Deportes

En un partido infartante, Brasil goleó a Ecuador y clasificó a los cuartos de final

Brasil goleó a Ecuador 4 a 2 con dos goles de Alexandre Pato y dos de Neymar. Felipe Caicedo, en dos oportunidades, anotaron para los de Rueda.

En su primera gran demostración de poder ofensivo, Brasil goleó hoy en Córdoba por 4-2 a Ecuador y se clasificó primero en el Grupo B de la Copa América Argentina 2011.

El equipo de Mano Menezes se enfrentará en los cuartos de final a Paraguay el domingo a las 16:00 (19:00 GMT) en La Plata, mientras Ecuador queda eliminado.

Curiosamente, Brasil y Paraguay ya chocaron el sábado, también en Córdoba, y terminaron 2-2. Los guaraníes avanzaron a la siguiente fase como el segundo mejor tercero.

La goleada brasileña coincidió con el gran partido de Neymar, autor de dos goles. Alexandre Pato, también en una noche reivindicatoria, anotó los otros dos. Curiosamente, los dos tantos de Ecuador también fueron convertidos por un mismo jugador, Felipe Caicedo.

Pato abrió el marcador a los 28 minutos, Caicedo empató a los 37, Neymar puso el 2-1 a los 50, volvió a empatar Caicedo a los 57, y Pato a los 59 y Neymar a los 71 cerraron el triunfo brasileño.

En su mejor demostración en la Copa, Brasil ya mostró sus primeros fuegos artificiales al comienzo de la noche, con un remate de Neymar a los dos minutos que Elizaga desvió al corner, y con un cabezazo de Thiago Silva en la jugada siguiente que pasó al lado de un ángulo.

El ingreso de Maicon por Dani Alves y el regreso de Robinho por Jadson fueron mucho más que maquillaje: el lateral derecho del Inter jugó mucho mejor que el del Barcelona, y el delantero del Milan también estuvo en una buena noche.

Y en ese contexto no sorprendió que, a los 28 minutos, André Santos mandara un centro como solo los laterales brasileños saben hacerlo. Pato cabeceó al gol con la furia contenida de sus dos primeros partidos, en los que había estado lejos del arco. El 9 del Milan gritó el 1-0 como si fuera un acto de supervivencia, y en verdad lo era.

A los 36 minutos, los dos resucitados por Menezes, Maicon y Robinho, armaron una jugada maravillosa que terminó con la pelota en el palo del arco de Elizaga. Fue la mejor acción colectiva de Brasil en todo el torneo y con el 2-0, la noche se habría terminado.

Pero en el contraataque Caicedo remató desde fuera del área, sin demasiada fuerza ni dirección, y a Julio César insólitamente se le escapó por debajo del cuerpo. Fue el 1-1 tan festejado por los ecuatorianos como por los hinchas argentinos presentes en el estadio.

Brasil entró en shock y Arroyo, con dos remates desde fuera del área, casi puso en ventaja a Ecuador. El pentacampeón del mundo se fue al vestuario muy cerca del ridículo, pero en el segundo tiempo reaccionó en el momento perfecto: en el minuto 50, Ganso y Neymar imitaron una de sus conexiones habituales en Santos, el 10 habilitó al 11 y el chico pretendido por Real Madrid definió a la perfección para el 2-1.

Parecía, otra vez, una noche tranquila para Brasil, pero este equipo de Menezes es tan autodestructivo que la historia se repitió en el minuto 57: un remate desde afuera del área de Caicedo, aunque esta vez más esquinado, pasó por debajo de Julio César.

El partido se convirtió en una ruleta rusa y dos minutos después, Neymar, en su mejor noche en el torneo, disparó desde afuera, Elizaga dio rebote y Pato mostró el instinto asesino que no había exhibido en la Copa: su gol de rebote significó el 3-2.

Entonces sí, Ecuador se arrodilló y llegó lo mejor de Brasil. Maicon, que definitivamente le sacó el puesto a Dani Alves, hizo una carrera perfecta por la derecha y envió el centro que Neymar transformó en el 4-2.

Brasil, al igual que Argentina, se despertó al tercer partido. Los grandes saben cuándo hacerlo.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 17:55
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 17:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes