Natalee Holloway: uno de los personajes más buscados del mundo en Internet

Natalee Holloway, de 18 años, desapareció en la Isla caribeña de Aruba en mayo del 2005. Su caso fue un gran misterio durante muchos años, hasta que hace pocos días una cámara oculta logró el testimonio de un hombre que confiesa haber arrojado su cuerpo al mar. Una historia rodeada de misterios

En la noche del 29 de mayo del 2005, Natalee Holloway, de 18 años, conoció a Joran van der Sloot en un casino en Aruba. Los dos se fueron a la playa donde intercambiaron caricias. Según Van der Sloot, la joven de repente empezó a temblar y seguidamente ya no reaccionó. Él intentó por todos los medios que volviera en sí, pero no tuvo éxito.

Joran van der Sloot esconde el cuerpo entre los arbustos de la playa y se dirige al hotel Marriott donde llama a un amigo desde un teléfono público. Este amigo, llamado Daury, acude a su llamada y juntos llevan el cuerpo de Natalee al barco del amigo, quien se adentra en alta mar y arroja el cuerpo al océano. Seguidamente vuelve a encontrarse con Van der Sloot y le instruye para que al día siguiente vaya al colegio y se comporte normalmente, como si no hubiera pasado nada.

Luego de dos años y medio de este episodio, siete millones de espectadores holandeses contemplaron el domingo 3 de febrero pasado la confesión, grabada con una cámara oculta, del joven Joran van der Sloot que admitió haber lanzado al mar el cuerpo de la joven estadounidense fallecida en sus brazos. El chico era el principal sospechoso de la desaparición de la turista Natalee Holloway en Aruba, en el antiguo Caribe holandés.

En la filmación tomada por la cámara oculta, Van der Sloot expresó que Holloway, estaba alcoholizada y comenzó a temblar y desplomarse en la playa mientras se besaban en mayo del 2005. "De pronto comenzó a temblar y se enmudeció", expresó Van der Sloot en holandés, y agregó que no la mató. "Nunca mataría a una chica". Dijo que le dio pánico e intentó revivirla, aunque no pudo. Expresó que Holloway parecía muerta, pero que no estaba seguro de que ella estuviera aún con vida cuando un amigo se la llevó.

La justicia local cerró el caso por falta de pruebas, pero la habilidad de Peter R. de Vries, periodista de sucesos y conductor del programa de investigación criminal, ha logrado un testimonio que ha desembocado en la reapertura del sumario.

Peter R. de Vries le pagó a una persona para que se hiciera amiga del joven y grabara sus conversaciones. En una habría confesado su culpabilidad. Ahora, los fiscales se preparan para acusar a Joran de asesinato, o bien de homicidio, en cuanto aclaren un dato sobrecogedor escuchado en la grabación: no comprobó si Natalee estaba muerta antes de arrojarla al mar.

Sin negarle la maestría del trabajo periodístico -emitido por la cadena comercial RTL4-, Holanda entera se ha enzarzado en una discusión sobre la ética de una confesión de esta índole. Los detractores reniegan de las cámaras ocultas porque alientan los "juicios paralelos" y predisponen a un linchamiento moral. El debate ha llegado al Parlamento, pero De Vries se ha convertido en el hombre del momento, tanto en Holanda y en Estados Unidos.

A continuación, un video con algunas fotos de los protagonistas:

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 09:48
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 09:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial