Fillol rompió el silencio después del descenso.

Asegura que perdonó a Carrizo pero que "no podía seguir como si no hubiese pasado nada." Dijo que tiene contrato con River y que pidió trabajar en las Inferiores.

Un empujón dentro de una cancha de fútbol no es más que eso. Sin embargo, la situación toma otra dimensión si el que lo dio fue Juan Pablo Carrizo y el que lo recibió fue Ubaldo Matildo Fillol. Y ni hablar si el hecho ocurrió en el Monumental, con el equipo de Nuñez peleando la Promoción. Por eso, en el programa Basta de Todo, que conduce Matías Martin (FM Metro 95.1), el Pato habló del pasado y presente del Millonario. Todavía conmocionado por lo que pasó, admitió: "Nunca se me cruzó por la cabeza pensar en el descenso. No me cerraban los números."

El Pato está convencido que no tuvo nada que ver con el desenlace final, en el que River cayó al Nacional B: "Mi problema con Juan Pablo no tuvo incidencia en el descenso. Estábamos fuera de la promoción y faltaban diez partidos más. Aparte, yo no jugaba." Además, contó que el llamado de Mario Kempes a la mañana siguiente, desde Estados Unidos, lo terminó de decidir: "En la cancha lo vieron 50 mil personas, pero Kempes me dijo que lo estaban repitiendo a cada rato en todos lados y que lo vio todo el mundo."

Fillol confesó que el primero que el que habló, luego del incidente, fue Jota Jota, y que éste le contestó que la renuncia se la tenía que comunicar él mismo al Kaiser: "Me dijo que él no había armado el equipo de trabajo, que lo armó Passarella. Y que mi decisión se la tenía que decir al presidente." El Pato creyó que "se liberaba todo si daba un paso al costado", y que "no podía estar todos los días ahí como si no hubiese pasado nada." Por eso, el ex entrenador de arqueros de River asegura: "Todo el mundo opinó, pero que la decisión la tuve yo."

Consultado sobre su relación con Carrizo, previa al empujón, respondió que "tenía una relación normal con Juan Pablo." Por lo tanto, el Pato recalcó que no esperaba una reacción como esa de parte del arquero de la Selección y lo comparó con su forma de ser en la vida: "Por más enloquecido que esté, nunca le falté el respeto a mis profesores." Y aunque jura que le "dolió mucho", a JP le desea lo mejor: "Lo perdono. Ojalá que aprenda de esto y que le dé esa formación a los hijos que tenga." Finalmente, reveló que "tiene contrato vigente con River" y que quiere "seguir en el club, trabajando en inferiores."
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 13:08
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 13:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial