Deportes

Messi-Agüero, la dupla que le devolvió la esperanza a Argentina

Messi logró recuperarse en cuestión de días de un fuerte bajón anímico y fue el líder de la primera victoria albiceleste en el torneo sudamericano, en el momento en que más lo necesitaba.

Un golpe de timón a último momento de Sergio Batista revivió la dupla formada por Lionel Messi y Sergio Agüero que brilló en el Mundial juvenil de 2005 y en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y que hoy fue artífice del triunfo por 3-0 sobre Costa Rica que dio a Argentina el paso a cuartos de final de la Copa América.

En un giro que ingresará en los libros de la psicología del deporte, Messi logró recuperarse en cuestión de días de un fuerte bajón anímico y fue el líder de la primera victoria albiceleste en el torneo sudamericano, en el momento en que más lo necesitaba.

"Hubo un cambio de mentalidad y juego, con un brillante Messi", destacó el técnico Batista, quien una y otra vez tuvo que salir a respaldar al crack del Barcelona cuando arreciaban las críticas.

La "Pulga" tuvo su premio como el mejor jugador del partido que le dio la clasificación a los cuartos de final que jugará la albiceleste el sábado en Santa Fe ante el segundo del Grupo C.

El delantero fue el asistente y generador indispensable de una ofensiva que Agüero logró articular junto a Gonzalo Higuaín. Esta vez, la desesperación no ganó al combinado anfitrión de la Copa e insistió ante un débil rival hasta que la pelota finalmente entró.

Primero con un rebote que por fin encajó Agüero tras varios intentos frustrados, luego gracias a los exquisitos pases de Messi al "Kun" y Ángel Di María.

Todo fue distinto esta noche en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, colmado con 57.000 fans albicelestes.

La hinchada le dio una nueva oportunidad a la selección de Batista tras la mala imagen que había dejado ante Bolivia y Colombia y recibió con aplausos cerrados a sus jugadores. Primero festejó cada vez que "Pulga" tocó la pelota, para luego dedicarle ovaciones y despedirlo con un aplauso de respeto y disculpas.

"Muchas gracias por el aliento. Hacía falta este cariño por cómo veníamos", reconoció un Messi sediento de la aceptación de su propia hinchada.

El cambio, facilitado por un rival juvenil con recursos limitados, se basó en que Messi esta vez tuvo socios para jugar y atacar. Al principio faltó movilidad, pero Costa Rica les dio tiempo para practicar y afinar el juego.

Así como Carlos Tevez y Ezequiel Lavezzi mostraron esfuerzo pero también desorden y desesperación en los dos partidos anteriores, esta vez en cambio Agüero e Higuaín dieron respuestas a Messi.

Batista apeló a un plantel con mayoría de aquellos jugadores que ganaron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, su último recurso para conseguir la demandada clasificación. "El mismo equipo de Beijing, nos encontramos muy bien, hicimos ese juego y por suerte salió bien", admitió Agüero, feliz de haber reeditado aquella dupla victoriosa con Messi.

Amigos fuera de la cancha, "adentro también nos llevamos muy bien", aseguró el delantero del Atlético de Madrid. "Siempre trato de juntarme con él. Cualquier jugador quiere juntarse con Leo y para mí es muy fácil jugar con él", añadió.

Agüero también aprobó el cambio de esquema de Batista: "Yo iba por izquierda y Leo por afuera, como juega en el Barcelona. Así tenemos más espacios".

La dupla Messi-Agüero tuvo además el respaldo de un Higuaín punzante, aunque esta noche falto de precisión en las definiciones, y un Di María presente, mientras algunas falencias en el mediocampo y la defensa quedaron disimuladas por la goleada.
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 14:27
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 14:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California