Deportes

Sin triunfos: Paraguay venció a Venezuela en los penales y es el otro finalista de la Copa América

La "Vinotinto" y los "Guaraníes" empataron 0 a 0 en el Malvinas Argentinas luego de los 120 minutos reglamentarios, pero el conjunto dirigido por Martino se impuso 5 a 3 en la definición por tiros desde el punto del penal. El conjunto albirrojo llega a la final del torneo sin haber ganado ningún partido, su rival será Uruguay que superó a Perú anoche. No te pierdas la fotogalería.

Paraguay derrotó hoy a Venezuela por 5-3 en los lanzamientos de penales y jugará ante Uruguay la final de la Copa América de fútbol el domingo en Buenos Aires.

Será la primera final de Paraguay desde 1979 y la alcanza sin haber ganado ninguno de los cinco partidos jugadores, ya que hoy el partido concluyó empatado sin goles tras 120 minutos de juego.

Venezuela, que alcanzó su primera semifinal de la historia, jugará el sábado por el tercer puesto ante Perú.

En un partido gris y parejo en el que apenas hubo fútbol, Venezuela propuso algo más, sobre todo en la prórroga, donde Paraguay sufrió en inferioridad numérica, apostó a los penales y ganó de nuevo como ante Brasil en cuartos. Lo hizo anotando todos sus lanzamientos, mientras que para Venezuela erró Lucena. El conjunto guaraní optará a su tercer título continental.

Ante la falta de creatividad que tienen ambos equipos en el mediocampo, las jugadas a pelota parada iban a ser cruciales. En el 3-3 de la primera fase, Paraguay anotó sus tres tantos en ese tipo de acciones, a través de las que Venezuela hizo sus dos goles en el triunfo por 2-1 en cuartos ante Chile.

La eliminación de Chile provocó un frío ambiente en Mendoza, donde los fans de la Roja habían reservado entradas que muchos finalmente no usaron. El frío atmosférico se sumó al de las gradas.

Tampoco contribuyó el fútbol de ambos equipos. Poco hacía indicar que fuera una semifinal de la Copa América.

Paraguay, con varios cambios en el once respecto al duelo de cuartos ante Brasil, empezó proponiendo algo más de lo habitual. En el minuto 7 un remate de cabeza de Darío Verón tras un córner lo salvó con acierto el portero de la Vinotinto, Renny Vega.

Venezuela esperaba un poco más. En el 24' Paraguay aprovechó un buen contragolpe, pero Nelson Haedo Valdés lo desperdició con un remate cómodo para Vega.

Poco a poco, la Vinotinto, que nunca había llegado tan lejos en la Copa América, equilibró un partido marcado por las imprecisiones y los balones aéreos.

En el 35' el árbitro anuló bien por fuera de juego un gol del defensa venezolano Oswaldo Vizcarrondo. Otra vez en pelota parada.

En el 42' llegó la mejor ocasión del partido. Un balón colgado desde la derecha por César González lo remató de cabeza al travesaño Alejandro Moreno. El rechace cayó a los pies de Salomón Rondón, cuyo remate se topó con el portero Justo Villar, que recuperó el disfraz de héroe que ya lució ante Brasil.

Ambos equipos jugaban más para no perder que para ganar. Gerardo Martino, técnico de Paraguay, metió en la cancha a Marcelo Estigarribia, uno de los más destacados del equipo en la Copa América. Era una esperanza de creatividad, de que pasara algo, pese a que el zurdo se situó en la derecha.

César Farías, DT venezolano, respondió con la incorporación del delantero Miku. Roque Santa Cruz sustituyó a Haedo Valdés en Paraguay. Los cambios eran una oportunidad de que el partido cambiara.

Pero Santa Cruz apenas duró cinco minutos. Llegaba de una lesión y se volvió a romper.

Nada cambió. El segundo tiempo aún fue más pobre que el primero. "Que se vayan todos, que no quede ni uno solo", cantaban los pocos fans en Mendoza. Se añoraba a la vistosa Chile y a la siempre atrayente Brasil, víctimas de los grises actores de hoy.

Ambos parecían conformarse con jugárselo todo en los penales. Quizás había suerte y llegaba el gol en la prórroga en algún córner o falta. Uruguay se frotaba las manos por el desgaste que iba a tener su rival.

En un minuto se vio más que en todo el partido. Un remate desde fuera del área de Maldonado rebotó en Miku y la pelota se estrelló en el poste. Luego, Juan Arango lanzó una falta que culminó en el palo. Era el tercer remate a la madera de Venezuela en el partido. Villar parecía bendecido, como ante Brasil.

Paraguay iba a sufrir aún más con la expulsión de Jonathan Santana poco después de que lo fuera el técnico Martino. Venezuela se fue en busca del partido: tenía uno más, Villar estaba lesionado y Arango, el jugador de más clase de la cancha, vestía de color burdeos.

Paraguay se aferró a los penales y lo logró. Ahora debía confiar en la misma suerte que ante Brasil. Y la tuvo. Acertó todos los lanzamientos y Lucena falló para la Vinotinto.

Al final se desató una batalla entre los jugadores de ambos equipos que cerró un partido sin fútbol.
Opiniones (1)
23 de septiembre de 2017 | 18:21
2
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 18:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Nos quejamos de los pocos goles en cada partido, nos quejamos de fallos dudosos de árbitros o jueces de líneas, nos quejamos de equipos amarretes que se amontonan atrás y ensayan el catenacio italiano.... por el bien de la salud del fútbol, no va siendo hora de eliminar la LEY DEL OFF-SIDE? De esta manera se acaban las jugadas de "laboratorio" elaboradas para matar lo que mantiene vivo el fútbol: los GOLES... Que sirva de ejemplo esta CA Argentina 2011 y los goles convertidos. Yo quiero ver futbol y goles, y al que le guste el ajedrez, que mire a Kasparov...
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'