caso de la joven actriz Elle Fanning. También puede recurrirse a un postizo.
Opiniones (1)
17 de diciembre de 2017 | 18:57
2
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 18:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. amo esas mujeres especialmente Ellen Fanning, Helena Christensen y Lindsey Wixson para Alexander McQueen, los ejemplos son buenisimos, me re gustaron, gracias y usen trenzas chicas!
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho