San Valentín: las 10 razones para no festejarlo ni hoy, ni nunca

Plus!: Estamos hartos del amor impostado, los corazones nos invaden y la “obligación” de festejar nos crispa los nervios y nos pone de mal humor. Por algún oscuro motivo, todo es rojo y tiene forma de un órgano que nada tiene que ver con el amor: ¿por qué no decoran con cerebritos, el órgano que realmente es el centro de las emociones?

Hay que decirlo: el 14 de febrero debería ser el día mundial de lo chabacano. Desde las vidrieras, los corazones nos invaden y no discriminan: cuelgan tanto en las casas de bombones como en las de electrodomésticos, difunde hoy derf.com.ar.

Por algún oscuro motivo, todo es rojo y tiene supuesta forma de corazón (un órgano que nada tiene que ver con el amor): ¿por qué no decoran con cerebritos, el órgano que realmente es el centro de las emociones?

Lo curioso es que tanta parafernalia termina generando en algunos el sentimiento contrario: el amor edulcorado expuesto en revistas, publicidades callejeras, restaurantes... da ganas de no enamorarse nunca. Para hacer justicia decidimos tomar a Cupido por las alas y defendernos de tanta cursilería con nuestro propio manifiesto:

Por algún oscuro motivo, todo es rojo y tiene forma de un órgano que nada tiene que ver con el amor: ¿por qué no decoran con cerebritos, el órgano que realmente es el centro de las emociones?

10 razones para no festejar el Día de los Enamorados:

1. Porque no estás enamorado ni tenés interés en estarlo.

2. Porque no sabés quién es San Valentín, ni te interesa averiguarlo. Si quiere, en todo caso que vaya y lo festeje con sus amigos/as.

3. Porque estás enamorado pero ni loco/a lo decís. La frase “te amo” no sale de tus labios ni con tirabuzón.

4. Porque no tenés un peso, entonces preferís decir que “es sólo una estrategia comercial”: la jugás de anti-consumista y zafás de comprarle algo al otro.

5. Porque odiás la chabacanería y el “Día de los Enamorados”, con sus corazones estampados hasta en el papel higiénico, te parece lo más kitsch del mundo.

6. Porque temblás ante la sola posibilidad de que tu media naranja decida mandarte un mensajito en un diario, al estilo: “Mi bombón de dulce de leche, gracias por este mes y cuatro días de amor. Vos le diste sentido a mi vida…” y otras delicadezas de ese tipo.

7. Porque creés que las cenas de cuatro pasos, regadas con vinos y espumantes de tal o cual bodega y que rondan los 150 pesos por persona, no son para laburantes como vos, que preferís enamorar a tu chica/o compartiendo un chori y una birra en el banco de la plaza.

8. Porque ya festejaste el Día de San Valentín con ocho personas en los ocho años anteriores y estás seguro de que es yeta.

9. Porque te engañás a vos mismo –con todo derecho- para no asumir el compromiso de confesarte enamorado, o orque querés seguir engañando al otro y que nunca se dé cuenta de que lo que los une es sólo sexo.

10. Porque simplemente, no se te antoja.

Empezamos con 10 razones para no festejar el Día de los Enamorados. Esperamos las tuyas.

Por eso, si sos de los que NO quieren que todos se enteren de lo que sentís y no tenés ganas de andar publicando tu vida privada en primera plana, sumate a la

movida, hacé tu aporte a nuestro decálogo y contanos: ¿por qué no festejás el Día de los Enamorados?
Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 12:08
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 12:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia