La calidez de las alfombras

Con la llegada del frío, la repetida frase "calor de hogar" adquiere un mayor significado. Utilizar alfombras para abrigar nuestra casa se constituye entonces en un recurso práctico y versátil, que no solo ofrece calidez y confort sino que ayuda también a delimitar espacios, acentuar o dividir áreas, agrandar lugares pequeños, aportar originalidad con formas y colores y completar la decoración de cualquiera de nuestros ambientes.

Aparte del  valor estético que aportan a la ambientación, las alfombras poseen propiedades de aislamiento térmico, porque nos protegen del frío en los pisos, y también acústico, ya que absorben los sonidos y contribuyen al silencio. Además son económicas y de fácil colocación, pudiendo incluso ser ubicadas sobre otros pisos sin tener que realizar obras.

Sencillas o sugestivas, las alfombras se adecuan a todo tipo de ambientes. Suman diseño y textura a nuestra decoración integrando los distintos elementos de un recinto (muebles, iluminación, objetos), permitiéndonos con su sola y correcta ubicación conseguir un resultado armónico y decorativo. Sirven asimismo para destacar un área específica, como objeto decorativo per se, como punto focal, para otorgar carácter a la ambientación o agrupar elementos diversos.


Existe una gran variedad de alfombras para todos los estilos decorativos, que aportan también un gran valor cultural y estético, como es el caso de los aguayos provenientes del norte.
Pueden ser clásicas con flores, modernas con círculos, figuras geométricas o formas abstractas, de diseño o con texturas. Se confeccionan en forma artesanal o industrial y su calidad estará dada por su diseño y el material con que se hayan realizado (lana, hilo de algodón, fibras naturales y sintéticas). Estos distintos hilados pueden ser de pelo corto o pelo largo, con lo que el producto final adquirirá distintos estilos.



En el mercado hay una gran gama de tonalidades, lo que representa una enorme ayuda para coordinar todos los detalles de una decoración ya que la alfombra suma al momento de equilibrar la estética en los espacios. 


No solo pueden utilizarse en comedores o livings, sino también en dormitorios porque aportan tranquilidad y calidez. Otra posibilidad es utilizarlas para vestir paredes, como se estilaba en la antigüedad,  para ambientar lugares amplios, un comedor oficial o un living importante por ejemplo.

Tips:

- Es importante destacar que, para mantenerlas impecables, las alfombras requieren de mantenimiento y limpieza ya que si no se las trata o aspira adecuadamente acumulan polvo y suciedad.



- Elegir el material adecuado según el uso. Por ejemplo, una habitación infantil necesitará una alfombra suave, de colores neutros y confeccionada en un material de fácil limpieza.

- Tener en cuenta las medidas del ambiente. Si la alfombra es demasiado grande, un cuarto pequeño se verá invadido visualmente.


- Combinar los tonos, ya sea utilizando variaciones de la misma gama en ambientes grandes o atreviéndose a la mezcla de colores más potentes en habitaciones más chicas.

Por Paula Duek, diseñadora de interiores de Integral Instituto Superior de Diseño
www.integral.edu.ar
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 13:12
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 13:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'