Noble Herrera: dio negativo el análisis de ADN con familias de desaparecidos entre los años 1975/1976

El perfil genético de Marcela y Felipe Noble Herrera no coincide con el de más de 50 familias que desaparecieron entre 1975 y 1976

El perfil genético de Marcela y Felipe Noble Herrera no coincide con el de más de 50 familias que desaparecieron entre 1975 y 1976, pudo saberse. El lunes se había cotejado el ADN con la de dos querellantes sin resultado positivo. Los hermanos nacieron entre marzo y abril de 1976. Caería la causa que investigaba si fueron apropiados a desaparecidos. "Vamos a diseñar una estrategia para terminar con la persecución", expresó el abogado de Ernestina Herrera de Noble, Gabriel Cavallo

La comparación de los perfiles genéticos de Marcela y Felipe Noble Herrera dieron negativo al ser comparado con los perfiles genéticos de familias que desaparecieron en los años 1975 y 1976 y se encontraban en el banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), según pudo establecer Infobae.com.

Días atrás se había conocido que también había dado negativo el cotejo con las dos familias querellantes: los Lanoscou-Miranda y los Gualdero-García, con el perfil de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble.

Ahora restaba conocer la decisión de la jueza federal Sandra Arroyo Salgado en la continuidad de la causa que se sigue para establecer la identidad de los hermanos Noble, a pedido de las Abuelas de Plaza de Mayo con el objeto de establecer si eran hijos de desaparecidos. La entidad recuperó más de un centenar de hijos de desaparacidos apropiados durante la última dictadura militar y estima en unos 400 los niños aún por recuperar.

Según informaron fuentes judiciales a C5N, hay dos familias de desaparecidos en 1976 que aportaron datos insuficientes, por lo que los abogados de Abuelas de Plaza de Mayo pedirían que se complete el perfil genético para terminar de descartar toda posibilidad.

La jueza Arroyo Delgado había determinado tres etapas de cotejos: en primer lugar con las familias querellantes, en segundo con familias de desaparecidos entre 1975 y 1976, y la tercera con víctimas de la represión ilegal de entre 1977 y 1978, a pesar de que se encuentra certificado de que los hermanos ya estaban en poder, como bebés, de su madre adoptiva a mediados de 1976.

 

Después de una larga batalla judicial, en junio pasado, los hermanos Noble accedieron a cotejar sus perfiles genéticos, además de con las familais que habían iniciado la querella una década atrás, con el resto de las familias de desaparecidos entre los años 1975 y 1976 que habían aportado sus ADN.

Según expresó Gabriel Cavallo, abogado de Ernestina Herrera de Noble, Marcela y Felipe fueron sometidos durante más de diez años a "tortura psicológica y daños personales".

"Cómo es posible que después de 30 años de democracia se persiga de esa manera a dos personas inocentes", se preguntó el letrado.

También especuló con la posibilidad de que la causa se prolongue unas semanas con el cotejo de los pergiles de familias desaparecidas entre 1977 y 1978, a pesar de que hay "prubas físicas de la existencia de los chicos" en julio de 1976, ya que los hermanos se pusieron a diposicón de la Justicia para que su ADN se coteje con todo el banco de datos.

Por otro lado, el abogado manifestó que "hay intenciones de dejar la causa abierta", por lo que dijo que ya el equipo que integra trabaja "para terminar con l

Los últimos años de la batalla

Tras los primeros años de batalla judicial, en 2003, Marcela y Felipe aceptaron dar sus muestras genéticas, pero la causa quedó paralizada durante cinco años, hasta quela Cámarade San Martín finalmente ordenó en 2009 al juez Bergesio realizar los cotejos.

Desde entonces, los abogados de los Noble Herrera y de los querellantes mantuvieron una contienda legal sobre cuáles eran las muestras que debían cotejarse: si con las familias directamente interesadas, como decían los jóvenes o con todos los registros del BNDG, como reclamaban los impulsores de la denuncia.

Tras una larga batalla legal, a principio de junio último,la Cámara Nacionalde Casación Penal confirmó la extracción de sangre de los jóvenes, pero limitó la comparación de los ADN con los registros de familiares de desaparecidos hasta el 13 de mayo de 1976, en el caso de Marcela y hasta el 7 de julio del mismo año, en el de Felipe.

Luego, el fiscal Raúl Pleé y las Abuelas de Plaza de Mayo apelaron ala Corte Supremade Justicia para que el cotejo se hiciera con todas las muestras del BNDG, pero no fue necesario seguir litigando: Marcela y Felipe decidieron no apelar para "no prolongar más" el trámite y allanarse a una comparación con todos los registros genéticosa persecución".

 
Opiniones (1)
18 de agosto de 2017 | 21:57
2
ERROR
18 de agosto de 2017 | 21:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Desde el poco entendimiento q tengo, la identidad es un DERECHO. Y si estos chicos eligieron conservar la identidad q tenían (Noble Herrera), entonces, por q se los persigue para q la cambien?? NO QUIEREN!!!!! DÉJENLOS EN PAZ POR FAVOR!. No pertenecen a la lucha política entre K y clarín. Abuelas HDP dejen de llenarse los bolsillos a costa de las muertes de sus hijos y nietos!!!! BASTA!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial