El comercio mendocino espera vender entre un 15% y 20% más hasta fin de año

Luego de un primer semestre donde la incertidumbre, la fuga de capitales y la inflación enfriaron la evolución que venían teniendo las ventas en los comercios del centro hasta hacerla crecer sólo un 6,5% en relación a igual período de 2010, para la segunda mitad del año se espera un crecimiento del 15% al 20%

Tras un primer semestre tibio en relación a la performance que venía registrando el comercio local en años anteriores, para la segunda mitad del año desde la Cámara Empresaria, Comercio, Industria, Turismo y Servicio (Cecitys) del Centro de Mendoza confían en que se logrará un repunte con ventas que crecerán del 15% al 20% en relación a igual período del año anterior.

El impacto de los aumentos salariales durante la segunda mitad del año y la esperada reducción de la fuga de capitales (compra de dólares) una vez que pasen las elecciones alientan las expectativas de ventas en un sector clave de la economía de Mendoza, ya que explica casi una cuarta parte de todo el Producto Bruto Geográfico (PBG) de la provincia.

Según un informe de la Cecitys al que tuvo acceso MDZ, en los seis primeros meses del año se ha evidenciado un leve crecimiento con respecto al mismo periodo de 2010 de aproximadamente un 6,5% en promedio en los distintos rubros, donde las unidades vendidas han sido mayores, pero no en la cantidad esperada.

Como ejemplo, desde la Cámara del centro, citan al rubro calzados, que vendió más unidades que el año pasado pero no la cantidad que esperaba vender según lo que había sucedido en los años anteriores (2009 – 2010). Siguiendo con este rubro, el aumento en los cueros, en algunos casos de entre un 15% y 20%, ha afectado el margen de rentabilidad de los comerciantes, ya que “los precios no ha variado de igual forma porque trasladar la totalidad del aumento de costos al precio final afectaría aún más las ventas del sector”, destacan.



Otro rubro que experimentó durante el primer semestre del año un crecimiento menor al que venía teniendo fue el de la indumentaria, ya que las ventas subieron sólo 8,5% en promedio en comparación con el año anterior. Una performance muy inferior, sostienen, a la esperada.

En términos generales, según el informe de la Cecitys, los rubros en Mendoza que se vieron más beneficiados en el primer semestre fueron Indumentaria (8,5%), Marroquinería (10%), Alimentos y Bebidas (8,5%) y Electrodomésticos (7%), acompañados en un segundo escalón por Calzados (6,5%).

Balance y proyecciones
“Intento ser optimista, pero la realidad es que hay poco efectivo, que hay que trabajar mucho para captar la compra, que no fluyen los clientes y que sólo cuando hay algo que les interesa vienen. Siempre digo que la compra tiene en grandes rasgos tres componentes: Necesidad, posibilidad y ánimo. La necesidad existe, la posibilidad está un poco restringida porque la inflación ha comido algo de los sueldos y el aumento en alimentos hace que para otros rubros tengan menos disponibilidad, ya que sí o sí hay que comer. Y el tercero, el ánimo, que se ve atravesado por sentimientos entrelazados: ¿seguirá todo igual, habrá alguien nuevo, cambiaremos? Y es indudable que existe cierta incertidumbre”, explica Susana Caballaro, presidenta de la Cecitys.

“Este año de elecciones genera cierta incertidumbre y la actividad comercial lo ve reflejado en su actividad diaria, de todas formas hay buen optimismo para afrontar el resto del año”, agrega Caballaro.

En los distintos rubros se espera un segundo semestre mejor, rubros como calzado e indumentaria esperan vender entre un 15% y un 20% más, siempre que esto suceda con una mayor estabilidad en sus costos, advierten desde la Cecitys.

En cuanto a los rubros sobre los que hay expectativas de mayor consumo, se destaca la indumentaria, los productos de cuero, regalería y electrodomésticos (TV, LCD, celulares).

Desde el comercio local confían en que los costos no se dispararán, lo que preservará cierto margen de rentabilidad, al tiempo que con las elecciones de octubre ya celebradas se debilitaría la fuga de capitales que viene debilitando la capacidad de consumo de las familias en pos de asegurar el dinero refugiando los ahorros en dólares. Y todo esto se vería coronado si es que desde el Gobierno se concretan las versiones difundidas ayer de que se convocará al Consejo del Salario para subir antes de las elecciones presidenciales de octubre el salario mínimo en un 24% a 25%, lo que afectaría a los trabajadores que están fuera de convenio y le daría un fuerte impulso al consumo.

Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 10:26
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 10:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California