Cálida, original y amigable con el medio ambiente

Así es la casa que soñaron -y concretaron- Diego y Paula, que actualmente es finalista de un concurso nacional de arquitectura. La vivienda -a pocos minutos de Mendoza- está ubicada en el fondo del lote, por lo que se recorre el jardín cada vez que uno entra o sale. Amplias galerías, eficiencia energética y valiosos elementos reciclados forman parte del hogar de este joven matrimonio.

Esta casa fue desarrollada a partir nuestro inminente casamiento, fue un sueño que para ser sinceros, nunca pensamos verlo concretado. Es por ello que el proceso de diseño fue muy largo a efecto de posponer el inicio de obra.

Partimos del terreno, ya forestado con 3 añosos olivos que nos motivó a ubicar la casa en el fondo del lote de tal manera que pudiéramos recorrer el jardín cada vez que ingresamos o salimos de la casa y preservar los forestales. El terreno tiene 15 metros de frente por 35 de profundidad, y está situado a escasos minutos del Centro de la Ciudad de Mendoza.

Vista frontal.

Propusimos una casa con una máxima eficiencia energética, es así que nuestros ventanales se abren al Norte, siendo la pared Sur horadada por algunas ventanas de pequeñas dimensiones, amplias galerías de cañas hacia el Este y Norte, y hacia el Oeste protección con placas de poliuretano expandido.

Cubierta comedor.

A nivel programático se necesitaba una vivienda mínima, con dos habitaciones. Optamos por ambientes amplios, lo que definió una planta abierta, cocina – estar – comedor integrados, pero separados visualmente por diferentes alturas de techo, columnas y colores. 

La planta se inscribe en una grilla de 10 x 10 metros, subdividida por el espacio principal de 6 x 10 m., el baño de 3 x 4 m. y la habitación principal de 7 x 4 m. La segunda habitación y estudio lo implantamos en el entrepiso de 2,5 x 10 m.

Dormitorio principal.

El proyecto se desarrollo en función de los materiales reciclados que fuimos recolectando. Reticulados metálicos de un galpón fueron la estructura de techos, puertas de frigorífico fueron la entrada principal y secundaria de la casa, grandes cajones de madera de uso industrial fueron las aberturas de la pared Sur, columnas metálicas de una bodega demolida se usaron para la galería y estructura del entrepiso.

Pérgola y rejas.

La altura de las puertas de frigorífico nos propuso la doble altura del estar – comedor (4,60 m.), los reticulados metálicos nos indicaron la profundidad de la casa y galería (13 metros en total).

La construcción se materializó principalmente con ladrillones de segunda (27, 8, 17 cm.) a los que no se les añadió ningún tipo de terminación. En contraste con la rusticidad de muros optamos por porcelanatos para pisos y venecitas color verde esmeralda aplicadas a las paredes de la cocina.

Vista comedor.

Estar-comedor.

A los efectos de lograr mayor control solar, las ventanas de la habitación, baños y las ubicadas en la pared sur del estar se inscribieron en profundas hornacinas que nos permitieron rodearlas de placares, y de ese modo fundir la ventana (es decir el paisaje) en los muebles de oscura madera.

Puerta de frigorífico recuperada.

En cuanto a la idea arquitectónica, primaba la interacción interior -exterior, exterior – interior. De esa manera se mantuvo el nivel del techo hacia la galería de cañas, prolongando las vistas en ambos sentidos, reforzadas por la homogeneidad de materiales.

Vista cubierta galería.

La casa se completó con los elementos que nos permiten su pleno disfrute, tales como una casita en el árbol, pileta y terrazas, horno de barro, chulengo, cortinas de tablillas verticales, un perro descastado e ingrato y otro salchicha. Ambos perros no lograron satisfacer las demandas de seguridad de la propiedad, por lo tanto se colocaron rejas de metal desplegado, pensadas desde un principio.

Por: Diego

Detalle puerta.

Detalle mesada baño.

Carpintería doble altura.

Galería.

Vista desde el jardín.

Eva.
Ficha técnica:

Ubicación:
calle San Francisco del Monte, Guaymallén

Año construcción: 2007/08

Superficies:

Terreno: 585 m2
Cubierta planta baja: 100 m2
Cubierta entrepiso: 25 m2
Galerías: 60 m2

Créditos:

MK estudio de arquitectos 
Fotografías: Silvana Margutti

La obra actualmente es finalista del concurso nacional de arquitectura Premios ARQ.

Premios ARQ intenta rescatar, región por región, la mejor arquitectura. Un premio federal para que todo el país, de Ushuaia a La Quiaca pueda mostrar lo que hace respondiendo a las condiciones siempre particulares de cada región.

Opiniones (2)
20 de noviembre de 2017 | 09:20
3
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 09:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Como original, es muy original! Pero, la verdad, qué fulera les quedó...
    2
  2. Lo mejor de la casa es que con poco dinero reformaron un galpon viejo.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia