Respaldan a la Policía a requisar a personas sobre la vía pública sin previa orden judicial

La Justicia Bonaerense avaló la requisa policial sobre la vía pública y sin previa orden judicial a un joven a quien se le encontró un arma de fuego en el partido de Lomas de Zamora, al considerar que un estado de sospecha justifica la urgencia del procedimiento.

Así lo resolvió la Sala II de la Cámara de Casación Bonaerense  al revocar un fallo de primera instancia y justificar el  procedimiento de los efectivos sobre un joven que resultaba sospechoso, y que al revisarlo le encontraron un arma de fuego en su poder.

"El secuestro y la aprehensión operada sin orden judicial sobre la persona del imputado luego de haber constatado la tenencia ilegal del arma se encuentran respaldados, en cuanto habilitan a los funcionarios y auxiliares de la Policía a secuestrar en casos urgentes y aprehender en situaciones de flagrancia, de manera que no podrían entenderse ilegítimas esas actuaciones policiales", advirtieron los camaristas.

El hecho ocurrió cuando un joven que circulaba por la vía pública en Lomas de Zamora vio a un patrullero que circunstancialmente circulaba por el lugar.

Los policías lo notaron nervioso y sospecharon del joven quien trató de evadirlos simulando tocar el timbre de una vivienda.

Entonces fue detenido y en su poder le encontraron un arma de fuego, pero el juzgado de garantías de Lomas de Zamora absolvió en un juicio abreviado al joven por entender que el acta policial realizada en el lugar era contradictorio con la versión expuesta por los efectivos ante la Justicia.

El fallo fue apelado por el fiscal Carlos Rousseau quien consideró que "la actitud policial resultó razonable en las circunstancias y conforme lo imponía la situación, ante la actitud sospechosa del encartado, lo que solo pudo ser evaluada por el personal de acuerdo a su experiencia y la actitud asumida". Además, concluyó que "el accionar policial no fue arbitrario ni irracional".

Ahora, los jueces Fernando Mancini y Jorge Celesia señalaron que "la conducta del imputado es apta para generar un estado de 
sospecha sobre la posible comisión de un ilícito y justificar la situación de urgencia".

"Además de encontrar sustento en lo actuado, devino acertada, toda vez que aparece corroborada por el posterior secuestro del arma de fuego; lo cual no implica legitimar ex post el acto ´pues las razones justificantes del proceder policial deben existir en el momento en que se lleva a cabo´ ,sino valorar el resultado final como un indicio en favor de la correcta evaluación policial de las circunstancias de hecho", aseguraron.

Los camaristas aclararon que "la fundamentación de la sospecha justificativa de la urgencia que habilite a actuar a los agentes del orden, debe ser constatable a fin de permitir el control exigido por nuestro sistema republicano de gobierno".

De esta manera, revocaron el fallo de primera instancia y ordenaron que se emita uno nuevo.
Opiniones (1)
21 de agosto de 2017 | 22:15
2
ERROR
21 de agosto de 2017 | 22:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Tienen mi apoyo tambien como ciudadana, esa es una buena forma de empezar a preocuparse por la gente de bien antes de que sean asaltados o que los maten, asi hay que hacer, PREVENIR.
    1
En Imágenes