Deportes

Ponele nombre propio a los personajes de la fábula "Chau Checho"

En el interior de la nota te espera un relato ficcionado de lo que ocurre en el seno del fútbol Argentino. Conocé a los protagonistas y participá de la encuesta.

El ferretero tiene un problema, el gerente de la empresa dejó escapar un negocio brillante. Podía quedarse con un cargamento muy valioso aprovechando la débil propuesta de los brasileños, pero la licitación fue muy pobre y el “botín” será para los uruguayos o los paraguayos.  El ferretero engranó y ahora necesita que alguien pague los platos rotos.


El gerente sabe que fracasó, pero su orgullo es tan grande que no lo quiere reconocer públicamente aunque en la intimidad lo reconoció varias veces. El ferretero que tiene en claro que todo pasa, ya elabora un plan para remover al responsable de la perdida con un plan para que todo “parezca un accidente”.

Allí entran en acción el hijo del ferretero y el Narigón, un hombre de confianza del dueño de la empresa que siempre cae parado, pese a los desatinos y malas decisiones. La puesta en escena incluye la renuncia de estos dos para que los socios de la ferretería no la acepten y así continuar con el proceso.

Junto al inexperto gerente se marchará el cuerpo de asesores que no le aportó casi nada durante el tiempo de trabajo. La lucha por el puesto vacante ya genera serías discusiones en el café que está pegadito a las oficinas del ferretero. El Narigón postula a uno y su vástago se la juega por otro. El ferretero escucha.

El principal candidato es “Pachorra” un tipo experimentado que ha visto varias negociaciones desde adentro. En Francia, formó parte de una comitiva que no trajo al país lo que fue a buscar, pero fue perdonado y tendría su chance.  Tiene todas las de ganar, aunque algunos problemas de salud podrían jugarle en contra. Tiene contrato con una Petrolera de Dubai pero también una cláusula por si el ferretero lo llama.

La segunda opción es el Tata, un joven emprendedor que llevó a la fama a una humilde Pyme de Paraguay. El Tata se lleva muy mal con el mayorista guaraní al que proveé y por eso no vería con malos ojos volver al país.

Sacando estas propuestas, todos quieren a Carlitos, reconocido e ilustre empresario que ayudo a reconstruir el imperio de un joven y adinerado administrador.  Carlitos y el ferretero se juntaron a conversar, pero el viejo empresario no habría aceptado las pretensiones del semi calvo administrativo.  Sacar al Narigón del círculo de confianza y remover el grupo de asesores fueron los pedidos denegados por el dueño del circo.

Con las cartas en la mesa sólo falta que el lunes lo socios del negocio levanten la mano y se elija al sucesor del gerente que fracasó. Pachorra tiene todas las de ganar pero no hay que descuidar al Tata y por que nó, soñar con el final menos pensado. El Narigón, como en los viejos tiempos, al frente de la ferretería.

 

Opiniones (1)
24 de septiembre de 2017 | 21:10
2
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 21:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muy buena la nota, es tal cual lo comentan pero aca debe irse de Grondona para abajo y arrancar con una nueva dirigencia para el fútbol argentino.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'