El Arzobispado de Mendoza pidió que no se hagan falsas promesas

Mediante un detallado y extenso comunicado el Arzobispado de Mendoza salió al terreno político y marcó algunas posiciones que tiene respecto a varios temas que considera caros. Pidió que la sociedad exija "pacíficamente y con firmeza lo que se promete en las campañas electorales".

Frente a los próximos comicios de octubre próximo la Iglesia se manifestó contra las promesas incumplidas de quienes haciendo campaña hacen promesas y luego no cumplen cuando son elegidos por el pueblo.

De esta manera, el Arzobispado de Mendoza, se manifestó públicamente considerando algunos puntos que en materia política considera caros, considerando el bienestar general que luego de las elecciones “debe exigir pacíficamente y con firmeza lo que se promete en las campañas electorales.

Así se ha expresado sobre ese y varios otros puntos que detalla en dos comunicados distribuidos entre los medios provinciales dando a conocer su postura sobre aspectos como “la protección de la vida; el fortalecimiento de la familia; las adicciones; el tráfico de drogas, de armas y de seres humanos; los adolescentes y jóvenes que no estudian ni trabajan; la inseguridad en todos los sectores de la sociedad; el acceso a viviendas y servicios urbanos dignos; el reintegro de sus tierras a los pueblos originarios; el verdadero federalismo; los sistemas de salud y de educación; la erradicación del trabajo infantil, esclavo y en negro; las políticas de desarrollo; la minería contaminante”, entre otros temas.

A continuación los comunicados, la síntesis y el completo:

Síntesis

Miembros del Departamento de laicos y otros organismos, movimientos y equipos de la arquidiócesis de Mendoza ponen a consideración de la ciudadanía algunas reflexiones y propuestas en vistas de las próximas elecciones.

Se apoyan en los valores y principios de la Doctrina Social de la Iglesia que consideran en primer lugar la dignidad de toda persona humana, origen, centro y fin de la vida social, sujeto de la integridad de los derechos humanos.

Alientan a votar a todos los que estén en condiciones y a comprometerse en el servicio de autoridad de mesa así como a denunciar y no participar de prácticas que limitan la libertad en el ejercicio del voto.

Propician la participación previa al voto buscando información, peticionando, involucrándose en la campaña electoral y manifestándose de manera pública y pacífica.

Solicitan a los candidatos y partidos políticos que difundan adecuadamente sus proyectos y eviten que la campaña electoral se convierta en una mera campaña publicitaria.

Destacan la necesaria participación ciudadana posterior al voto para exigir pacíficamente y con firmeza lo que se promete en las campañas electorales.

Proponen que en la agenda política se tenga como prioridad "la erradicación de la pobreza y el desarrollo integral de todos" lo cual constituye todavía nuestra gran deuda social.

Piden conocer propuestas con respecto a: la protección de la vida; el fortalecimiento de la familia; las adicciones; el tráfico de drogas, de armas y de seres humanos; los adolescentes y jóvenes que no estudian ni trabajan; la inseguridad en todos los sectores de la sociedad; el acceso a viviendas y servicios urbanos dignos; el reintegro de sus tierras a los pueblos originarios; el verdadero federalismo; los sistemas de salud y de educación; la erradicación del trabajo infantil, esclavo y en negro; las políticas de desarrollo; la minería contaminante; la reforma política y el mejoramiento del sistema democrático; las posibilidades de corrupción en el ámbito público y privado y el desarrollo de las organizaciones de la sociedad civil.

Por último consideran necesario conocer las políticas de estado que pudieran acordarse antes de las próximas elecciones.

Con respecto a los candidatos requieren contar con información confiable y completa relativa a sus antecedentes, capacidades, actuaciones públicas y privadas, patrimonios y niveles de ingresos, negocios, proyectos personales y para la gestión pública a la que se proponen así como los intereses personales o de grupo los impulsan y sus conocimientos de las comunidades más carenciadas y las necesidades que las afectan.

Invitan a aunar esfuerzos para alentar la esperanza y la participación, difundir información sobre candidatos y sus propuestas y concretar el control social de su cumplimiento, recordando la experiencia del Diálogo Argentino en Mendoza.
Mendoza, 12 de julio de 2011

REFLEXIONES Y PROPUESTAS SOBRE LAS PROXIMAS ELECCIONES

Los mendocinos estamos a punto de elegir una vez más a nuestros representantes. Las elecciones de octubre de 2011, precedidas por las primarias de agosto en el orden nacional, constituyen un momento importante de nuestro camino como pueblo libre y democrático.

Laicos católicos de Mendoza, miembros del Departamento de Laicos, la Acción Católica, los Espacios de Diálogo Social, la Pastoral Universitaria, el Secretariado Arquidiocesano de Pastoral Familiar y el Equipo Arquidiocesano de Pastoral Social, atentos a nuestra condición de ciudadanos y creyentes, ponemos a consideración de la ciudadanía las siguientes reflexiones y propuestas para continuar creciendo, con firme esperanza, en la vida democrática, principal medio para el desarrollo humano integral de todos los hombres y mujeres de nuestra Patria.

Las mismas surgen del diálogo y del consenso en torno a nuestras percepciones de la realidad política y social de la Provincia y del País y tienen en cuenta las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia, en particular las emanadas del Episcopado Argentino en los últimos tiempos.

1. Principios y valores

a) La dignidad de toda persona humana, origen, centro y fin de la vida social, sujeto de la integridad de los derechos humanos.

b) La familia, como célula básica esencial de la sociedad, sujeto de derechos y obligaciones inalienables, primera y principal responsable del crecimiento y de la educación de los hijos.

c) La libertad originaria de los ciudadanos y la subsidiaridad del Estado para garantizar una educación en valores humanos y democráticos.

d) El bien común como fin de la sociedad y del Estado; por lo tanto de todas las acciones de gobierno y de ciudadanía. Los ciudadanos somos beneficiarios y corresponsables del bien común de nuestra Nación.

e) El destino universal de los bienes, la solidaridad y la participación rigen la vida política y social de los pueblos en orden a generar igualdad de condiciones, sin excluidos ni desechables, conforme a nuestra dignidad de personas. En nuestro país adquieren principal relevancia la opción preferencial por los pobres y el fortalecimiento de nuestro sistema democrático.

f) La subsidiaridad va de la mano con la participación y la solidaridad para permitir y favorecer el verdadero desarrollo humano y social: ni un Estado que abandona ni uno que lo hace todo.

2. Participación ciudadana

Destacamos la importancia y la esperanza que significa volver a elegir a nuestros representantes. Alentamos a todos quienes están en condiciones de votar a que no dejen de hacerlo.

El derecho a votar que la Constitución Nacional reconoce y consagra es para todos.
Nos parece muy importante el servicio de autoridad de mesa. Aceptarlo u ofrecerse manifiesta madurez cívica.

Instamos a los ciudadanos, candidatos, y autoridades a denunciar y no participar de prácticas que limitan la libertad en el ejercicio del voto. El voto no se compra ni se vende.

La riqueza del proceso electoral, radica primordialmente en la participación previa, buscando información adecuada sobre propuestas y candidatos; debatiendo las mismas con otros ciudadanos, concurriendo a foros, difundiendo lo que pensamos, comprometiéndonos en las uniones vecinales, en los equipos de trabajo de los candidatos, en la campaña electoral, mirando la realidad que vivimos a diario, haciendo llegar nuestras necesidades y propuestas, manifestándonos de manera pública y pacífica.

Necesitamos seguir recuperando el valor de toda sana militancia.

Solicitamos a los candidatos y a sus partidos políticos que se ocupen de construir y difundir adecuadamente sus proyectos y evitar que la campaña electoral se convierta en una mera campaña publicitaria.

Destacamos además que nuestro voto cobra mayor importancia aún cuando, junto con otros o en forma individual, exigimos pacíficamente pero con firmeza, bien informados y con convicción, lo que se promete en las campañas electorales.

Los medios de comunicación social, las organizaciones sociales que captan y difunden información, el uso de internet y de redes sociales tienen especial importancia en la difusión de información política adecuada para analizar las alternativas electorales y efectuar el control social de los actos de gobierno. Los partidos políticos en sus sedes, delegaciones y páginas web también suministran información al respecto.

3. Agenda política electoral

Asumimos y proponemos tener como prioridad "la erradicación de la pobreza y el desarrollo integral de todos"[i] lo cual constituye todavía, aún considerando los avances, nuestra gran deuda social. Resulta importante que en la agenda política electoral figure explícitamente la manera en que se propone afrontar sistemática e integralmente esta prioridad.

Creemos necesario conocer lo que proponen nuestros candidatos con respecto a:

a) La protección de la vida desde su concepción y hasta su término natural. En especial el cuidado de mujeres, niños y ancianos que sufren diversas formas de abandono.

b) El fortalecimiento de la familia como prioridad social.

c) La problemática de las adicciones; el tráfico de drogas, de armas y de seres humanos y la situación de adolescentes y jóvenes que no estudian ni trabajan.

d) La inseguridad que afecta a todos los sectores de la sociedad, en especial a los de menores recursos.

e) El acceso a viviendas y servicios urbanos dignos, preferentemente con el protagonismo principal de quienes las necesitan tanto en su gestación como en su construcción.

f) El reintegro de sus tierras a los pueblos originarios conforme a lo legalmente establecido.
g) La necesidad de avanzar definitivamente hacia un verdadero federalismo, en el orden nacional y también en la relación Provincia - Municipio.

h) La continuidad de esfuerzos para superar las deficiencias crónicas de nuestros sistemas de salud y de educación.

i) La erradicación del trabajo infantil, esclavo y en negro en el ámbito privado e informal en el público.

j) La puesta en práctica de políticas de desarrollo sostenidas en el tiempo que generen crecimiento sustentable, con mayor inclusión y equidad y contribuyan a la inserción internacional de nuestros productores, con especial atención a la Región Latinoamericana.

k) La minería contaminante y los avances de grupos trasnacionales. Creemos necesario continuar con un debate serio y muy bien difundido, con especial atención al pueblo de Mendoza y a los ciudadanos del lugar, sobre el Proyecto San Jorge y los numerosos proyectos megamineros adicionales presentados en nuestra Provincia.

l) La reforma política y el mejoramiento del sistema democrático, propuestas tan debatidas y consensuadas con anterioridad.

m) Las formas de eliminar posibilidades de corrupción en el ámbito público y privado.

n) El desarrollo de las organizaciones de la sociedad civil y su participación y articulación con los organismos del Estado.

Por último consideramos necesario conocer las políticas de estado que pudieran acordarse antes de las próximas elecciones para asegurar su cumplimiento cualesquiera sean quienes resulten electos.

4. Información sobre los candidatos

Será bueno contar con información confiable y completa relativa a los antecedentes de los candidatos, tanto sobre sus capacidades como sobre sus actuaciones públicas y privadas, sus patrimonios y niveles de ingresos actuales, negocios, proyectos personales y para la gestión pública a la que se proponen y su conocimiento de los barrios y comunidades más carenciadas así como de las necesidades que las afectan.

Quisiéramos conocer además: ¿Qué intereses personales o de grupo los impulsan a ser candidatos a la función pública que se postulan? ¿Cómo tales intereses se subordinarán a sus servicios al bien común y en especial a los más pobres y excluidos? ¿Cómo harán para sostener en el tiempo los lineamientos de sus propuestas, sin sucumbir sometidos a intereses económicos o propios de la competencia política de cada momento?

5. Aunar esfuerzos

Las presentes propuestas y reflexiones surgen sobre todo de nuestro compromiso como ciudadanos y se dirigen a todos nuestros conciudadanos.

Por ello queremos invitar a aunar esfuerzos para alentar la esperanza y la participación, difundir información sobre candidatos y sus propuestas y concretar el control social de su cumplimiento. La experiencia del Diálogo Argentino en Mendoza ha dejado lazos sustanciales en el orden ecuménico e interreligioso así como con organizaciones de la sociedad civil. Queremos sumarnos para recorrer con mayor éxito el camino ya iniciado hacia una democracia más participativa, transparente y fecunda.
Mendoza, 09 de julio de 2011

[i] Conferencia Episcopal Argentina, Hacia un Bicentenario en justicia y solidaridad (2010-2016) 5

Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 10:57
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 10:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.