Rincón de la mujer

Dicen que las mujeres solemos tener mil miradas. La casa, la comida de la familia, la ropa, el calzado, los cuadernos de los chicos, y a eso, el trabajo diario. Que puede significar muchas horas fuera de casa. De eso le proponemos ocuparnos los fines de semana. Todos los temas, los que nosotros le detallamos y los que a usted se le ocurran. Aqui estarán, "de entrecasa", para compartir

Mujer - pareja


Según encuestas realizadas por empresas de profilácticos, las parejas tienen una frecuencia sexual promedio de 100 coitos al año. Lo que representa un promedio de dos encuentros por semana. Desde ya que los números oscilan según la cultura y costumbres de cada país; y, por sobre todas las cosas, del estilo, tiempo, ritmos y posibilidades de cada pareja (Comentario al paso: las encuestas hablan de "coito" pero, en más de una oportunidad, ya hemos dejado en claro que el encuentro sexual es algo más que penetración y orgasmo).

Si bien es reiterada la consulta, ¿cuánto es lo normal? ¿cada cuánto debemos tener relaciones sexuales?, la respuesta adecuada debería ser: "lo que acuerden ambas partes de la pareja (los dos)".

En este sentido, además de entender que no hay frecuencia sexual normal, sólo estadísticas y promedios, deberíamos considerar que, tal como señalan los expertos, no es sano ni conveniente para la pareja que haya quien esté pidiendo todo el tiempo tener relaciones así como tampoco que haya alguien que esté cediendo todo el tiempo para saciar los pedidos del otro.

La vida sexual es clave en la vida de relación, pero cada pareja sabe cómo y cuánto es lo necesario. Por eso, el primer consejo es: no es lo que "se debe" sino lo que "se desea" y lo que "se puede". 


Más allá de los trastornos o limitaciones - que de ser disfuncionales, para uno o para los dos, deberían consultarse con un profesional - también hay "tiempos" personales, de la pareja y de la familia; momentos vitales, hijos pequeños, exigencias laborales, situaciones de estrés y demás que, por lógica, alteran el deseo y demoran las frecuencias.

Desde ya que si todo estas limitaciones se sostienen en el tiempo, hay que ocuparse de hacer foco en aquello que resulta necesario aceptar o revertir. En muchos casos, es, precisamente, "el paso del tiempo" el motivo por el cual decae la frecuencia.

Y en esto entra en juego la graduación de la pasión, la creatividad, la novedad, la sorpresa. El diálogo sincero y la comunicación responsable resuelven todo entre dos que quieren sostener el compromiso de ser "una pareja".

En este sentido, otra sugerencia importante: no compararse con camas ajenas. Trate de armar y desarmar las propias sábanas cuantas veces resulte posible o sea necesario. Con perdón de la exageración o la envidia sana, en caso de ser posible: ¿Quién dice que es más feliz el hombre o la mujer que tienen relaciones los siete días de la semana?...

Hay parejas que con suerte tienen un solo encuentro al mes y con eso les basta. ¿Es esto normal? Ya dimos la respuesta y si aún persisten las dudas, responda sinceramente: ¿Cuán feliz o conforme está usted con su niveles de deseo y práctica? ¿y su pareja? A lo mejor, hay algo de lo que no estamos hablando, con el otro o con nosotros mismos.

(Juan Yesnik, de Ohlalá)

**********************************************

Mujer - hogar

En nuestro encuentro anterior, le presentábamos los elementos básicos y convenientes para trabajar "en serio" en su jardín. Trabajar en serio implica divertirse en el jardín, aprendiendo a convivir con la naturaleza en su contexto y con cada ejemplar vegetal en particular.

Aqui, le presentamos a la "Violeta Africana", bella, colorida..y para reproducir en terreno amplio o en el universo de una maceta.

Científicamente, la "Violeta" se denomina Saintpaulia Ionantha. En inglés le dicen “Bright eyes”( ojos brillantes), quizás porque sus estambres parecen ojitos sobre el fondo de colores.

Es una "enana" preciosa, de apenas 15 centímetros, que de puro generosa, te da flores todo el año....¿Y que te pide? mucha humedad, luz fuerte a moderada y temperatura moderada a elevada, evitando siempre las fluctuaciones.  Hay que abonarla quincenalmente en primavera, verano  y otoño y mensualmente en invierno (porque florece todo el año, justamente). Regarla solamente cuando esté seca.

Y aquí, otra hermosa compañía: la begonia

Se repoduce (igual que la Violeta...) por esquejes o fraccionando sus tubérculos: una hojita, un trocito de tallo ( o un trocito de su raíz) tierra y turba...y a esperar.

Tiene unas flores espectaculares que vienen en varias tonalidades según la planta: rojas, blancas, rosas, durazno y amarillas. Florece desde principios del verano hasta mediados del otoño y soporta una temperatura no menor a los 10° / 12° y no mayor a los 30°. Que no le dé el sol directo.  El suelo debería ser  un poco ácido y bien liviano. Necesita buena ventilación y no le gusta para nada el exceso de agua, así que deberías regarla sólo cuando esté seca. Fertilizarla cada quince días cuando hace calor, y una vez por mes en invierno.

..............................................................................

Mujer - detalles

¿Qué es un almohadón?

Algo tan simple como tomar algunos elementos manuables y encerrarlos en otro, cuya textura permita darle una determinada forma. O sea, ninguna ciencia en la definición, ni en la realización de ellos.

Para qué sirve un almohadón?

De la simple aplicación de "tapar" el aire frío que se cuela por la ventana (porque está agrietada su madera o porque, de tan vieja, está desvencijada) son perfectos para la pachorra, leer en la cama, mirar tele, y cumplir infinitos usos decorativos en casa (acompañar o contrastar con su color, aportar texturas, sumar calidez en espacios ultra modernos, etc., etc., etc.). En conclusión, son perfectos amigos hogareños.

 

Cuatro modelos y usos de almohadones

Que elementos se utilizan para hacer almohadones?

Todos los tipos de géneros, de colores, de tejidos.  

Borlas, retazos de colores para dar formas "decorativas"  en frente, y también para la parte de atrás.

Un poco de habilidad, imaginación, buen gusto.. y la casa y los rincones con almohadones.

Lanas, tejidas al crochet con motivos norteños, en estos "redondos"

y otros más, para hacernos la vida más cómoda. Con motivos relacionados con alguna festividad (los renos, el invierno)

 

/////////////////////////////////////////////////

Mujer - coqueta

Seguro que alguna vez dijiste "tengo los pelos de punta"...como frase directa para expresar tu cansancio, tu agotamiento y tus ganas de "irte"

¿ Sabías que no es figurativo que el pelo esté de punta? Lee las razones:

Debajo del pelo también hay piel. El cuero cabelludo, aunque no se vea, merece la misma atención porque es donde nace, se nutre y crece nuestro pelo.

Si la fibra capilar está saludable, el cuero cabelludo debería estarlo, de la misma manera cuando el pelo se ve débil (quebradizo, opaco, reseco), muy probablemente no estemos cuidando el cuero cabelludo.

Las puntas florecidas (cuando las cutículas se abren), la pérdida de brillo (cutícula resquebrajada) y el frizz (estática producida por la fricción en el pelo), son signos bastante comunes en un pelo castigado o mal atendido.

Una alimentación pobre, defectuosa en nutrientes, la ingesta de determinados fármacos, una afección patológica, etc., pueden ser algunas de las causas orgánicas de una cabellera debilitada.

Los “sobre tratamientos” que le damos a la fibra capilar, como alisados, coloraciones con peróxido de hidrógeno, permanentes, brushing, peinados recogidos tirantes, etc., son parte de las causas externas.

Según el especialista, podemos darnos cuenta del estrés de nuestro pelo cuando:

✔ Notamos una disminución de volumen y la cabellera luce achatada.

✔ El cabello se rompe o quiebra con facilidad, síntomas de debilidad.

✔ Está reseco y falto de brillo. Tanto sea en el cuero cabelludo como en la fibra capilar.

✔ Tiene mucho frizz, típico de un cabello deshidratado o higroscópico.

✔ Se cae más de lo normal y comenzamos a notar claros y menor densidad.

Algo para tener en cuenta es que el estrés puede darse en todo tipo de cuero cabelludo y pelo, ya sea seco o graso.

Acordate de:

✔ Proteger la cabellera de los cambios bruscos de temperatura ambiental (frío-calefacción).

✔ No abusar de la planchita, secador o buclera.

✔ Disminuir la frecuencia de métodos mecánicos “de tracción”, sobre el pelo, como el brushing.

✔ Que todos los procesos químicos que se le hagan al pelo, como alisados, permanentes y tinturas pueden dañar el cuero cabelludo y la fibra capilar.

✔ Usar buenos champúes y acondicionadores y recordar que si bien el champú provee la limpieza, al momento del enjuague gran parte de sus propiedades se van con el agua; por eso es importante utilizar un acondicionador de la misma familia, que sellará la fibra en los lugares donde se necesita, evitará el roce y aumentará la peinabilidad del pelo.

✔ Elegir productos con poder humectante e hidratante, como por ejemplo el aceite de almendras que contribuye con la formación de una capa protectora y restaura el brillo del pelo.

✔ Hay formulaciones óptimas como la miel con aminoácidos, que favorecen la fibra y restablecen el film hidro-lipídico, disminuyendo la fricción entre los pelos.

✔Tanto la planchita como el secador le agregan calor al cuero cabelludo, dañando la fibra capilar.

Hasta la semana que viene...Paz, cordialidad, y una sonrisa porque "vivir vale la pena"

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 17:14
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 17:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia