Deportes

La Selección argentina y River, un matrimonio que perdió la categoría

En el Mundial de 1958, cuando el combinado nacional perdió 6-1 ante Checoslovaquia, fue eliminada en primera ronda y quedó empantanada en lo que hasta ahora había sido la crisis más grande de su historia, el "Millo" empezaba su mayor sufrimiento: una racha adversa de 18 años.

Tal vez, una causalidad. En el Mundial de 1958, cuando la selección argentina perdió 6-1 ante Checoslovaquia, fue eliminada en primera ronda y quedó empantanada en lo que hasta ahora había sido la crisis más grande de su historia, River empezaba su mayor sufrimiento: la racha adversa de 18 años sin salir campeón, una sequía de 1957 y a 1975 sin vueltas olímpicas.

Ya en 2011, River tocó fondo como nunca: cayó por primera vez a la Primera B Nacional. Y casi al mismo tiempo, coincidencia o no, el seleccionado argentino también perdió la categoría: transita un camino autodestructivo similar al de un descenso deportivo.

Quedar eliminado como local en cuartos de final de la Copa América sin haberles ganado a Bolivia, Colombia ni a Uruguay y sumar 18 años sin ganar un título oficial no es un escenario tan lejano con aquel "desastre de Suecia", como se conoció a la debacle que la selección nacional sufrió en 1958.

Argentina cumplió la mayoría de edad sin triunfos: ahora van 18 años, pero recién podrá dar una vuelta olímpica en el Mundial 2014, cuando ya habrán transcurrido 21 de la Copa América ganada en Ecuador 1993.

River, el equipo con más títulos en el país, siempre fue un espejo del fútbol argentino. Del club de Núñez salieron varios de los mejores jugadores de la historia: Bernabé Ferreyra, Adolfo Pedernera, Alfredo Di Stéfano, Enrique Omar Sívori y Daniel Passarella, entre otros. Y si antes eran los triunfos de River los que se reflejaban en la selección, y viceversa, ahora son sus tragedias. La simbiosis River-Argentina sigue de la mano.

El matrimonio también estuvo firme en los buenos momentos: cuando la "Albiceleste" salió campeona del mundo en 1986, River ganaba su único título mundial. Y el otro título de Argentina, el de 1978, coincidió con las tres vueltas olímpicas que el club de Núñez dio entre 1977 y 1979. La vida de uno no se entiende sin la del otro.

De los 23 jugadores que quedaron eliminados en cuartos de final de esta Copa América, 22 participaron la última temporada en el fútbol europeo y uno solo lo hizo en el campeonato de Argentina. Se trata de Juan Pablo Carrizo, el portero de River. Su equipo se fue a la B. La selección no descendió, pero también perdió la categoría.
Opiniones (3)
22 de noviembre de 2017 | 04:36
4
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 04:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Jajaja..te estás tragando el chamuyo de éste periodista ?? ¿ Hasta cuándo el verso del más grande de la Argentina ? Payaso, son la vergüenza del pais cada vez que les tocó representar al pais internacionalmente. Tu papá es un único y verdadero GRANDE de la Argentina. Los DIECIOCHO títulos internacionales lo dicen...y encima ahora están en la B. Gallinas patéticas, lo único grande que tienen es la cancha, y eso por que se las hicieron los milicos. Videla y Massera socios honorarios..das asco gallina. Fuiste, sos y serás siempre RIBERGÜENZA NACIONAL.
    3
  2. que la seleccion recorre el mismo camino que river.....si a ariver le pasa algo, a la seleccion le pasa algo.........tendfdra aalgo que ver que somos el mas grande de argentina????????
    2
  3. el fracaso no de los jugadores, sino de la mentalidad de un Don Julio.. y otros presidentes de clubes que hacen mal las cosas---
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia