Francisco Pérez y Roberto Iglesias no tienen interés en debatir

Los candidatos a gobernador del PJ y la UCR rechazaron la posibilidad de debatir en lo inmediato, porque ninguno de los dos quiere acelerar los tiempos de la campaña provincial

Un trascendido periodístico  precipitó un dato electoral relevante: ni Francisco Pérez ni Roberto Iglesias, los principales candidatos a gobernador de la provincia, están dispuestos a cruzarse en vivo y en directo para debatir propuestas.

Radio Nihuil indicó ayer que el justicialista Paco Pérez propiciaba el debate público con su contrincante de la UCR. Sin embargo, poco después, Iglesias descartó la posibilidad de manera tajante.

“Ahora no, ya llegará el momento, que haga sus propuestas por su lado”, sostuvo Iglesias en un intervalo de los actos de campaña del candidato presidencial Ricardo Alfonsín, que ayer visitó Mendoza. Iglesias se mostraba muy molesto porque Pérez tildó de "mediocre" la campaña que hasta ahora ha desarrollado la UCR.

Pero, enseguida, el propio justicialismo corrigió la versión sobre el supuesto interés de Pérez en debatir con su rival. Según fuentes del comité de campaña, el candidato a gobernador del peronismo en realidad ha descartado la posibilidad de proponer un debate, por lo menos hasta después de las elecciones primarias del 14 de agosto y casi con seguridad hasta los primeros días de septiembre.

La estrategia de campaña del oficialismo es diferente: los peronistas no calentarán el escenario con una propuesta de debate hasta después del 28 de agosto. O sea, cuando pasen también las elecciones anticipadas para elegir a los intendentes de Capital y San Carlos.

Y habrá que ver entonces quién tira la primera piedra. Es que, normalmente, la lógica de los debates está relacionada con el posicionamiento de cada candidato.

Si el primero lleva una buena diferencia sobre el competidor según las encuestas, hace la plancha, mientras que el perseguidor es quien busca meterle picante a la campaña, ya sea a través de la discusión pública o por otro tipo de desafío.

Fuera del folclore político, lo cierto es que radicales y peronistas tienen en claro como estrategia no adelantar los tiempos de la campaña provincial, que desemboca en las elecciones del 23 de octubre. El primer turno electoral (las primarias) es, en cambio, para definir a los candidatos presidenciales y a legisladores nacionales.

Por eso, Guillermo Carmona, primer candidato a diputado nacional del PJ, recogió rápidamente el guante cuando días atrás el postulante del radicalismo al mismo puesto, Enrique Vaquié, lo desafió a debatir a través de la red social Twitter.

Finalmente, o mejor dicho, para abrir una tanda de cruces de campaña que seguramente no terminará allí, Carmona, Vaquié y los primeros candidatos a diputados nacionales del PD (Roberto Pradines) y del Partido Federal (Ricardo Puga) acordaron que se enfrentarán en un debate sobre la política de vivienda, el cual se realizará el 28 de este mes en el hotel Hyatt.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 15:25
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 15:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes