Deportes

La clase de fútbol de Alfaro en el Malvinas

El técnico de Arsenal, de paso por Mendoza por los encuentros de Copa América, fue consultado por MDZ sobre el rendimiento de la Selección. “Argentina tiene que ser Argentina”, afirmó.

Gustavo Alfaro es un técnico con conceptos simples y claros. Guiado por su naturalidad, ha conseguido hacerse un nombre entre los técnicos jóvenes más prestigiosos y codiciados en la actualidad. De paso por Mendoza para observar los encuentros de la doble jornada en el Malvinas, el técnico de Arsenal fue consultado por MDZ sobre el rendimiento de la Selección Argentina en la presente edición de la Copa América que se desarrolla en nuestro país, y como respuesta obtuvo este discurso que supone una verdadera clase de fútbol.

El DT arrancó exponiendo su postura en cuanto a la actualidad del combinado del “Checho”: “Más que crítico, mi intensión cuando declaré, no en contra de Batista sino a favor del fútbol argentino, era que el fútbol argentino necesitaba una revisión en varios aspectos, porque teníamos que tratar de reformular qué era lo que queríamos buscar, la manera en qué debíamos buscarlo y el camino a seguir. Porque uno quería volver a recuperar una Selección con identidad. Habíamos pasado en los últimos mundiales por distintas recetas que, aparentemente, nos aseguraban el éxito y siempre por una razón u otra, Argentina quedaba al margen de la lucha por las cosas importantes, entonces yo dije que era el momento de instalar un debate, donde creía que había mucha gente potable, dentro del fútbol, como para, poniendo ideas, debatir en torno a cuál era el mejor perfil de Selección que teníamos, incluyendo a Batista. Se decidió por Batista y yo digo que hay que apoyar la posición de Batista más allá que eso no signifique de que uno tenga que ser obsecuente y decir que todo está bien. Yo digo que Argentina está buscando su identidad. Yo no digo que salga campeón de la Copa América, porque no me interesa salir campeón de la Copa América y que después no vayamos al Mundial o no tengamos en el Mundial la presentación que nosotros queremos, lo que sí pretendo es que Argentina encuentre su identidad, su forma, sus titulares porque este es un banco importante de prueba para lo fundamental que va a ser después cuando se empiecen a jugar eliminatorias”.

Sobre la similitud que pretende alcanzar Batista con el Barcelona, Alfaro dijo: “Yo digo que nunca una fotocopia, por más que sea perfecta, va a ser igual a la original. Entonces yo no puedo decir: ´Quiero jugar como el Barcelona o España´ , cuando la idiosincrasia o las características de los jugadores son distintas. España juega con un solo volante central, que es Busquets, y después con Xabi y con Iniesta que son volantes de tenencia de pelota. Nosotros jugamos con 3 volantes centrales. España no juega con posiciones fijas o de pronto el Barcelona no juega con posiciones fijas, van rotando en la cancha; por eso yo digo que Argentina tiene que tener su propia identidad, más allá de a quién uno se quiera parecer o asemejar. Yo digo que Argentina tiene que ser Argentina, porque yo creo que el desafío de un entrenador es poder encontrar el sistema que mejor contenga a las individualidades. Batista tiene que encontrar cuál es la mejor estructura que contenga a nuestros jugadores”.

“Messi es un jugador que lo van a marcar, que le van a doblar la marca permanentemente, que lo van a cortar, por eso cuando más atrás va, peor es; porque los defensores o los volantes no se cuidan de hacerle foul lejos del área, ahí no pesa. Las pocas posibilidades de gol que tuvo Argentina, fueron gestadas por arranques de Messi desde ahí asistiendo a los delanteros. A Messi hay que saber rodearlo. De pronto en la final del 86 le pasó lo mismo a Maradona, pero ese día aparecieron Enrique, Burruchaga y Valdano. Por eso cuando lo marcan a Messi debería aparecer algún jugador que aproveche los espacios que genera Messi marcado. La táctica está al servicio de los jugadores y no los jugadores al servicio de la táctica”, manifestó.

Al respecto de las comparaciones entre la “Pulga” y el Diego, el entrenador explicó: “Son personalidades diferentes y eso no es mejor ni peor. Vos podés tener mucho talento pero no tenés ese liderazgo de grupo, afuera de la cancha, de voz de mando que son propias de las características de otros jugadores. Pero lógicamente que Messi lidera desde el juego. Lidera desde el movimiento de la pelota, es el emblema de la Selección, quien en definitiva enarbola el entusiasmo de todos los demás, entonces a mi lo que me preocupa es que lo rodeen bien, que no lo potencien y que no lo hagan rendir en la verdadera dimensión que el tiene, y el tiene que tener la capacidad, la capacidad que tiene que tener toda figura, de hacer más grandes a todos los que tiene a su alrededor”.
Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 16:08
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 16:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia