Según Alfredo Cornejo, el Gobierno tapa los delitos de Guaymallén y Las Heras

El intendente de Godoy Cruz volvió al ruedo con duros cuestionamientos al gobierno de Jaque. Sostuvo que el Ministerio de Seguridad esconde los delitos que ocurren en los departamentos del PJ y "explota" políticamente los que se producen en el barrio La Gloria, que está en su territorio. También habla de un pacto con la Policía ¿La inseguridad se instalará en la campaña?

Siempre se dice que la inseguridad debe estar afuera de las campañas electorales. Sin embargo, cada cuatro años, la inseguridad vuelve a ser tema de campaña.

Alfredo Cornejo fue ministro del área y ahora es candidato a la reelección como intendente de Godoy Cruz. Y está preocupado por la repercusión pública de los casos de violencia en el barrio La Gloria. Más que preocupado, tiene una sospecha: que el gobierno "explota" los casos delictivos de "su" barrio bravo mientras maquilla o esconde los que se producen en las barriadas conflictivas de Guaymallén y Las Heras, donde el PJ es gobierno.

La supuesta manipulación informativa (acusación que alguna vez él mismo recibió como funcionario del área) es acompañada por otras denuncias graves, como que el Ministerio de Seguridad manda al barrio La Gloria a "los peores comisarios" o que directamente hay un pacto de encubrimientos y mutuos beneficios entre el gobierno jaquista y la Policía.

Aunque el diálogo, además, incluye reflexiones sobre su fallida candidatura a gobernador y arranca por otro tema delicado para la UCR: las malas estadísticas de Ricardo Alfonsín, el candidato a presidente del partido, en Mendoza.

-¿Los radicales de Mendoza van a esperar hasta después del 14 de agosto para resolver a qué candidato presidencial van a acompañar?

-La premisa de que Cristina está muy fuerte y Alfonsín muy débil es una parcial verdad. El problema de la oposición es que está muy dispersa. Hay un cincuenta por ciento y quizás más que está en contra del gobierno nacional. Muchos entendemos que el 23 de octubre (fecha de las elecciones generales) no va a ser lo mismo. El voto opositor se va a ir agrupando en una sola opción, por el voto útil, que es un debate que se va a instalar.

-Eso no habla necesariamente a favor de Alfonsín…

-Claro, habla a favor de un opositor. Pero en teoría, Alfonsín tiene más posibilidades de acaparar el voto útil que otros postulantes.

-¿Y por qué eso no se refleja en las encuestas en Mendoza?

-Creo que no se refleja en ningún lado. No se refleja porque no ha habido un trabajo sostenido de la estructura partidaria para agrupar buena parte de ese voto útil. Pero también es cierto que el 14 de agosto va a ser un test electoral y allí veremos cuan votadas son las otras opciones opositoras. Eso nos va a dar algunas previsibilidades en Mendoza y el país.

-No se nota mucho la militancia a favor de Alfonsín para el 14 de agosto…

-Es cierto que no está con todos los motores encendidos. Pero en Mendoza además hay una particularidad con Alfonsín. Había tres candidatos a presidentes, dos de los cuales eran mendocinos, y finalmente el candidato es el que no era mendocino. Entonces no es lo mismo. Hubiese sido mejor un candidato mendocino.

-¿Eso afectó el ánimo del radicalismo provincial?

-Yo creo que ha tenido algún efecto. Pero bueno, Alfonsín es el único candidato del partido y todo el partido va a trabajar para él.

-¿Y en Mendoza cómo ve la campaña electoral?

