La Promoción "no es una prórroga, es empezar de nuevo"

La senadora nacional Laura Montero cuestionó los regímenes de Promoción Industrial, pero ofreció tres caminos para que Mendoza salga de la situación planteada en los últimos días. Advirtió sobre el inició de un nuevo período de Promoción "por 15 años más".

La senadora nacional Laura Montero sostuvo que el decreto N° 699, impulsado por el Ejecutivo Nacional, "no constituye una mera prorroga del régimen de Promoción Industrial vigente. Por el contrario, es un nuevo régimen, porque además de extender los beneficios a las empresas que no agotaron su cupo de crédito fiscal por dos años, amplía los benéficos a nuevos proyectos exceptuándolos del pago del impuesto a las ganancias y liberándolos del pago del IVA venta y compra por 15 años".

De tal manera, explicó que  esto implica que "las inversiones que se radiquen en las provincias promocionadas contarán con los mencionados beneficios fiscales por un monto de un 40% de la masa salarial contratada en el proyecto a ejecutar, pudiendo desarrollar cualquier tipo de actividad, sin límite de objeto y no serán las provincias quienes aprueben los proyectos a promocionar, sino el Poder Ejecutivo Nacional".

"Es muy importante conocer cuales han sido los resultados del régimen de promoción industrial -señaló Montero en una nota remitida a MDZ- tanto para Mendoza como a nivel Nacional. Para Mendoza, este régimen implementado a partir de 1979 en San Luis, La Rioja, Catamarca y San Juan, implicó migración de industrias a las provincias promocionadas y desestímulo a la inversión y al arraigo de nuevas empresas, dejando como consecuencias una abrupta caída del Producto Bruto Industrial, pérdida de empleos, migración de mano de obra y un retraso relativo formidable de Mendoza respecto a las provincias vecinas".

Sobre los mecanismos de la promoción

La legisladora nacional radical indicó que, por otro lado, "los mecanismos promocionales utilizados, basados en la exención del IVA compras y ventas, lejos de garantizar inversión y trabajo han provocado importantes problemas de evasión y competencia desleal con empresas no beneficiadas, baste citar como ejemplo, la millonaria evasión detectada en setiembre del 2010 que llevó a la suspensión de los beneficios fiscales de 114 empresas que solo habían fijando su domicilio en las provincias promocionadas sin realizar actividad productiva alguna. Hoy las provincias promocionadas mantienen una alta dependencia del incentivo fiscal sin haber desarrollado mecanismos para el aumento de la productividad y competitividad de su sistema productivo", indicó.

Laura Montero defendió su labor al frente del Ministerio de Economía, durante la gobernación de Julio Cobos.

"Por estas graves consecuencias -expresó-  a inicios del 2004 y frente a la posibilidad de ampliación del objeto promocionado a través del decreto 1295/03, el Estado provincial en coordinación con todo el arco empresario definieron una estrategia y presentaron once amparos ante la justicia federal y lograron frenar la aplicación de la norma".

A la hora de las críticas, puntualizó que "hoy el Ejecutivo provincial, no sólo desistió de la demanda ante la corte a cambio de financiamiento nacional para cubrir las deudas provinciales y de un supuesto decreto que iba a promocionar siete departamentos que nunca apareció, sino que además, no supo ponerse al frente y acompañar al sector privado en sus demandas, dejando sola a la Cámara de Comercio de San Rafael en su acción ante la justicia, transformándose esta, en la única red de contención provincial, que terminó finalmente cediendo el viernes último pasado frente al sorpresivo cambio de actitud  de la justicia. En síntesis, la inoperancia, la sumisión, la obsecuencia, la desinteligencia y en definitiva la irresponsabilidad del gobierno provincial ha dejado a la Provincia en un alto grado de indefensión y de vulnerabilidad a cambio de nada".

"Tres caminos posibles"

Montero indicó que "frente a los hechos hay tres caminos posibles: seguir siendo sujetos pasivos sometidos a la voluntad del Gobierno Nacional y aceptar la implementación del decreto presidencial que extiende el régimen dejando a Mendoza afuera; pedir su extensión a Mendoza reconociendo los déficit e ineficiencia del mecanismo de promoción con el fin de no sufrir las consecuencias de la discriminación ya mencionadas; o buscar soluciones más creativas a través de un nuevo sistema de incentivo al  Desarrollo Industrial Regional con instrumentos de promoción que sirvan para vencer las asimetrías territoriales y  estimular inversiones que den lugar a cadenas diversificadas de producción en todo el país, sobre la base de sus ricos y variados recursos productivos,  generando  trabajo digno y  bien remunerado".

Consideró que "esta última opción puede lograrse, el Senado de la Nación elaboró un dictamen sobre un proyecto promoción nacional de inversiones, que contó con la adhesión de legisladores de cinco comisiones, con la firma de senadores de casi todo el país. A mi juicio la Provincia tiene la obligación de dar respuestas creativas y eficientes, y  además reconocer sus limitaciones para la tarea, por lo cual debe intentar trabajar dinámicamente con otras provincias para vencer el atropello del gobierno nacional a sus autonomías y a su sistema productivo, e imponer un régimen que fomente un desarrollo territorial equilibrado con inversión, producción y trabajo".

"Hoy -completó su crtítica la legisladora radical, haciéndola extensiva al plano nacional- la senadora- el país tiene un alto nivel de primarización de su economía, lo que se corrobora con unos pocos indicadores como la caída de la participación relativa de la industria en el PBI a valores del 15.8%, valor menor, que al inicio de la gestión de Cristina Fernandez de Kircher y al alcanzado en la convertibilidad de los ’90; el empleo industrial crece menos que los empleos públicos en el 2010 de cada 100 puestos de trabajo que se crearon la industria generó 6 y el sector público 36; y aún hoy el 70% de nuestras exportaciones son de productos primarios y sus derivados industriales,  existiendo un marcado déficit en la balanza comercial industrial".

"Con inflación, sin crédito, sin combustibles, con la producción de hidrocarburo en caída libre y con estos mecanismos de promoción que crean desestímulo al desarrollo productivo y grandes asimetrías, deberíamos preguntarnos, si es correcto seguir siendo obsecuentes o si debemos salir a recuperar los derechos de la provincia en ejercicio de un auténtico federalismo, para que nunca más en Mendoza se sufran los efectos del desempleo, la marginación, y la pobreza de miles de mendocinos que esperan y necesitan algo más de su dirigencia", finalizó su nota Laura Montero..
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 03:01
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 03:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial