No cesa el problema y siguen las complicaciones para cargar combustibles

Hacer fila y esperar para cargar combustible es un panorama que desde hace semanas se repite en San Rafael, como ocurre en la provincia y otros puntos del país. La falta de naftas y gasoil en algunas estaciones provoca largas colas en otras, que tampoco ofrecen el abanico completo de opciones. Los camioneros, también complicados para conseguir gasoil.

Los problemas con el combustible siguen a la orden del día en San Rafael, así como ocurre en varios puntos del país. Entre ayer y esta mañana se vieron largas colas de vehículos particulares y camiones de distintas empresas esperando el turno de lo que a esta altura se ha convertido una tarea complicada: cargar combustible. Si la suerte acompaña, hacer la fila es señal de que, por lo menos, haya qué cargar. Pero no es extraño ver muchas estaciones con sus mangueras cruzadas o carteles con el aviso de que no hay combustible.

Hasta esta mañana, Petrobras vendía un cupo de hasta 100 pesos de cualquier combustible por cada auto, mientras que mantenía abierta dos bocas de GNC. En la estación de servicios ACA de bandera YPF, ubicada en 9 de Julio e Hipólito Yrigoyen, se vendían sólo las líneas Premium de nafta y gasoil. En tanto, en la ESSO de avenida Espejo e Hipólito Yrigoyen hasta esta mañana no había ningún tipo de naftas ni gasoil, y sólo vendían GNC. Mientas que en la Shell próxima a la rotonda oeste no quedaba ninguna clase de gasoil ni nafta común. En la estación de bandera YPF de la vuelta de Stocco, sobre ruta 144, pudo verse una interminable fila de camiones a la espera de cagar gasoil, y aunque la cola era menor, los particulares también debían esperar.

Este viernes por la mañana, la fila de camiones esperando para cargar gasoil en la estación de servicios de la vuelta de Stocco.

El problema es de carácter y extensión nacional. Un día después de que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, negara el problema y asegurara que todo se debe a una campaña mediática en contra del gobierno, Enrique Eskenazi, el principal accionista argentino y vicepresidente de la petrolera YPF, que vende 6 de cada 10 litros de combustible que se consumen en el país,  reconoció ayer que hay desabastecimiento y lo atribuyó al fuerte incremento en las ventas de automóviles. "Creo que el desabastecimiento existe. Eso quiere decir que tenemos que responder más rápidamente a la multiplicación del parque automotor”, dijo Eskenazi a un grupo de periodistas durante una visita a Santa Fe.

Desde la delegación local de AMENA (Asociación Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines), se viene  insistiendo en que la situación reinante obedece a la falta de inversiones en infraestructuras en las destilerías que no acompañan el crecimiento del parque automotor. “Aparentemente a las petroleras no les sirve el precio en que se venden las naftas en el mercado interno, por lo tanto no le conviene producir combustibles, con la implicancias de un parque automotriz que crece permanentemente”, había dicho Ariel Russo en una nota a este diario hace poco menos de un mes, cuando el problema comenzó a verse con mayor frecuencia en la provincia y por ende, en esta ciudad.

Opiniones (0)
24 de agosto de 2017 | 04:27
1
ERROR
24 de agosto de 2017 | 04:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.