-Los dos partidos principales están acomodándose con posterioridad a una elección interna. El radicalismo todavía no entra en el meollo de la campaña como para definir un perfil. Sí lo que hemos definido es focalizar en que se evalúe la continuidad de este gobierno, con el convencimiento nuestro de que los mendocinos no van a elegir cuatro años más del justicialismo de Mendoza en la administración de la provincia. Mendoza tiene que evaluar cómo le ha ido con Jaque y cómo sería el futuro con la misma administración o con el radicalismo. No es especulativo poner el énfasis en esto y no en lo nacional. La campaña del justicialismo tiene una sola idea: colgarse de Cristina y que el arrastre nacional les de la administración de la provincia cuatro años más. No tiene la más mínima creatividad esa campaña.

-¿Entonces Paco Pérez es Jaque?

-Pérez y Ciurca son dos ministros de Jaque, por lo tanto claramente Pérez es Jaque. Y Pérez y Ciurca son el justicialismo de Mendoza, el que ha perdido oportunidades que pocas veces hemos tenido en materia de crecimiento económico y desarrollo de la región. Estamos asistiendo a una incipiente pérdida de liderazgo en Cuyo. Se ve en aspectos simbólicos importantes, como lo es la Copa América. A una ciudad con un desarrollo infinitamente menor, como San Juan, se le dio una sede antes que a Mendoza. Después agregaron a Mendoza. No son buenos administrando ni en la relación con la Nación. La propia refacción del Malvinas Argentinas salió carísima, cualquier constructor te lo dice. Por ejemplo hay un tema emblemático, a cargo de Pérez, que es la red de semaforización. Capital y Godoy Cruz han comprado los semáforos LED, financiando en eso a la Provincia, pero cuando se rompen no hay nada en la Dirección de Vías y Medios de Transporte para hacer mantenimiento de estos semáforos.

-¿Pero en obra pública, este gobierno no ha construido más escuelas que ustedes?

-Es posible, pero la educación no se termina en la infraestructura escolar. Hay que ver los resultados de los chicos en los exámenes anuales. Ha disminuido la calidad de la educación. También son malos en la gestión de la seguridad. Hay que ver cómo está ese tema: uno de los dos helicópteros de la Policía está inutilizado. Otro ejemplo es que nosotros dejamos en 2007 el sistema AFIS (un sistema para digitalizar datos de las personas) que ellos no han seguido cargando.

-¿Cómo es eso?

-Está comprado el material y hay un escáner con el que las huellas digitales iban al archivo. Yo como ministro de Seguridad cargué datos de 30 mil personas. Los principales prontuarios y la gente que se iba deteniendo. Pero después no se cargó más el registro: se volvió al sistema tradicional, en papel y con tinta. Está el sistema en Investigaciones y lo usan. Se han esclarecido delitos con él. Lo que no hacen es cargarlo todos los días. Tiene millones de utilidades ese sistema. Por ejemplo, cuando detienen gente por "portación de rostro". Es un sistema que la Policía tiene en el auto y la red del Tetra está abierta para eso. Entonces pueden detener a una persona, pasarle la mano en el escáner y saber rápidamente si alguien está buscado o no. Han vuelto al anterior sistema porque no quieren cambios. Nosotros habíamos comprado un simulador de tiro con fotos y filmaciones y lo instalamos. Pero todo está en desuso, porque los policías quieren seguir gastando balas. Ese es el sistema de seguridad que tenemos.

-¿Usted ve una posición pro-policías en el ministerio?

-Obviamente. Pero lo peor es que se le ha dado el manejo a la Policía pactando tranquilidad. El pacto es: “Llevémosnos bien y nosotros te cubrimos políticamente”.

-¿Y su relación con la Policía cómo fue cuando se desempeñó como ministro de seguridad?

-Uno no se puede llevar mal con la Policía. Eso lo reconozco. Pero hay que conducirlos y hay que estar con ellos. Acá se ha pactado cubrirlos con todo, con la comisión bicameral de Seguridad también. No está la seguridad en el debate. Antes la seguridad encabezaba los noticieros. Hoy de lo único que se habla en ese sentido es de las bandas del barrio La Gloria. También ha habido crímenes resonantes que ellos califican como ajustes de cuentas. Hay que comparar los homicidios de 2007, cuando yo estuve al frente del ministerio, y los de cualquier año siguiente. El gobierno es malo en la gestión, es malo en obras y es malo en seguridad.

-Pero las bandas del barrio La Gloria son una realidad…

-Resulta que en el barrio La Gloria es en el único que hay crímenes. En Las Heras y en Guaymallén no matan a nadie. Y todos los crímenes tienen vinculación con la barra brava (de Godoy Cruz).

-¿Por qué cree que pasa eso en Las Heras y Guaymallén?

-Porque los cubre el ministerio. El ministerio administra la información. Sólo dicen que “murió” gente cuando hay casos en esos departamentos. Pero mire en cambio cómo salen en los medios los casos del barrio La Gloria.

-Usted dice que hay encubrimiento político de los casos de inseguridad de los departamentos que gobierna el justicialismo…

-Obviamente. Pero además de eso nadie va al fondo del asunto. En La Gloria, lo que hay que hacer es ir un día y cargar en el AFIS a todos los pibes. Va a ver cómo se detiene al que tiene que ser y no van a estar a tontas y a locas. Además, a La Gloria mandan a los peores comisarios.

-Es grave si hay un manoseo de la seguridad a este nivel.

-En el barrio La Gloria tapan todo con que hay dos bandas que se están disputando el liderazgo. Eso explica en forma hollywoodense el tema. No es la realidad. Nosotros tenemos una gran inversión en el barrio: hemos pavimentado calles, hemos hecho una plaza nueva, el polideportivo trabaja en la noche y vamos a hacer un club con el que vamos a participar en la Liga Mendocina. Lo va a dirigir el Rafa Iglesias. Hemos dado subsidios al cura Rubén por 350 mil pesos para dar cursos de capacitación.

-¿Por qué dice que es una ficción lo de las bandas del barrio La Gloria?

-Porque todo lo presentan así, y no los casos. Porque es sencillo y vendedor, en lugar de investigar qué es lo que pasó. Todo es ajuste de cuentas.

-Usted es candidato a la reelección en Godoy Cruz, ¿cree que tiene que tener más incidencia en los problemas de inseguridad allí o no puede ir más allá?

-Yo creo que nosotros tenemos una fuerte incidencia en la parte social, pero hay sistemas que los administra la Provincia casi íntegramente. Tener buena luminaria es mío, pero tener buenos patrullajes para prevenir delitos depende del ministerio y no los hay en la dimensión que debería haberlos. Igualmente no veo mal a Godoy Cruz en materia de seguridad, aunque tampoco está bien. Se ha mejorado un poco en un reclamo por una ola de asaltos a comerciantes en la avenida San Martín. De las 40 cámaras que hay en Godoy Cruz, hemos comprado 9 y ahora hay 12 que vamos a poner a lo largo del recorrido de la ciclovía. El desafío para adelante es potenciar lo que hemos invertido en los polideportivos del este y del oeste, y que los “polis” sean centros de asistencia social, para hacer prevención social. Es el proyecto del futuro. Y lo otro es ponerles más recursos a los clubes y encarar el tema social desde el deporte.

-¿Se quedó con ganas de ser candidato a gobernador?

-Sí.

-¿Y vivió un duelo por eso?

-No es algo que me haya agradado, pero hay que superarlo. No era conveniente una elección interna y esa fue la principal razón. Ahora hay que tratar de que el Roberto sea gobernador y habrá una oportunidad quizás dentro de cuatro años. Si no, nadie se muere si no es gobernador.

Opiniones (1)
20 de agosto de 2017 | 17:52
2
ERROR
20 de agosto de 2017 | 17:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. aunque no trabajo en politica leo todos los diarios y pienso hubiera sido un muy buen gobernador. tambien lamento que lo peor del peronismo este en el poder y que jovenes inteligentes queden afuera. te felicito pibe pero... vas a tener que remar mucho
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial