El autor de la masacre no tuvo cómplices

Anders Behring Breivik reconoció que planeó y ejecutó solo el doble atentado que dejó al menos 92 muertos y 97 heridos. La policía investiga no obstante para determinar si había "uno o varios" tiradores en la isla de Utoya, donde se llevaba a cabo la universidad de verano de los jóvenes laboristas "Admitió tanto la bomba como el tiroteo, aunque no se considera culpable de nada", dijo el jefe policial, Sveinung Sponheim, en conferencia de prensa 

"Dice que estaba solo, pero la policía debe comprobar todo lo que dice. Algunos de los testigos en la isla (donde se produjo el tiroteo) han dicho que no estaban seguros de si había uno o más agresores", declaró. Sponheim dijo que la policía no tenía otros sospechosos de la peor masacre cometida en Noruega desde la Segunda Guerra Mundial, en la que hubo también 97 heridos. Varias personas siguen desaparecidas, lo que podría elevar la cifra final de muertos.

El noruego, de 32 años, detenido poco después de los ataques, ligado a grupos ultraderechistas, fundamentalistas cristianos e islamófobos, reconoció ante las fuerzas de seguridad que estuvo detrás de la tragedia de la isla de Utøya, en la que murieron tiroteados al menos 85 personas, en su mayoría adolescentes.

Así lo explicó su abogado, Geir Lippestad, conocido por haber defendido a famosos neonazis, en una entrevista al canal de televisión "TV 2", en la que apuntó que el sospechoso declaró ante la policía durante horas.

"El explicó la seriedad del asunto, la increíble amplitud de heridos y muertos. Su reacción fue asumir que era cruel ejecutar esos asesinatos, pero en su opinión esto era necesario", apuntó Lippestad, que confirmó el nombre del sospechoso, un extremo que hasta el momento sólo habían hecho los medios locales.

 
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 08:04
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 08:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial