Deportes

Golf: Clarke, el otro norirlandés que nadie tenía en cuenta

Antes del inicio del Abierto británico se hablaba como principal favorito de un joven de Irlanda del Norte, Rory McIlroy, y pocos tenían en mente a su compatriota Darren Clarke, que hoy conquistó el título, su primer "Major".

Antes del inicio del Abierto británico se hablaba como principal favorito de un joven norirlandés, Rory McIlroy, y pocos tenían en mente a su compatriota Darren Clarke, que hoy conquistó el título, su primer "Major".

Los expertos especulaban con que McIlroy, de 22 años, ganaría de nuevo tras haberse impuesto en el US Open o con que lo haría alguno del "top ten" del ranking mundial de golf.

Pero McIlroy ni siquiera estuvo en la pelea por el título y el calor popular en Sandwich pasó a Clarke, de 42 años, que dio a Irlanda del Norte el tercer "Major" en 13 meses tras los títulos en los dos últimos US Open de McIlroy y Graeme McDowell.

Para un hombre que en sus buenos tiempos logró seis "top ten" en "Majors" entre 1997 y 2001, que su triunfo se pagara 150 a 1 antes del torneo no parecía demasiado generoso.

Pero Clarke estaba confiado y en forma tras su triunfo en mayo en Mallorca, su primer trofeo del circuito europeo desde agosto de 2008.

Aunque sus mejores actuaciones son de hace más de una década, Clarke dijo que nunca dudó de que ganaría. Fue su intento número 54 en un "grande" y el decimonoveno para levantar el trofeo "Claret Jug" en el British Open, en el que fue segundo cuando se jugó en Troon en 1997.

En Sandwich siempre se mostró relajado y en control del juego, jugó con una sonrisa en la cara durante las cuatro jornadas a pesar de las difíciles condiciones por culpa del viento.

Clarke perdió a su mujer, Heather, que murió de cáncer en agosto de 2006 con 39 años. Hoy dedicó el triunfo a sus dos hijos.

"Significa mucho para mí y para mi familia y también hay alguien allí arriba mirándome", dijo en su discurso en el hoyo 18, observado por su actual pareja, Alison Campbell.

"No puedo agradecer lo suficiente el apoyo en los cuatro días. El ánimo me ha ayudado a estar ahora aquí y les agradezco desde lo más profundo de mi corazón", dijo a los fans, que también se sienten cómodos con Clarke.

El jugador cree que es más fácil que el público se identifique con un golfista que está lejos de ser un atleta, que es de mediana edad y que disfruta con un puro y una pinta.

Durante su último recorrido hoy se tomó su tiempo para fumar y dijo que la jarra que sirve como trofeo la llenará "con un montón de sustancia negra irlandesa", en referencia a la cerveza negra. Poco después, en rueda de prensa, se estaba ya bebiendo a sorbos una pinta.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 19:23
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 19:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial