Chicas al skate

“Sos una nena, no podés andar en skate”, “Estás rompiendo todo, qué haces”, son algunas de las frases que escuchan hasta el cansancio las chicas que hacen skate, pero eso no les importa.

Ellas, Giovanna (19), Clarisa (19) y Vicky (15) representan las que deciden probar sus habilidades en este deporte tan “masculino” y le ponen el doble de esfuerzo para hacer trucos que quizás a un chico le sale naturalmente. Es que nadie les dijo que podían y de las muñecas a las rodilleras hay un trecho, eso es cierto.

- ¿Cómo se encontraron con la patineta?

Giovanna:
Tenía 16 años y conocí a un chico que hacía skate, creo que la palabra ya me llamó la atención porque nunca había pertenecido a un grupo que anduviera. Directamente me acerqué a la plaza Chile donde estaban los chicos de “old school” y les dije ´quiero aprender´; en ese momento creían si una chica iba a patinar era para gustarle a un chico, no para enamorarse del skate. Después de un tiempo se dieron cuenta de que no era mi caso.

Vicky tiene 15 años y heredó el gusto por la patineta de su papá y su tía. “Tenían una tabla “old school” y la agarramos con mi hermana a los 10 años. Recién ahora me regalaron un skate, para mi cumple de 15 y cada vez que puedo voy a la plaza San Martín o a las rampas del skate park”. Ella nunca tuvo contacto con otros skaters pero se está integrando de a poco. “Se está poniendo de moda andar, cada vez aparecen más chiquitos”, cuenta.

Clarisa, tiene 19 años y se acercó al skate en el 2007. “Yo patinaba de jueves a domingo y empecé en la plaza San Martín, subiéndome en las tablas de los chicos que se juntaban ahí. Un día dije ¡Ah, me encanta esto! y les pedí que me dejaran practicar con ellos, me pasaron una tabla que no usaban y fui armándola de a poco, después pude comprarme la mía y un par de zapatillas bien cómodas”.

Tiiene una nena de 9 meses y tuvo que alejarse un tiempo de las pistas pero quiere volver al deporte que tanto ama.  “Era una bola, no podía subirme a una patineta a tirar trucos y los primeros meses de la nena es muy importante que los pase con su mamá. Ahora, aunque tenga menos tiempo trato de buscar lugares para practicar, en la plaza de mi barrio, en el parque San Martín, donde veo un espacio”.

- Digamos que pasaste la “prueba de fuego”, ¿tus padres que opinan de que sigas con el skate?

Mi mamá y mi papá se acostumbraron. Al principio les decía ´me voy a andar en skate´, llegaba a las 12 de la noche, dejaba la tabla y me iba a bailar. Después las cosas cambiaron y ahora mi mamá me cuida a la nena cuando salgo a patinar. Es complicado cuidar a un hijo, ir a la facultad y andar en skate pero cada vez que puedo salgo con la tabla. Apenas Luisana aprenda a caminar la subo a la patineta, porque me encanta.
 
- ¿Qué significa este deporte urbano para ustedes?

Giovi: Quiero practicarlo hasta que me dé el cuerpo. Creo que el skate es mi cable a tierra. Es lo que me lleva a ser yo y me siento identificada, a pesar de que te miren con cara rara, porque antes era menos común que una chica anduviera en skate.

Clari: Andar en skate me libera, cuando estoy cansada salgo con mi patineta y los auriculares y me olvido de todo.

Vicky: A mí siempre me llamó la atención, porque es parte de la familia, ahora que tengo mi patineta puedo empezar con un grupo.

Nadie puede negar que estas chicas tengan una relación especial con sus tablas, si la besan y charlan con ella al volver a casa para después revolearla cuando algún truco no sale. Le ponen pilas al asunto aunque a veces sea complicado.

- ¿En qué se diferencian de los skaters hombres?

Clari: Lo que pasa es que juega mucho en contra el tema del miedo a lastimarse y uno para andar tiene que estar relajado, tiene que moverse con el skate, no se puede estar duro.

Giovi: La mujer es dura para andar pero si se suelta no tiene mayores dificultades para hacer los trucos, va mucho en la mentalidad de cada una, ponerse una meta y tratar de hacer cada prueba. La dedicación es muy importante. Yo he comprobado que poniéndole dedicación y esfuerzo se logran los mismos resultados sean hombres o mujeres.

-  ¿Entonces alientan a las chicas para que se sumen a la movida skate?

“Queremos que las chicas se sumen a esto pero que realmente lo sientan, que no lo hagan por una moda. Esto requiere esfuerzo, ser  tu propio profesor, no hay que tenerle miedo a los golpes ni a la mugre. Los moretones y la mirada de los otros no tienen que importar. Mientras amen al skate y no se bajen en dos meses, todo bien”, acuerdan las tres.
 
Fotos: Florencia Saurina
 
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 09:51
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 09:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México